Miércoles, 25 de Abril de 2018
Última actualización: 17:19 CEST
Salud

Seropositivos enfermos de cáncer, sin quimioterapia desde hace casi dos meses

Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología. (J. E. RODRÍGUEZ)

La sala de quimioterapia ambulatoria del Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR), en La Habana, suspendió el ciclo de tratamiento contra el cáncer a pacientes seropositivos del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), confirmaron diversas fuentes a DIARIO DE CUBA.

Según Omara Isabel Ruiz Urquiola, quien desde hace cuatro años coincidía con ellos en sus sesiones de quimioterapia, son más de 30 los afectados y no reciben el servicio al menos desde el 1 de noviembre.

"Nadie te va a decir nada, ni siquiera de anónimo. Hay que sentir en carne propia cuando eres apartado por ser sidoso y gay, y para colmo tener cáncer y no ser habanero. Son muchas cosas juntas", dijo uno de los seropositivos, que exigió no ser identificado.

"Sí sabíamos que ya a partir de noviembre en el Oncológico no iban a darnos más quimioterapia", pero "nadie explicó nada", añadió.

"Cuando se corrió un rumor de que periodistas andaban preguntando, un funcionario del IPK nos dijo que se iba a reanudar nuestra quimioterapia, que la interrupción no nos iba a afectar la salud, que la Revolución no deja morir a nadie, y que evitáramos hablar con gente que malinterpretaría la situación", relató.

"Mira, no queremos estar en medio del fuego… lo cierto es que el IPK no tiene las condiciones para dar la quimio y el Oncológico, no sé por qué, no puede seguir dándonos ese servicio. Al menos yo, hasta ahora, no tengo síntomas de empeoramiento, pero sí tengo miedo a que se tarde mucho la solución y sea fatal para mí", afirmó el afectado.

"Esta es la realidad y no es nada nuevo para nosotros… gay, seropositivo, oriental y canceroso, casi todos los de ese grupo reunimos todos los requisitos, y es difícil hablar de política cuando estás en este bache… lo único que quieres es alargar tu vida y tener un poco de paz", concluyó la fuente.

Este reportero se comunicó vía telefónica con el INOR, donde un funcionario que no quiso identificarse rechazó hacer declaraciones. "La Revolución no deja abandonado a ningún enfermo", se limitó a repetir.

Los pacientes portadores del VIH tienen propensión a desarrollar enfermedades oportunistas, entre ellas el Sarcoma de Kaposi, una enfermedad por la que se forman tumores malignos (cancerosos) en la piel, las membranas mucosas de boca, nariz y garganta, los ganglios linfáticos y otros órganos.

"Desde hace años existe una seria preocupación del IPK por la posibilidad de tener un servicio propio de quimioterapia para sus pacientes", asegura Omara Isabel Ruiz Urquiola, en tratamiento por un cáncer de mama que le provocó el funcionamiento incorrecto del gen HER-2 (receptor dos de factor de crecimiento epidérmico humano).

Pero el IPK no ha contado, al menos en la última década, con una cámara de flujo laminar, dispositivo imprescindible para la preparación de las terapias oncológicas. La cámara funciona como cabina de extracción, evitando que la toxicidad de los medicamentos empleados en el procedimiento afecte a la persona que los manipula.

"En mi sesión de quimio del 1 de noviembre, cuando no vi a los muchachos del IPK, indagué por ellos con las enfermeras", recordó Omara Isabel. "Estas me informaron que ya no se atenderían más en la sala de quimioterapia ambulatoria del Oncológico", agregó. "Creí que el IPK finalmente había adquirido la cámara".

Un funcionario del IPK consultado vía telefónica confirmó que el INOR suspendió el servicio de quimioterapia a los pacientes seropositivos. El mismo empleado descartó que el IPK haya comprado una cámara de flujo laminar.

Una búsqueda preliminar en Google arroja que el costo de una cabina de fluido laminar no supera los 12.000 dólares.

"Tal vez el tratamiento de quimio para estos pacientes seropositivos no sea asunto del Oncológico, que prestaba el servicio hasta que el IPK tuviera sus condiciones. Al parecer, el IPK no solucionó su problema y el Oncológico decidió que tampoco es su problema", consideró Omara Isabel.

Archivado en

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

Mira que jodieron diciendo que el "bloqueo" afectaba a los ninos con cancer que no podian recibir medicinas, como para darle al asunto un toque lastimoso. Y cuando vino Obama que mas amistoso no podia haber sido que hasta les devolvio a los espias que deberian haber regresado solo con las patas para adelante, no lo fueron a recibir y cuando se fue el comandanta cenicero escribio su reflexion "el Hernano Obama" poniendolo como un trapo.Se les olvidaron los ninos con cancer cuando vieron la simpatia de la gente por Obama. Aunque no lo crean esas vivoras prefieren a Trump.

Imagen de Anónimo

Y ya fueron a protestarle a  Tony Castro por haberles gastado el dinero de sus medicinas con sus paseos por el Mediterráneo?... porque espero que los cubanos en la Isla sepan que no es culpa del “bloqueo”, sino de un estado donde todos son unos cuatreros. Que no les quede la menor duda. Happy New Year!!! 

Imagen de Anónimo

Es sabido que la importancia de los medicamentos para el pueblo se pierde en el fondo de la lista de prioridades. Ante todo está el asegurar la buena vida de los parásitos de la cúpula y sus familias, el G2 y su ejército de chivatientes y ciberclarias más todo lo que se gastan en propaganda para aparentar que Cuba es un país normal. (Para “ellos” los medicamentos nunca están en falta o que alguien me diga si Fifo careció de alguna medicina cuando le dejó de funcionar el culo).

Imagen de Anónimo

Potencia médica !!!!

Imagen de Anónimo

Pero el ministro de salud dice que aquello está muy bueno, que la esperanza de vida del cubano se sigue incrementando....

Imagen de Anónimo

Si el Estado cubano en 1968 suprimió los seguros médicos privados, ¿cómo se desentiende ahora de garantizar la atención médica que asumió al eliminarlos? ¿Para qué está el Estado cubano? ¿para martirizar al cubano y robarle o para vivir de parásito? No sé cómo la gente aguanta, total si ya no tienen qué perder... porque ni la vida le respetan.