Martes, 21 de Noviembre de 2017
20:05 CET.
Vivienda

Afectados por un derrumbe, sin soluciones y con las vidas en peligro

Archivado en

"Siempre te dicen palabras alentadoras, te dan esperanzas, pero no resuelven", dijeron a DIARIO DE CUBA los afectados por un derrumbe ocurrido el lunes a las 6:20 de la tarde, en el número 677 de la calle Corrales entre Carmen y Figura, municipio Habana Vieja.

El techo de dos habitaciones de la planta superior del inmueble colapsó, dejando atrapado bajo los escombros a un niño de 13 años, quien tuvo que ser rescatado por los bomberos. Afortunadamente, el derrumbe no causó heridas graves a ninguno de los habitantes de la casa.

Además del niño, la familia está compuesta por otras seis personas. Entre ellas hay dos ancianos y una mujer incapacitada por causa de un accidente.

"Están vivos porque fue por la tarde", dijo una vecina. "Si llega a ser de noche, el techo le cae encima a los que duermen es esos cuartos".

El martes 26 por la mañana, una brigada del Servicios Especiales de la Construcción (SECONS) apareció para apuntalar la planta baja y remover los escombros, que ya la familia había sacado al exterior del inmueble.

"Nosotros limpiamos esto y aseguramos", dijo uno de los trabajadores a DIARIO DE CUBA. "Arreglar o construir ya le toca a Vivienda".

En horas de la tarde del martes, aún no había sido enviado al lugar ningún inspector, arquitecto u otro especialista de Vivienda para evaluar la situación y dar una respuesta concreta a los afectados sobre las medidas a tomar por las autoridades.

"Por aquí no ha pasado nadie", aseguró a DDC uno de los miembros de la familia, quien además explicó que la vivienda fue declarada inhabitable desde 1967.

También desde hace años pesa sobre la casa una orden de demolición, según les informaron a sus habitantes las autoridades de Vivienda.

"Lo único que han hecho es proponernos un albergue una vez, pero en Santiago de las Vegas", comentaron. "Las condiciones de un albergue son muy duras y, además, hay montones de casas vacías que nos podrían asignar".

El primer derrumbe parcial lo sufrieron en junio, cuando un pedazo de techo cayó, alarmando a la familia. Desde entonces, han hecho diversas gestiones con Vivienda y el Poder Popular, sin resultado.

"A mí me dijeron que me podían dar un subsidio para reparar", explicó la señora incapacitada. "Pero primero me tienen que hacer un expediente por la incapacidad. Es un proceso".

Con este derrumbe, la familia perdió casi todos sus implementos de cocina y varios muebles. Se han visto reducidos a las habitaciones que conservan el techo. Estas también están en peligro de derrumbe y las paredes muestran severas rajaduras y desconchados.

"Lo que quieren es que aquí haya un muerto", expresó una vecina, refiriéndose a las autoridades de Vivienda. "Ese niño está vivo de milagro", concluyó.

La situación en la planta superior afecta también a los vecinos de la planta baja, que está siendo apuntalada por el SECONS.

"Mi casa está llena de agua", dijo la vecina de abajo. "Antes eran filtraciones, pero ahora es agua por todas partes. Aunque me apuntalen, mi problema no se va a arreglar hasta que se arregle el de ellos".

El delegado del Poder Popular, con quien también la familia ha hecho gestiones infructuosas, no se encontraba presente en el momento de la visita de DDC, pero sí se personó en la casa un funcionario que se identificó como del Consejo de Administración Municipal.

"Para darles una entrevista tengo que consultar con mi jefe", dijo. "Pero lo que sí puedo decir es que estamos buscando una solución para estas personas".

Esta respuesta es la misma que lleva recibiendo la familia hace años. Nada concreta, sin nombre para las soluciones y sin la premura que necesita una situación en la que están en riesgo vidas humanas.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

"Siempre te dicen palabras alentadoras y te dan esperanzas" y más adelante "hay casas vacías que nos pudieran asignar". Ese es el lenguaje del cómplice; si las palabras de quien te oprime te alientan y te dan esperanzas entonces tienes un síndrome análogo al de la mujer maltratada. Si luego estás esperando que te ASIGNEN una vivienda entonces formas parte del jueguito que le gusta al gobierno. Asignar es un verbo muy usado en los regímenes totalitarios  y cuando la víctima usa los mismo esquemas es porque acepta ser esclavo. Corrales entre Carmen y Figura, zona de guapetones baratos de barrio y en vez de salir a la calle y demostrar esa guaperia se quedan esperando que le asignen, en vez de ser asignados seguirán siendo resignados, para no invertir el orden de la n y la g 

Imagen de Anónimo

Me pregunto cuantosde estos afectados son complices del regimen, reprimen la disidencia, acuden masivamente a los actos de reafirmacion comi-masoquista en la plaza? la proporcion es elevada. Los pueblos tienen lo que se merecen

Imagen de Anónimo

Que horrible situation, que Dios Los ampare  y que pronto puedan encontrar un lugar seguro donde vivir.