Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
15:31 CET.
OPINIÓN

Se acabó la luna de miel entre Cuba y EEUU, dice Antonio Rodiles

El opositor analiza la más reciente sesión de la ONU donde intervino el presidente norteamericano Donald Trump, y refuta el discurso del canciller cubano Bruno Rodríguez.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Pedro Benitez

 Un tema central y principal que es completamente ignorado por los opositores desde el punto de vista estratégico.  El inmenso desastre en la infraestructura y el caótico descenso en la preparación del personal de los colapsados programas sociales presentan el punto más débil de una tiranía sin joyas en la corona.  El presupuesto no da para reprimir e invertir en los programas sociales al mismo tiempo; los opositores no generan ideas para explotar semejante vulnerabilidad.         

Imagen de Anónimo

En Cuba se vive un infierno. Esto es lo que yo veo en Cuba, todo lo que dice Rodiles es cierto.Que regimen tan cinico!  Se burlan cinicamente de los demas. Porque se sientes intocables. 

Imagen de Zoyla Bárbara Pérez Sosa

Desconfío por naturaleza de cualquier político, pero lo que dice Rodiles, PARA MÍ, es totalmente verdad!!! 

Imagen de Pedro Benitez

Definir el final de la luna de miel entre ambos países puede ser tan difícil como anticipar un punto de inflexión en las relaciones diplomáticas con embajadas abiertas.  Las mieles del poder en el 2017 se concentran entre el antagonismo político de isla a imperio y las remesas de Miami junto al turismo y más impuestos.  Los factores que definen la estabilidad de la tiranía continúan inafectados, y si el trueque que persigue la familia Castro es menos economía y más guerra fría, es una estrategia aceptable desde el punto de vista tiránico.  Los antimotines son de último recurso, y están bien engrasados para demostrar que no piensan ceder cuotas de poder.  La estabilidad de la dictadura y la proyección de la tiranía dependen más de los programas sociales que de la fuerza de los militares cubanos o de la ruta que siga la política de Estados Unidos hacia Cuba, y desde esa base se puede partir para entregar una mejor visión del futuro de la nación.