Sábado, 21 de Julio de 2018
Última actualización: 13:29 CEST
Política

Las estrategias de los opositores cubanos (II)

Una integrante de las Damas de Blanco bajo represión policial. (GETTY)

Tal como había prometido en un artículo anterior, lo que sigue es un ejemplo de la aplicación del análisis de FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) para una evaluación preliminar de las actividades de cualquier organización o grupo oposicionista en Cuba o del exilio. En la práctica este análisis se debe realizar con la participación de varios expertos conocedores de las condiciones imperantes en Cuba en un momento dado. El grupo debe estar coordinado por alguien que mantenga el orden del intercambio durante el ejercicio.

Comienzo por las variables intrínsecas que caracterizan a la oposición, o sea, sus fortalezas y sus debilidades, seguidas de las variables externas que la afectan, esto es, oportunidades y amenazas. En el primer cuadro se exponen las fortalezas del modo más realista u objetivo posible. Debe tenerse en cuenta que el objetivo del ejercicio es hacer una evaluación crítica de las estrategias con el fin de mejorar su impacto en actividades sucesivas, las cuales requerirán ser revisadas y evaluadas sucesivamente.

Fortalezas

Empezando por las fortalezas yo propongo que una de ellas es que en Cuba existe una cierta cantidad de ciudadanos que no aceptan el estado de cosas implantado por el régimen castrista y están dispuestos a diversos grados de sacrificio personal a favor de un cambio de gobierno.

Otra fortaleza es el hecho de que los opositores en Cuba existen a lo largo y ancho de la Isla y parece que han ido creciendo en número.

Una tercera fortaleza es que los opositores en Cuba parecen contar con un buen grado de simpatía o solidaridad pasiva de otros cubanos aun cuando los mismos todavía no participan en actividades oposicionistas.

Hay que incluir como una cuarta fortaleza la existencia de muchas formas de apoyo continuo y decidido por parte de múltiples fuentes del exilio cubano. Aunque puede parecer insuficiente y fragmentado en la actualidad, el apoyo internacional existente es de hecho una quinta fortaleza.

Debilidades

Paso al cuadro de las debilidades, no necesariamente en orden de importancia o intensidad. Una de ellas en mi opinión es la falta de diversidad en las actividades oposicionistas que con mucha frecuencia se concentran casi únicamente en la protesta, lo cual es necesario pero no suficiente.

Otra debilidad es el número insuficiente de cubanos que participa en actividades de oposición, deficiencia que se puede atribuir a otra debilidad, la de no tener un discurso más convincente por parte de los líderes de la oposición que inspire a otros cubanos a unirse a la oposición de manera activa. Ya se señaló que la denuncia abstracta de las violaciones de derechos humanos debe traducirse en términos más concretos y cotidianos, que lleguen con mayor impacto a la población.

Es también una debilidad lo que se percibe como poca coordinación de actividades entre opositores. No se trata de actuar al unísono, pues la variedad en tácticas es necesaria para probar aquellas que tengan mayor impacto. El punto es tener un discurso mejor enfocado en las muchas debilidades del castrismo que no han sido bien explotadas. Por ejemplo, la obstinación del Gobierno en coartar la libertad de microempresarios pobres como los carretilleros y otros vendedores ambulantes en las ciudades es un abuso extremo de poder que debe ser comunicado a los ciudadanos y explicado como una política que solo tiene como objetivo el control de la población por medio de su empobrecimiento.

Oportunidades

Pasando a las variables externas comenzamos con el cuadro de oportunidades que potencialmente pueden servir para aumentar las fortalezas de la oposición. Entre las oportunidades de más promesa pero con gran incertidumbre está la del hecho que los líderes llamados "históricos" del Gobierno están siendo reemplazados gradualmente por funcionarios (o militares) más jóvenes que no se sabe cómo piensan con relación al régimen castrista.

Es razonable suponer que existe entre ellos una buena medida de disidencia que se mantiene en silencio. La falta de libertad de expresión los afecta a ellos tanto o hasta más que al ciudadano común. En presencia del desgaste ideológico que ha sufrido el marxismo en Cuba y de la ostensible incapacidad del régimen de estabilizar la economía del país y reducir la desazón en los suministros básicos que sufren los cubanos, es lógico esperar que la nueva generación de sucesores se resienta de continuar viviendo en la vergüenza de ser parte de un fracaso nacional permanente y de una sociedad que no progresa. Al fin y al cabo fue la generalización de la conciencia de los líderes comunistas sobre el fracaso del sistema lo que provocó la disolución del bloque entre 1989 y 1991. Algo parecido sucedió en China y Vietnam, mientras Cuba se ha quedado atrás.

Aunque no es posible predecir cuándo, lo mismo puede pasar en Cuba, ya que el sistema es intrínsecamente insostenible sin una represión fuerte de la ciudadanía y una elevada ayuda económica de otros países.

También entre las oportunidades hay que contar las políticas de otros países que puedan disminuir el poderío económico y político del Gobierno cubano y al mismo tiempo aumentar el de las fuerzas de la oposición en la Isla. En este aspecto las fuentes principales de factores externos y que la oposición puede tratar de influir son obviamente EEUU y la Unión Europea (UE).

Amenazas

En el cuadro de las amenazas hay que incluir factores que operan al contrario de las oportunidades. Bajo las condiciones actuales el principal es el propio aumento de la represión oficial en Cuba, aunque tal cosa puede limitar las acciones de la oposición en el corto plazo pero estimular la resistencia popular en el más largo plazo, fortaleciendo a la oposición.

Algunas amenazas externas pueden darse en las reducciones de recursos que puedan afectar negativamente la ayuda externa a las organizaciones del exilio o las que operan en la Isla.

Otra amenaza es la transición demográfica del exilio cubano y su efecto neto sobre su interés colectivo en apoyar las labores de la oposición.

Hacia un ejercicio de planificación estratégica

Estos cuatro cuadros, expresados aquí en forma somera por limitaciones de espacio, se ofrecen como una primera aproximación hacia un ejercicio de planificación estratégica que guíe y aumente la eficacia de la gestión oposicionista. Aunque relativamente sencillos, los cuadros dan una idea preliminar de cómo debe dividirse y organizarse el trabajo de la oposición en sus diversas manifestaciones.

Este ejercicio debe realizarse de una manera más completa y detallada por grupos de oposicionistas y revisarse periódica y críticamente, invitando a otros expertos o conocedores de las condiciones que imperan en la Isla.

Usada inteligentemente, la planificación estratégica es un instrumento muy poderoso para guiar las actividades de cualquier organización que tenga objetivos concretos. El impacto de la oposición al castrismo aumentaría considerablemente con este tipo de enfoque.

5 comentarios

Imagen de Anónimo

Creo que este análisis es muy superficial y por eso no rroja nada que valga la pena:Las debilidades el autor pretende que se arreglan con una diversidad de actividades opositoras que existen y son sistemáticamente reprimidas desde la repartición de juguetes, comedores populares, reparación de casas, atención a pensionados solos, etc que parece ser el autor no conoce y Martha Beatriz tampoco.Y según el autor hay que cambiar el discurso.¿Cuál es el discurso que propone? Creo que el autor se deja llevar por una impresión de Martha Beatriz Roque, que no es cierta, no hay nada abstracto en las actividades diarias de la oposición.No tener en cuenta el nivel de monitoreo individual y grupal y la represión que sufren todas las actividades opositoras es ser muy superficial: desde una simple reunión hasta un Congreso, desde reaprtir octavillas, hasta manifestarse pacíficamente, todo es sistemáticamente reprimido y eso es el centro de la supuesta apatía ciudadana.La evaluacióndel costo beneficio de participar en un estado de control totalitario desde el empleo a la libertad de expresión.

Imagen de Anónimo

que alguien trate de racionalizar y abstraerse sobre la situacion actual del archipielago me parece bien. pero que se publique un analisis tan simple me da entristece. refleja lo atrasado que estamos cuando se hace una matriz FODA para la oposicion en el verano del 2017 a unos escasos meses del #otro18 soñado que ya se ve que no va a llegar. Parece que hay que crear ya el hashtag  #otro19 y un logo bonito porque el rebaño dejo pasar el 2018. hay que convencer a la gente que sus privaciones materiales y espirituales son producto de la voluntad castrista. que sepan que cada privacion que pasan es por el castrismo. ese es el pilar. castrismo = pobreza y separacion familiar.

Imagen de Juan

Muy bueno el articulo.

Imagen de Anónimo

Es duro decirlo pero creo que en Cuba hace falta que corra la sangre, hacen falta muertos en las calles, unos cuantos asesinados por la policia o por tropas especiales delante de otros ciudadanos, algo capaz de crear un efecto de shock tal que la gente comience a despertar de la apatia en la que estan sumidos. Hace falta desafiar al gobierno con hechos concretos, reales y ese es un reto dificil, porque en Cuba nadie quiere morirse. Hacen falta suicidas y nadie quiere poner el muerto, como se dice. La mayoria de los opositores piensa que presionando al gobierno con un cartel o gritando desde un balcon o utilizando los mecanismos legales como es el caso de los opositores que se han presentado como candidatos a elecciones van a lograr algo y esos son errores porque los gobernantes cubanos no quieren soltar el poder ni por las buenas ni por las malas.

Imagen de Anónimo

Tremendo racismo la de los represores!, solo hay una blanca y las demas son negras! Tambien hay racismo en los disidentes pues es negra y no blanca: como deberia ser, verdad!?

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.