Lunes, 18 de Diciembre de 2017
00:36 CET.
Política

Facebook y Twitter como campo de batalla

Vivimos una época donde las redes sociales han cobrado un creciente protagonismo en la conformación de la opinión pública de las sociedades modernas, un fenómeno impensable apenas unos pocos años atrás. Las redes sociales fueron una herramienta vital en el desarrollo de la Primavera Árabe, donde cayeron varios dictadores de esa conflictiva región. También jugaron un papel fundamental en la elección del presidente demócrata Barack Obama. A través de Twitter millones de personas se enteran de lo que piensa el polémico presidente norteamericano Donald Trump.

Regímenes autoritarios como China y Vietnam bloquean el acceso a Facebook y crean sus propias redes sociales para evitar que los valores e ideas del Occidente democrático inunden su espacio virtual. La dictadura madurista acaba de aprobar una ley que penaliza con cárcel a aquellas personas que promuevan "el odio y la intolerancia a través de las redes sociales" como si la intolerancia y el odio no emanaran precisamente del Palacio de Miraflores, crispando el clima político venezolano a niveles insospechados.

En un mundo cada día más interconectado, ¿cómo entiende el régimen cubano el uso que deben darle sus ciudadanos a las redes sociales? Una anécdota personal funciona para ilustrar cómo desearían los comisarios castristas que los cubanos usáramos las redes sociales.

Durante mi estancia en la emisora estatal Radio Reloj hube de ganarme una reprimenda de su directora por entretenerme demasiado en Facebook y no concentrarme como debía en mi trabajo. Esta mujer me dijo que, como periodista, si usaba esa popular red social debía hacerlo "para la batalla ideológica a que se enfrentaba la Revolución".

El régimen cubano concibe el acceso a internet no como un derecho, sino como un campo de batalla donde se debe demostrar superioridad ante "el enemigo imperialista" y descalificar sus ideas y mensajes de manera permanente. Motivado tal vez por esa filosofía votó en contra de una resolución en Naciones Unidas donde se quería dejar refrendado el acceso a la red de redes como un derecho universal básico.

Impide además que los cubanos tengan un acceso pleno, sin restricciones y de calidad a internet, y entiende que los periodistas oficiales deben usar Twitter o Facebook exclusivamente para reproducir el jurásico discurso del régimen.

En su lógica guerrerista y excluyente, a propósito de la presentación de un manual para aprender a usar Twitter dirigido a los periodistas oficiales, un directivo de la UPEC llamó a esta red social como "nuestro Girón del siglo XXI" donde los replicadores oficialistas deben sin descanso salirle al paso a la emergente sociedad civil cubana que puja —con muchas limitaciones— por salir del marco totalitario en que desea ahogarla el régimen.

A esto se añade que en más de una ocasión el delfín Miguel Díaz-Canel ha llamado a combatir "la banalidad, la superficialidad y el mensaje neoliberal" que a su juicio "está presente en internet".

¿Logrará el castrismo su intención de hacer prevalecer su discurso en las redes sociales? Muy difícilmente. Internet es sin duda una plataforma horizontal donde el internauta puede visualizar una pluralidad de discursos y visiones contrapuestas que el régimen cubano no tolera. El castrismo intenta medir sus fuerzas en el terreno simbólico y discursivo en la era digital, pero a su vez teme que la inevitable expansión de internet en Cuba conlleve a la firma de su epitafio ideológico.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Segun el ciberpolicia Eduardo Fontes Suárez (https://twitter.com/Tatofontes) que salió en un video filtrado hace un par de años, declaraba que Internet es el campo de batalla y que ellos tenian puestas sus tropas allí. ellos no ven Internet como un campo de aprendizaje, de desarrollo y de neghocios, simplemente ven peligro y agresion

Imagen de Anónimo

// Son miniaudiencias o cadenas de miniadiencias *afines* // - - - - - Los medios de difusión y foros de discusión en Internet son (**TODAVÍA**) mares de miniaudiencias, cada una hablándole a "su gente". Sucediendo a veces que grupos de miniaudiencias se encadenan *con afines* y amplían su alcance, pero siguen quedándose *entre ellos*. - - - - - -Podemos (y vamos a) tener medios donde todos puedan participar con absoluta libertad, que serán centros "obligados" de visita para todos sobre un campo de información dado (un país, un arte, etc.). Siempre regímenes totalitarios limitarán el acceso a centros de discusión claros, libres y efectivos, pero si *ni siquiera existen* estamos de todas formas mal. - - - - - Mientras tanto, los castristas solo podrán seguir engañandose y engañando, como tantos, grupos limitadísimos, usando las falacias de difusión de información que son Twitter, Facebook, blogs, etc. - - - - - Podemos (y vamos a) tener medios que sirvan. Esos nuevos medios en Internet que son muy necesarios y que trato que existan tendrían estructuras claras para presentar lo que dice cada participante y para ver las relaciones entre lo dicho.

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.