Jueves, 23 de Noviembre de 2017
19:46 CET.
Sucesos

Un piano, una bocina, cuatro ventiladores… los ladrones se ensañan con la iglesia de San Germán

La iglesia de San Germán, Holguín, ha sido blanco de robos y actos vandálicos desde el 2010 hasta la fecha. Las medidas tomadas por las autoridades no han sido suficientes para evitar que esto ocurra una y otra vez.

No es un problema exclusivo de la parroquia. En San Germán casi a diario se reportan robos, principalmente en bodegas y mercados, aunque los establecimientos tienen custodios. El índice de captura por parte de la Policía es bajo, lo que provoca críticas de los pobladores.

Según narra José Luis Pórtela Ricardo, trabajador de la iglesia, la primera vez que robaron, en el año 2010, se llevaron cuatro ventiladores y una bocina de un equipo de audio. En esa ocasión, los malhechores rompieron una ventana para entrar.

Más tarde, fueron reparados el techo y paredes de la iglesia. Sin romper nada, los ladrones volvieron a robar. Esa vez se llevaron un piano y el equipo de audio. Aunque muchos sospechan que alguno de los trabajadores a cargo de las labores dejó una puerta abierta, no se ha podido probar.

En ambas ocasiones la Policía no capturó a los responsables.

La iglesia ha sido además atacada con piedras en dos ocasiones. "Ha quedado muy deteriorada, con los cristales rotos", dijo una joven. "Han tenido que ponerle pedazos de zinc viejo, cartones de caja y tablas clavadas para clausurar las ventanas que han sido dañadas".

En 2016 la iglesia sufrió otro robo. Esta vez, un ventilador.

Al coincidir con la reparación de la casa parroquial, fue necesario trasladar todos los equipos de valor para la iglesia. Para intentar evitar nuevos robos, se estableció que el padre Ricardo, actual sacerdote de la parroquia, la cuidara unos días y José Luis Pórtela otros. Pero actualmente nadie la está vigilando.

La instalación de un punto WiFi frente a la parroquia propicia nuevos daños, temen feligreses. Allí permanecen personas de noche y madrugada para conectarse a internet.

La iglesia de San Germán fue construida en 1938 y nunca se le ha podido agregar una cerca perimetral por falta de permiso del Gobierno. Ante la inseguridad, todos los equipos (audio y ventiladores) han sido trasladados a la casa parroquial. "En estos momentos, a la iglesia solo la cuida Dios", se quejan vecinos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

23:07 no te burles del Señor, ni de los que sufren tiranía y opresión, todo va y viene...

Imagen de Anónimo

La policia no da abasto, esta muy ocupada haciendole seguimiento a los disidentes de san german!Tienen que pedirle un milagro al 'senor'