Miércoles, 17 de Enero de 2018
21:14 CET.
ALIMENTACIÓN

Economistas: 'La libreta de abastecimiento es un fósil'

La "libreta de abastecimiento", limitada hoy a la distribución de unos pocos productos, es considerada por economistas un mecanismo arcaico, con poco sentido, cuyo fin ya quedará para dirigentes del futuro.

"Es un sistema bastante obsoleto", opina Pavel Vidal. Y para Mauricio de Miranda se trata de "un fósil".

Ambos son economistas y académicos cubanos radicados en Colombia.

En declaraciones a la AFP, Vidal sostiene que el general Raúl Castro no acabó con la libreta porque sería una medida impopular.

"El Estado emplea el 70% de la fuerza laboral y mientras la economía y sus salarios no mejoren, dependerán de los subsidios universales para no caer en la miseria", señala.

Por su parte, De Miranda cree que sería preferible subsidiar a quien lo necesite y no al producto.

"¿Qué sentido tiene permitirle a una persona que tiene relativamente altos ingresos que compre unos huevos baratos?", se pregunta.

Aun así, agrega, el Gobierno "no cambia el sistema porque vive inmerso en el cálculo económico y el costo político".

"Es una medida que se ha ido posponiendo y quedará para la próxima generación de líderes cubanos", remata Vidal.

En abril de 2011, Raúl Castro defendió la necesidad de eliminar el mecanismo de racionamiento. En aquella ocasión dijo que había sido establecido como "una vocación igualitaria en momentos de escasez, para proteger al pueblo de la especulación y el acaparamiento con fines de lucro".

Sin embargo, dijo que se había convertido, con los años, "en una carga insoportable para la economía y en un desestímulo al trabajo, además de generar ilegalidades diversas en la sociedad".

Cuando quedan pocos meses para su anunciada retirada del Gobierno, no hay señales de un fin para la "libreta".

Durante más de medio siglo, los cubanos residentes en la Isla han recibido una "cuota" mensual de alimentos a precios subsidiados. Sin embargo, en los últimos años se ha ido reduciendo el número de productos a poco más que azúcar, arroz, frijoles, huevos, pollo, aceite y café en pequeñas cantidades que no suplen ni siquiera las necesidades de diez días.

Con un salario medio que no alcanza los 30 dólares, las familias tienen que acudir a las tiendas en divisas y a mercados en los que rige la ley de la oferta y la demanda para completar su canasta. Los cubanos se quejan de que escasean las ofertas y de la constante inestabilidad de los productos, además de los altos precios.

Opiniones

Desde Cayo Granma, donde viven 1.200 personas, la mayoría pescadores, Noel Santiesteban, un profesor jubilado de 65 años, en silla de ruedas, dice a la AFP que la "tarjeta" es "la garantía de que vas a tener, aunque sea un poquito, que llevar a la mesa".

De todas formas, cree que "languidece" y recuerda que "antes incluía hasta cigarros". "Esto no hay que verlo como una derrota, pero la libreta va perdiendo su significado", afirma.

Para Santiesteban, que recibe el equivalente a 12 dólares al mes, la economía deberá mejorar para que "se vaya la libreta".

En opinión de Esther Rodríguez, que junto a su esposo cultiva mangos y cría cerdos en El Caney, en Santiago de Cuba, y por cuya producción reciben tan solo 125 dólares del Estado una vez al año, "si quitan la libreta va a haber problemas otra vez".

Luis Silva, que da vida al jubilado Pánfilo de Vivir del Cuento, considera que "la gente ya la tira un poco al olvido".

Todavía se sigue usando, por supuesto (...) pero me parece que nadie puede vivir con lo que dan" por la libreta, afirma.

"De alguna manera hay una desigualdad antes de desaparecer. No ha desaparecido y ya hay gente que no le interesa la libreta, no coge nada" de lo que trae, reflexiona.

En su casa, asegura a la agencia francesa, todavía se utiliza "la libreta de racionamiento".

En uno de sus espectáculos en vivo, en La Habana, Pánfilo canta "pon a la libreta en un panteón/ que ya cumplió su función".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 12 ]

Imagen de Anónimo

Lo que menos se puede decir es que la libreta esa es una carga para la economía.En un país donde el salario mínimo coquetea entre 10 y 15 dólares al mes se pueden dar el lujo de mantenerla por los siglos de los siglos.Mas carga para la economía son los Castros,su familia y todos los dirigentones que llevan pegao a la teta más de 58 años.

Imagen de Amadeus

Hay que felicitar a todos los que pudimos escapar. Pero debo confesarles algo, aunque parezca cínico, cuando voy al supermercado ni me acuerdo del bochorno de la "libreta", me parece que toda la vida he tenido un supermercado.

Imagen de Anónimo

Para mi esa basura es la prueba del fracaso del sistema comunista.

Imagen de Anónimo

Pero políticamente juega su función,por eso no se ha eliminado/////el bobo alipio*+

Imagen de Anónimo

Esa cosa que le llaman libreta de abastecimiento y que en realidad es una cartilla de RACIONAMIENTO es lo mismo que un mojón duro y seco pinchado en un palo en manos de un niño travieso!!!!

Imagen de Anónimo

La libreta de RACIONAMIENTO siempre fue una m... pinchada en un palo. Lo que daban apenas duraba 15 días y eso en la época en que aún aquello no estaba tan malo, años 60, pero mientras la mayoría de la población tenía que conformarse con el quinto diario de leche de vaca o las 6 latas de leche condensada al mes, en las casas de los jerarcas la leche entraba por garrafones así como el resto de comida que era por sacos. 

Imagen de Anónimo

Que la quiten, que la quiten, esas libreticas tenian que haberlas enterrado junto con el comandante en jefe muerto, incinerarlas.Por Dios que cochinadas de libreticas, para darle tres huevos al mes a los vagos engendrados por el comunismo, por Dios!!!

Imagen de Anónimo

EL QUE ES UN FÓSIL ES EL CRIMINAL RÉGIMEN DE LA HABANA. ¡A S E S I N O S!

Imagen de Anónimo

Si el sistema estuviera inmerso en el cálculo económico, la economía sería floreciente, según la regla de Von Mises.

Imagen de Anónimo

Libreta de Racionamiento, no de abastecimiento.