Domingo, 22 de Abril de 2018
Última actualización: 00:14 CEST
Sociedad

'El año pasado fue malo y este será lo mismo'

Guantánamo. (ACN)

"El pasado fue malo y este que empieza no será distinto", dijo el jubilado Pablo Herrera, de 63 años de edad. "Trabajarle tantos años a este Gobierno para al final estar así, sin un centavo en los bolsillos porque, nada más cobro, ya lo debo todo en comida. Ni los traguitos que me gustan me puedo dar", lamentó.

Su testimonio coincide con el de muchos habitantes del Oriente de la Isla, que han visto pasar otro año sin mejorías en su vida.

"Se fue 2017 y ni siquiera me pude comprar una radio que quería, de esas que venden con cargador y entrada de memoria USB", continuó Herrera. "Lo que cobro de chequera no es nada para los precios de las cosas hoy en día".

Lianet Rivera, empleada estatal de Guantánamo, aseguró que en 2017 tuvo "pasar hambre para comprar los zapatos de la escuela" de sus hijos.

"Pensé que al menos iba a poder comprar las cosas que necesito para mi casa y ropa para mis hijos. Creí que con el ambiente de 'elecciones' iban a hacer más por los trabajadores, como subir el salario, mejorar las ofertas, por ejemplo. Pero todo es lo mismo y más en esta maldita provincia", criticó.

Para una médica que prefirió no identificarse, 2017 fue un año frustrante. Tuvo que abandonar su misión Venezuela y otros planes que dependían de ella.

"Las condiciones básicas no estaban creadas; admito que pasé hambre", dijo sobre su estancia en el país sudamericano, donde la crisis económica se agudiza cada vez más. Como consecuencia, "no logré abrir un negocio particular, que era mi meta en esta segunda misión" en el exterior, añadió.

Los trabajadores del sector privado tuvieron diferente suerte, según la prosperidad que han logrado en sus negocios.

"Lo que hago no me alcanza para vivir como quisiera por diversas razones, como los altos impuestos, el acoso de los inspectores y los precios de los productos, pero creo que he resuelto algo", dijo un vendedor de churros.

"Me compré una cajita de televisión digital, le arregle la cama a mi mamá y por fin le di terminación a las paredes del frente de la casa", enumeró conforme.

Aunque muchos trabajadores por cuenta propia solo ganan para subsistir, la mayoría de los consultados confiesa que no quiere volver a trabajar para el Estado.

"Me ha ido mejor, gano 40 o 50 pesos al día (dos dólares) y con el Estado solo ganaba 10 pesos… Por 10 pesos no se puede trabajar", dijo un cuentapropista residente en Holguín.

El salario medio mensual de los empleados estatales no supera los 30 dólares al mes.

"Con los 400 pesos que gano da para escasamente comer y nada más", dijo un obrero bayamés de 40 años de edad.

"El año sirvió para algo", ironizó otro residente en Bayamo. "Pude comprar una muda de ropa para la mujer".

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Que desgracia!!! No se dan cuenta que la culpa es del gobierno!!!! Luchen por sus derechos!!!! Exijan a los gobiernos provinciales!! Y salgan a protestar a las calles!!!!! 

Imagen de Juan

Se quejan pero ningunos protestan como los iranies. Y esto están protestando por menos, por que no pueden comprar comida por los precios alto. Los cubanos se quejan porque no pueden estar en el figureo.