Viernes, 25 de Mayo de 2018
Última actualización: 22:04 CEST
Relaciones Cuba-EEUU

La Casa Blanca descarta cambios en su política hacia Cuba

El sucesor de Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel, durante la sesión de la Asamblea Nacional. La Habana, 18 de abril de 2018. (EFE)

La Casa Blanca descartó este miércoles un cambio en su política hacia La Habana tras la revelación del sucesor de Raúl Castro y expresó escepticismo sobre cualquier cambio en la Isla, informa EFE.

"Estados Unidos no tiene ninguna expectativa de que el pueblo cubano vea mayores libertades bajo el sucesor elegido a dedo por Castro", dijo a EFE un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

"Seguiremos mostrando solidaridad con el pueblo cubano en su petición de libertad y prosperidad. Por tanto, no se espera que cambie nuestra política de dirigir fondos hacia el pueblo cubano y alejarlos de los servicios militares, de seguridad y de inteligencia de Cuba", añadió el portavoz.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha prohibido la mayoría de tratos desde Estados Unidos con negocios en manos del Ejército cubano, como hoteles y el comercio minorista en la Isla, y ha restringido el tipo de viajes que los estadounidenses pueden hacer a Cuba, recortó el Huffington Post.

Además, Trump condicionó cualquier negociación con La Habana para mejorar las relaciones a "pasos concretos" hacia la celebración de "elecciones libres" y la liberación de "presos políticos", algo que irritó al gobierno de Raúl Castro.

La portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Heather Nauert, dijo el martes que no es "optimista" sobre el rumbo que tomará la Isla bajo el sucesor de Castro, porque esa transición "no es democrática".

Por su parte, la congresista cubanoamericana Ileana Ros-Lehtinen, republicana por Florida, opinó que la "falsa transferencia" de poder en Cuba "no es un momento decisivo".

"Es otra mentira de la dictadura. Reordenar las sillas del Titanic no significa que el pueblo cubano esté más cerca de la libertad que ayer", razonó en una declaración publicada por su oficina.

"No nos dejemos engañar", pidió Ros-Lehtinen. "Raúl Castro todavía tendrá la última palabra. La opresión diaria de las Damas de Blanco y todos los defensores de la democracia continuará; el régimen seguirá albergando terroristas y fugitivos de la justicia de Estados Unidos", y seguirá "amenazando los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos a medida que continua expandiendo su colaboración con Rusia, China, Corea del Norte, Irán, Venezuela y otros estados paria", añadió.

"Esta farsa no cumple con los requisitos de un Gobierno de transición en Cuba", insistió Ros-Lehtinen. La Administración estadounidense "no debe reconocer este régimen asesino hasta que se cumplan los requisitos básicos" la ley Helms-Burton, consideró y mencionó la liberación de "todos los prisioneros políticos", la celebración de "elecciones libres, justas y transparentes supervisadas por observadores internacionales" y el restablecimiento del "respeto a los derechos humanos fundamentales".

Hasta entonces, afirmó la congresista, se debe responsabilizar al régimen, "independientemente de quien sea el títere de cabecera, por los atroces abusos contra los derechos humanos".

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Juan

Upps! Mr. Trompo in the White House le tocó la trompeta al nuevo inquilino en el Palacio de la llamada revolución.