Viernes, 24 de Noviembre de 2017
08:12 CET.
POLÍTICA

Juan Martín Guevara: 'La mujer eterna del Che fue la revolución'

Ernesto Che Guevara es hoy una figura mítica y lo será dentro de 300 años, dijo su hermano Juan Martín Guevara, en una entrevista con la AFP, en la que lamenta no haberlo podido acompañar en su última misión, durante la cual fue ejecutado por soldados bolivianos.

Para Martín Guevara, la muerte del Che "fue un asesinato del ejército boliviano".

"Le sacaron una foto como si fuera un trofeo. El Partido Comunista de Bolivia lo traicionó. No hay ninguna duda de que la URSS tuvo mucha importancia en su muerte. Las dos organizaciones de inteligencia más potentes del mundo en esa época, la KGB y la CIA, estaban muy de acuerdo en que no funcionara ese proyecto revolucionario latinoamericano", señaló.

"No le convenía ni a EEUU, ni a la URSS", añadió.

Asimismo, consideró que si su hermano no hubiera muerto, "Latinoamérica sería libre, soberana, independiente y socialista", que "era lo que él quería".

Según Martín Guevara, no se quedó de ministro de algo en Cuba "porque no era su objetivo en la vida. No era de sentarse en un escritorio. Siempre puso el cuerpo".

En opinión del hermano de 74 años de Ernesto Guevara, el mito del Che es comparable con el de Cristo.

"Si los mitos existen es porque las sociedades los generan. Las dos imágenes más conocidas en el mundo eran la de Cristo y la del Che. Un amigo después de leer eso me dice: 'La de Cristo es mucho más conocida'. Claro, pero a Cristo lo asesinaron hace 2000 años, al Che hace 50 (…) dentro de 300 años el Che va a seguir siendo el Che", auguró.

Martín Guevara dijo a la AFP que "transmitir el pensamiento del Che en Argentina es más difícil, es riesgoso".

"Acá dicen que 'el Che era sangriento y asesino'. Es por el temor que esos valores triunfen donde vos tenés millones de hectáreas, no sé cuántas fábricas, mucho dinero. En otros lugares es más lejano el riesgo. Nada es ingenuo", afirmó.

Sobre su carácter, manifestó que "cuando tenía algo en la cabeza, lo hacía" y que "era visionario, profundo en el pensamiento".

"En 1965 (Ernesto Guevara) vaticina que la URSS va para atrás y recién en los años 90 va para atrás. El legado que deja a la juventud es su ética, su acción, los 'huevos'. El nunca dejó de ser argentino. No pudo olvidar el mate y el asado", señaló.

Según Martín Guevara, ser hermano del Che no siempre fue fácil y presentó al argentino-cubano como un sex-symbol: "atraía a las mujeres", aseguró.

"No era muy exigente en la belleza femenina, tenía que ser gente normal. Hilda (su primera esposa) no era Brigitte Bardot, ni Sofía Loren. ¿La mujer de su vida? Qué se yo. Aleida March es la mujer más importante, le dio cuatro hijos, convivió con él en Cuba. Pero la más importante de sexo femenino fue la revolución, la mujer eterna del Che", concluyó.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 9 ]

Imagen de Anónimo

La revolución de mujer, y el paredón de marido, viva del bisexual heroico.

Imagen de Anónimo

El nunca dejó de ser argentino. No pudo olvidar el mate y el asado"Por eso en cuanto pudo se fue de la isla, ..."este cabron de la barba me acabara con los asados" se dice que era otra de sus premoniciones..Peyo

Imagen de Anónimo

Juan Martín era el hermano menor del Che. Se casó en su momento con María Elena Duarte, una argentina muy buena persona, a la que conocí en La Habana. Luego se separaron. Su hijo, Martín Guevara Duarte vive en España y heredó de su madre la bonhomía, ya que es un gran crítico de la revolución. Recomiendo seguir sus notas y libros. Pero de JM muchos me hablaron mal, porque vivió gracias a los negocios relacionados con tabaco (creo que en Canadá) que el gobierno cubano le permitió hacer, convirtiéndose en un capitalista feroz. En realidad, la mayoría de los Guevara se hicieron capitalistas, que viven de la marca "Che" (los hijos) o de los negocios con el gobierno (los sobrinos). Esa generación post Sierra Maestra, es bien capitalista incluyendo a los Castro, Machado, etc. No lo dijo el Che, pero lo digo yo: la vanguardia se convirtió en un nido de oportunistas.

Imagen de Anónimo

Jajajaja dice el tipo que su hermano vaticinaba las cosas, que vaticinó que la URSS iba para atrás y así fue. Oye, hermanito careguante y vividor, dime si también vaticinó la manera en que se ha hundido Cuba 

Imagen de Anónimo

El Che será un mito solo mientras exista el castrismo. Cuando el mundo lo conozca de veras coimo lo que era, un aventurero ilustrado, maoista-estalinista,  asesino sin temblarle la mano, y un hombre de poco talento que se equivocó en absolutamente todo lo que hizo en su vida, se acabará el mito.El unico merito que puede trascender del Che es que no era un corrupto comoo el resto de sus  coelgas comendantes de la "revolución" cubana, y que creía en el munjodque él mismo se inventó, al punto de que diko la vida por esas idikoteces en las  que creía.Aníbal  

Imagen de juanvaldescesar

Protestaba por todo. Era tozudo, irascible y caótico. Tenía la lengua afilada y disfrutaba haciendo llorar. Se consideraba un profeta y hacía gala de un mal genio casi permanente. Así es el comandante Guevara que aparece en el nuevo libro de J.J. Benítez, «Tengo a papá. Las últimas horas del Che» (Planeta), en el que el escritor narra el descenso al infierno del guerrillero argentino en la selva de Bolivia hasta su ejecución sumaria en octubre de 1967 a manos del Ejército. Benítez comenzó esta investigación periodística a partir del testimonio de un ex agente de la CIA que fue testigo de la muerte del revolucionario. Su relato también se nutre de los diarios de personas que estuvieron cerca del mito comunista y las declaraciones de militares bolivianos.–¿Qué imagen tenía usted de joven sobre el Che?–Le venía como a un libertador, un mito. Tenía una imagen algo difusa. Yo no sabía realmente lo que había pasado con él, pero cuando me puse a investigar sobre él me di cuenta de que todo estaba todo manipulado.–¿Qué rasgos del Che Guevara descubrió durante su investigación que desmienten al mito ?–Era un hombre desequilibrado, violento, machista, muy culto pero muy poco tolerante, con unas ideas revolucionarias terribles, donde lo único que importaba era la sangre y la guerra para combatir al imperialismo yanqui. Quiso lanzar bombas nucleares sobre Estados Unidos. Era un demente sanguinario. No tiene nada que ver con lo que nos habían contado a mi generación. Nos han estado mintiendo. Al mismo tiempo, tenía una cultura enciclopédica, le gustaban las matemáticas y la lectura. Y le fastidiaban mucho los honores. Al final, las circunstancias lo convirtieron en un héroe.–¿Es verdad que Fidel pudo haberle rescatado de Bolivia pero prefirió dejarlo morir?–Así es. El Che se fue a Bolivia con mapas manipulados por los cubanos y con una radio sin capacidad para transmitir. Fidel le pudo conseguir munición, comida y apoyo del Partido Comunista. Todo eso falló. No me creo que los servicios de inteligencia cubanos le den unos mapas de Bolivia con errores. Fidel le envió a una muerte segura.–¿Por qué Guevara nunca habla mal de Fidel antes su compañeros de guerrilla?–Él sospechaba de Fidel, pero no tenía sentido decirles a los revolucionarios que le acompañaban que Cuba les había traicionado, no podía reconocerlo delante de sus hombres. Estaba aislado. Se limitaba a cantar tangos, a fumar en pipa y a escribir su diario.–¿Era un buen soldado, un buen estratega?–No, cometía muchos errores. Los propios guerrilleros le decían que los mapas estaban mal y que la guerrilla no contaba con el apoyo del campesinado boliviano. No tenían logística. En esa situación tienes que marcharte, pero él siguió adelante, condenando a más de cuarenta soldados a una muerte casi segura.–¿Pero en Cuba él sobresalió como guerrillero?–Por eso era un héroe. Actuaba como un suicida, se lanzaba a la batalla como el primero, eso le granjeó muchas simpatías en Cuba. Pero las cosas empezaron a cambiar cuando se decantó por una filosofía que no era el castrismo. Fidel le dejó entonces que siguiera con sus guerritas, que en el fondo era una manera de quitárselo de en medio, porque en Cuba era un problema.–Cuando lo atrapan, ¿puede intuir Guevara que será asesinado?–Creo que él mantuvo la esperanza de que lo juzgaran, pero el Ejército boliviano no quiso arriesgarse a lo que supondría un juicio al Che.–¿Sigue habiendo misterios en torno a la figura del Che?–Sí, empezando por el paradero de sus restos mortales. Yo sostengo que sigue enterrado en Bolivia. Su cuerpo fue incinerado y como no se quemaba del todo lo desmembraron y lo enterraron en cuatro lugares de un cuartel. En Cuba, sin embargo, tienen un memorial con los supuestos restos del Che.–La CIA quiso llevarse vivo al Che, pero Bolivia optó por matarlo. ¿Fue así realmente?–Los norteamericanos son unos mentirosos compulsivos. No te puedes fiar de las intenciones de la CIA. Que la CIA avise a los Mossos d’Esquadra en mayo de que habrá un atentado en las Ramblas de Barcelona sólo puede ser o bien porque tienen topos infiltrados entre los yihadistas o bien porque ellos han creado el movimiento yihadista. O los creas, o participas en ellos o los alimentas. O las tres cosas. A los norteamericanos les interesa un sistema de creación permanente de terror.–¿Hoy es inviable una figura revolucionaria como la del Che?–Es muy difícil que alguien así pudiera prosperar hoy día. Y si lo hiciera sería calificado de terrorista, que probablemente es lo que eran aquellos guerrilleros. En esa época se les llamaba revolucionarios. El Che fue un terrorista y hoy sería un yihadista. Es alguien que fusila a cientos de soldados en Bolivia en nombre de la libertad. ¿Qué libertad es esa? Era un radical que estaba en la cuadrícula de China, del marxismo maoísta. Por eso se enfrentó a Fidel Castro. Las fricciones entre ambos vinieron por desavenencias ideológicas.–¿Se ha tomado licencias literarias en el relato sobre Guevara?–En absoluto. No he recurrido a la ficción ni he recreado literariamente los últimos días del Che. El material que tenía era tan fuerte y tan vivo que entendí que no era necesario.–¿Sus lectores se van a sorprender de encontrar un libro suyo tan distinto al resto?–Supongo que sí, porque lo habitual es que se encuentren con otro tipo de investigación basada en misterios. Pero yo soy periodista y he hecho muchas investigaciones que no tienen nada que ver con lo habitual. Y seguiré haciéndolas, por pura curiosidad. J. J. Benítez: «Hoy el Che Guevara sería un yihadista»

Imagen de Anónimo

Empece a contar la mierda que a hablado este tipo y perdi la cuenta!!!

Imagen de Anónimo

¡Vaya machismo! A, que "no era muy exigente en la belleza femenina?" Ellas evidentemente tampoco lo eran si terminaro con él. Digamos que el Che tampoco era un varón ejemplar. ¿Qué carajo nos importan las preferencias estetico-sexuales del Che? Dejen a las mujeres en paz, caramba.

Imagen de Zoyla Bárbara Pérez Sosa

Este hermanito acomodado es UN PENDEJO!!!!