Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
Última actualización: 01:52 CET
Sociedad

Un trabajo social invisible: las iglesias en Santiago de Cuba

Participantes en el Vía Crucis de la parroquia San José Obrero. Santiago de Cuba, 16 de marzo de 2018. (DDC)

Las iglesias de Santiago de Cuba, católicas y protestantes, inciden cada día más profundamente en la sociedad local. Aunque tienen la evangelización como su función primordial, desarrollan proyectos en comunidades desfavorecidas, donde los misioneros y animadores desempeñan un papel decisivo en la ayuda a los necesitados.

En estos días de Cuaresma, justo antes de las liturgias de Semana Santa y Pascua, las celebraciones eclesiásticas se visibilizan: retiros, actos penitenciales, ayunos y oraciones. Los más llamativos son los Vía Crucis.

La parroquia de San José Obrero, que atiende una amplia población al este de Santiago de Cuba, desde el barrio Abel Santamaría hasta el parque Baconao, realizó su Vía Crucis el 16 de marzo. "Este año no obtuvimos el permiso del Gobierno para hacer la travesía", dice una misionera, "así que lo hicimos como una caminata de oración introspectiva".

Según algunos feligreses, obtener los permisos es complicado, pues se desconocen los tiempos exactos en que deben hacerse las peticiones y los religiosos quedan a merced de la arbitrariedad de las autoridades.

Pero eso no amilanó a los entre 100 y 150 fieles que se reunieron en la comunidad de las Guásimas para caminar dos kilómetros loma arriba hasta el poblado del Carpintero, en la carretera de la Gran Piedra. Allí ubicaron la cruz símbolo del Cristo redentor.

"Fue muy lindo ver cómo las personas salían de sus puestos de trabajo y oraban con nosotros cuando pasábamos", dijo uno de los participantes. "Muchos de ellos ni siquiera son practicantes. Algunos se nos unieron en las diferentes paradas y terminaron el trayecto. Contamos también con la presencia de las Caculta (hermanas de la Caridad) que han ayudado en estos poblados desde el huracán Sandy. Los altavoces no hicieron falta".

Las parroquias destacan por su apoyo a los desfavorecidos: ancianos, niños, enfermos y presos reciben atención constante a través de diversos proyectos.

"Brindamos desayuno diario a niños de las comunidades del Brujo y Siboney", dice una animadora. "Imagínate, damos la leche, que se les quita a los siete años [en el sistema estatal de racionamiento], y pan en esos lugares donde todo es tan irregular. Los padres se quitan un gran peso y están muy agradecidos".

Los niños pasan por la casa de la misión cada mañana, donde les espera el desayuno que sus padres no les pueden proveer. Además, mantienen dos comidas semanales para ancianos de otras comunidades alejadas, gracias a la Pastoral de Cáritas.

Las iglesias protestantes también se preparan para Semana Santa. La pentecostal Asamblea de Dios, ubicada en la Avenida Martí, el 20 de marzo realizó un ayuno con más de 200 feligreses como antesala a la Santa Cena y las Adoraciones, sus celebraciones fundamentales.

"Nuestro primer trabajo es la evangelización", explica la lideresa Linet. "Predicamos la palabra de Jesús y después discipulamos. Tenemos 1.006 casas células en la ciudad de Santiago de Cuba".

A través de las casas células hacen las captaciones en los barrios. El trabajo en las localidades se complementa con la ayuda a los desfavorecidos.

"Tenemos un grupo que se llama Ebrón, con el que ayudamos a los necesitados y desamparados una vez al mes", continúa la lideresa. "Preparamos una caldosa, salimos a las calles a las 11:00 de la noche, adonde nos guía el Señor. Vamos a terminales, hospitales. Somos una iglesia presupuestada, dependemos de nuestras recaudaciones, por ello no hacemos tanto trabajo en las localidades como quisiéramos".

Ambas denominaciones asisten a los presos y a sus familiares con aseo personal y alimentación, entregándoles mensualmente aceite, jabones, pasta dental, papel sanitario.

Las expectativas para Semana Santa y Pascua son de una asistencia multitudinaria a las iglesias. "Cada día tenemos más fieles, ello indica que estamos haciendo un buen trabajo, que vamos por el buen camino", dice una feligresa.

1 comentario

Imagen de Anónimo

DDC, por favor no usen la palabra "captacion" eso es una palabrita que los comunistas han tergiversado y tiene un significado malo. Las iglesias predican y ensenan, las personas hacen la decision de unirse o no. El evangelio no es impuesto es presentado, se toma o se deja. No le hagan el juego a los comunistas. Ellos si captan para su idelogia.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.