Lunes, 21 de Mayo de 2018
Última actualización: 22:53 CEST
Política

¿Está preparado Miguel Díaz-Canel para presidir Cuba?

Un camarero mira la sesión de la Asamblea Nacional. La Habana 18 de abril de 2018. (REUTERS)

Miguel Díaz-Canel, un ingeniero electrónico de 57 años, relevará este jueves a Raúl Castro en la Presidencia de los Consejos de Estado y de Ministros, mientras el régimen, liderado por la misma familia durante seis décadas, trata de garantizar la supervivencia.

El hasta ahora primer vicepresidente fue nominado el miércoles en la Asamblea Nacional del Poder Popular y era el único candidato. Los diputados ya votaron y es improbable que lo hayan hecho en contra. El Legislativo siempre aprueba todas las propuestas del Gobierno, y con frecuencia lo hace por unanimidad.

¿Tiene Díaz-Canel capacidad para dirigir el país y enfrentar las presiones que podrían llegarle desde la vieja guardia del castrismo —que seguirá dirigiendo el Partido Comunista— y el Ejército, que controla grandes parcelas en importantes y lucrativos sectores de la economía.

"Es difícil evaluar la capacidad de Díaz-Canel para ser presidente (...). Viene del sistema, pero es la rigidez del sistema el mayor obstáculo para avanzar con los cambios económicos y políticos necesarios", recordó Michael Shifter, presidente del grupo de investigación Diálogo Interamericano, en Washington, informó la AFP. "Será una prueba de su habilidad política", añadió.

Díaz-Canel ha logrado permanecer cerca de la llamada "generación histórica" cuando otros como los excancilleres Roberto Robaina y Felipe Pérez Roque, o el exprimer vicepresidente Carlos Lage —visto en algún momento como probable sucesor— fracasaron. El costo ha sido convertirse en una figura gris y un tanto desconocida, aunque siempre presente en la "fotografía" del Gobierno que tienen los cubanos.

"Díaz-Canel es, dentro de su generación y de otras, el que logró llegar a la sucesión paso a paso, bajo los controles del sistema y las suspicacias de los líderes históricos", destacó Arturo López Levy, profesor de la Universidad de Texas, al diario La Nación.

"Ha hecho lo que ha podido para estar allí, pero no tiene muertos en su conciencia, no estuvo en guerra, no participó en actos represivos", dijo el historiador y politólogo cubano Armando Chaguaceda.

El sucesor de Raúl Castro cumplió con todos los dogmas revolucionarios en busca de la biografía adecuada, desde la militancia comunista hasta las brigadas internacionalistas en Nicaragua. Con 31 años fue elegido miembro del Comité Central del Partido Comunista y con 34 años ya gobernaba en su provincia, Villa Clara.

Raúl Castro lo nombró ministro de Educación Superior en 2009, vicepresidente del Consejo de Ministros en 2012 y primer vicepresidente del Consejo de Estado en 2013. "No es ni un novato ni un improvisado", justificó.

"Ha demostrado obediencia, lealtad y capacidad de gestión. Tiene la imagen de un cuadro político eficiente, de posturas dialogantes y prácticas populares dentro de los sectores revolucionarios, con manejo más moderno de los nuevos códigos. Tiene a su favor un grupo de cuadros en provincias y el aparato central del Gobierno, además de cargos en el Partido que crecieron bajo su tutela y guía", opinó López-Levy.

Pero ¿cuál será su modelo? "Ni Gorbachov ni Maduro: Den Xiaoping", apostó Chaguaceda.

Ni Mijaíl Gorbachov, como el gran reformador que dinamitó el Muro de Berlín, ni Nicolás Maduro, como el elegido por Hugo Chávez para seguir sus lineamientos políticos al pie de la letra, incluso radicalizándolos.

"Con los datos que tenemos, Díaz-Canel apunta a una continuidad con una apertura económica. Insisto en que no se saben ni la personalidad ni la agenda real en un régimen como este, donde han rodado tantas cabezas en la coyuntura actual. Y en los meses que siguen no va tampoco a revelarlo, en la medida en que va a estar acompañado y vigilado por los históricos y el aparato de la policía política", matizó Chaguaceda.

Se espera el nombramiento de nuevos integrantes del Consejo de Ministros en los próximos días.

"El modelo de Gobierno de los Castro probablemente pasará por una transición generacional y quizás adoptará un estilo de liderazgo más institucional y burocrático que carismático y personal como el que estableció Fidel y reformuló Raúl", declaró al respecto a la AFP Jorge Duany, director del Instituto Cubano de Investigación de la Universidad de Florida.

Pese a que se trata de un momento histórico, en las calles de la Isla los cubanos lo han vivido más bien con apatía o limitada expectación.

"Ya lo sabíamos, Granma se ha encargado de que conozcamos al hombre durante los últimos cinco años. A los cubanos nos gusta Radio Bemba y por eso muchos apostaban que Raúl elegiría a su hija Mariela o, sobre todo, a Alejandro (jefe de los servicios secretos). Pero al final había total unanimidad, no solo en el nombre, sino también en que nos da igual uno que otro, nos da igual chicha que limoná", resumió el habanero Alexander Delgado a La Nación.

"No sé qué ocurra entre hoy y mañana ni me importa, es más de lo mismo. Yo lo que quiero es viajar a Estados Unidos", reconoció R. L., un peluquero especialista en hacer a sus clientes los cortes que lucen las estrellas del reguetón o los jugadores de béisbol.

"Pero la realidad es cambiante y en este devenir histórico de las aguas del río, siempre el mismo y siempre otro, no puede ser detenido totalmente, aunque la voluntad y las intenciones sean de inmovilismo", opinó sin embargo el laico Dagoberto Valdés, director del Centro de Estudios Convivencia.

Díaz-Canel tiene ante sí un mandato de cinco años, prorrogable a otros cinco, como dejó establecido para sus sucesores Raúl Castro en 2011, durante el VI Congreso del PCC.

"Arribamos a la conclusión de que resulta recomendable limitar a un máximo de dos períodos consecutivos de cinco años el desempeño de cargos políticos y estatales fundamentales. Ello es posible y necesario en las actuales circunstancias", afirmó entonces el general.

Comentarios [ 15 ]

Imagen de Anónimo

Al final lean el artículo 5 de la Constitución y allí obtendrán la respuesta, el PCC es la fuerza suprema de la nación, que significa que hasta ahora era la misma persona a partir de ayer son dos personas pero el que manda por la constitución es el PCC, entiéndase Raúl y Machado, Punto. Si DC quiere hacer cambios primero tiene que tener la venia del Primer y Segundo secretario del PCC. Entonces quien manda??? Tarea para la casa!!!!! Jajajaja 

Imagen de Anónimo

Está más que preparado para no salirse de la marca de tiza que le han trazado, para no inquietar a la jauría de saurios que lo eligieron entre otras mascotas para encabezar con cabeza de autómata el gran desbarajuste que es la nación cubana. Está más que preparado para no ir más allá de esta victoria o de sus motivaciones personales, y es lógico que después de superar a otros en una mezcla cortesana de suerte y circunstancias en el juego de decapitaciones para alcanzar el poder, no va a sobresalir como gobernante por encima del histrionismo y la supuesta capacidad, competencia o logros de los Castro. Díaz Canel va a gobernar con un libreto delineado por el mismo Fidel para la sobrevivencia del régimen y su permanencia en el poder, nunca para el bienestar del pueblo ni para la restauración de sus libertades, derechos y constitucionalidad, conculcados hace seis décadas.

Imagen de Anónimo

Ay, que ternerita, que diga, ternurita de nuevo presidente tenemos en Cuba la bella...

Imagen de Anónimo

¡Le ronca la Perestroika! 

Imagen de Anónimo

Si le amarraron bien los cordeles como buen títere, SÍ.

Imagen de Anónimo

Fíjense si está preparado, que lo que tiene en mente es llenar el pais de “gimnasios biosaludables”, un país con una generación que desconoce un bistec, y cuatro faltándole un montón de dientes por falta de leche/calcio. Preparado es un guajiro analfabeto con tres bodegas, o un pobre chino sin apenas saber hablar el idioma del país, con tres fondas y un tren de lavao, o un polaco que nunca supo lo que era el agua y el jabón ser el dueño de media manzana de tiendas, no joda nadie!, para lo único que hay que estar preparado es para trabajar, desafortunadamente ésa es la principal “virtud” del progrerio verde olivo.

Imagen de Anónimo

¿Que es estar preparado? En este caso saber escalar -como el que camina sobre huevos- sin romper ninguno. Tiene la virtud de conocer las reglas del juego, y jugar, sin quebrantarlas, esa 'inteligencia'  no le da margen de maniobra (algunos la dicen actitud perruna). La agenda, libreto, o como quieran llamarle, ya esta escrita. Por la mente de estos personajes no pasa la idea de sacar la pata del plato, viven agradecidos y fieles a los que alli lo pusieron y vigilan como en una cena entre lobos. Da igual que sea ingeniero, plomero o agricultor, oriental, matancero, villareño, militar, civil, mujeriego o tarru; el sentido comun --tan necesario para crear cuando hay libertad-- lo emplean para complacer al entorno, sin buscarse lios. En tiempos de Fulgencio Batista, un guajiro casi de la misma zona de Diaz Canel, con poca cultura y salido de abajo como arriador de ganado, pero conocedor y oidor del medio que lo rodeaba, tuvo la libertad de emplear el sentido comun cuando fue gobernador de Las Villas, para hacer caminos, puentes y crear condiciones para que hubiera leche, carne de res y cultivos que llegaran a la poblacion en abundancia, se llamo Segundo Borges. Quiero decir con esto que 'preparado', no es sinonimo de cultura enciclopedica, estar preparado es tener sabiduria adquirida libremente con el batallar de la vida y tener las agallas y el sentido comun para ponerlos en practica con resultados.

Imagen de Anónimo

Más reformista que Deng Xiaoping fue su discípulo Hu Yaobang, secretario general del PCCh. Deng Xiao bajo la presión de los conservadores del partido, lo destituyó en 1987 y colocó al también reformista Zhao Ziyang,  hasta entonces Primer ministro, mientras este último cargo lo cubrió con Li Peng, un conservador. La contestación popular de 1987-89 sirvió a reformistas y conservadores para atacarse mutuamente hasta ver quién se desgastaba primero, mientras el pueblo ponía los muertos. No se puede confiar en viejos dirigentes ni en movidas internas del partido-Estado .

Imagen de Anónimo

Estado y Gobierno son cosas diferentes. El Jefe del Estado es el Presidente del Consejo de Estado, pero el Jefe del Gobierno es el Presidente del Consejo de Ministros. Hasta este instante, D-Canel es SOLO Jefe del Estado. Para que sea J' del Gobierno hay que nombrarlo J' del Consejo de Ministros. Y después de toda esa liturgia, quien verdaderamente seguirá gobernando en la sombra será Raúl Castro, por ser Primer Secretario del PCC. No muchos entienden ese enredo maquiavélico.

Imagen de Anónimo

Jajajaja, es solo en cuba donde los hombres se transforman, de hombre a marionetas, que terrible mutacion, bonne chance Miguelito "la marioneta" del circo de titeres castro.