Martes, 21 de Noviembre de 2017
23:19 CET.
'Elecciones' 2018

Así funciona la farsa electoral del régimen

El sistema de votaciones está montado para que los cubanos tengan casi nulo poder de decisión, explica el Foro por los Derechos y Libertades.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Pedro Benitez

 Farsa electoral es un elemento básico para legitimar la tiranía dinástica.  La capacidad y efectividad que tiene la dictadura militar de guiar a las urnas al pueblo como rebaño para que voten sin saber por quién votan guarda una estrecha relación con el chantaje permanente que sostienen sobre la población.  La dictadura cubana de la familia Castro es única; el análisis que viene al caso cuando claramente se ve que muchos votan, tiene que ver con el miedo, la coacción y la implementación de la tiranía de manera sostenida mediante el condicionamiento del trabajo, la comunidad, la medicina y la educación al poder corrupto.  Los programas sociales en forma de educación y medicina funcionan como mecanismo de extorción política que intentan justificar la miseria y proyectar una sociedad pobre, pero justa.  La tiranía es mucho más vulnerable en la crítica, el análisis y la disertación de la caótica educación y el colapso de los hospitales que en su trampa electoral.  Pienso es importante respetar a los opositores que quieren entrar en el juego de las elecciones fraudulentas, porque aunque van a un callejón sin salida, están interactuando con los ciudadanos de sus comunidades en Camagüey o Centro Habana, y esto agrega valor desestabilizador en cualquier totalitarismo.  El pueblo aún no conoce ni se identifica con ninguna estrategia opositora, cualquier presión al gobierno tiránico y dictatorial, por poca que sea, es positiva.  Es irresponsable ,infantil, egoísta e inmaduro jugar al capitán cebollita en plena tiranía.                        

Imagen de Anónimo

Cientificamente totalitario.

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.