Jueves, 13 de Diciembre de 2018
Última actualización: 09:06 CET
Economía

El país de los oficios raros

(MIAMINEWS24)

La autorización por el Gobierno de la actividad económica privada sacó a la luz labores comunes en Cuba consideradas inverosímiles en otras latitudes.

Fueron 178 oficios para trabajadores por cuenta propia consentidos por ley, que el imaginario popular extendió a otros tantos para paliar la crisis, bajo un Gobierno que, hasta aquel momento, perseguía el negocio particular con empeño, condenando a vendedores de durofríos, de coquitos, y a todo el que se buscara la vida al margen del Estado.

Un vendedor callejero pregonando a viva voz por la calle es el signo de estos tiempos. Igual que las carretillas que venden productos del agro. Carretillero es el oficio donde recala mucha gente hoy como medio de sustento.

Baldo Vázquez cuenta entre risas una historia real que parece un chiste: "Fui a buscar trabajo a la Bolsa de Empleo y solo tenían sepulturero y cazador de cocodrilos. Esta última con altos estipendios, primas por sobrecumplimiento, dieta por lejanía, peligrosidad y condiciones especiales de trabajo. Pero con muchos riesgos, debido al pésimo estado de los botes, la zona infestada de animales adultos y el ortodoxo procedimientos de enlace".

"Sepulturero del cementerio también tiene un buen salario", sigue contando Baldo. "Redondeado con la reventa clandestina de coronas, portarretratos y el canibaleo de los sarcófagos. Pero no quise trato anticipado con el Más Allá y monté una carretilla".

Estos tiempos de crisis aceleran la imaginación de los emprendedores, como Pluvio, exgerente de una firma extranjera, quien brinda servicio especializado de barbería y hace también de "ponchero" y mecánico nocturno.

"Brindo masajes faciales, mascarillas, tratamiento a calvos y depilación con cera. Además, cojo ponches fríos, echo aire y arreglo cualquier desperfecto. En muchos kilómetros a la redonda soy el único disponible y a la hora que sea voy con mis herramientas a resolver cualquier problema", dice.

Visitar su barbería deja el grato sabor de un futuro posible. Igual piensan los clientes cuando, de madrugada y sin ensuciarse las manos, pueden proseguir la marcha, con solo una llamada al celular de Pluvio "el Multioficio".

En Romerillo, barrio marginal del municipio Playa, existe un "rellenador de fosforeras" apodado El Bate quien, a diferencia de sus colegas, no permanece sentado en un banco esperando clientes. El Bate sale a buscarlos. Pregona por la calle su negocio y cuenta que en su trayecto siempre encuentra trabajo.

"He conocido gente muy buena que me brinda café y, en ocasiones, merienda. Una vez me cogió un aguacero en una casa, arreglando una fosforera Clipper, y almorcé con aquella familia", recuerda.

Los reparadores de colchones son también un gremio numeroso. Caminan en pareja por las calles seguidos del camión con las materias primas. Cuando encuentran clientes arman el lugar de trabajo en plena calle y, como en una carrera contra reloj, desbaratan los viejos colchones para construir los nuevos.

Los cacharreros son obreros de nuevo tipo, especializados en arreglar computadoras. Existen en todos los pueblos de Cuba. Talentos empíricos que, como bien dice su nombre, aprendieron cacharreando las PC.

Hay otros oficios autóctonos, que tal vez se conozcan en otros países, en Cuba alcanzan el festinado surrealismo típico de esta isla del Caribe: fumigadores; bicitaxistas; boteros; corcheros; calandraqueros; buzos de la basura; buzos del limpio; recicladores de hierro, cobre, bronce y plástico; limpiadores de calderos; parqueadores; vendedores ambulantes, y los compradores de oro y plata a domicilio.

Pero uno de los oficios más insólitos que he podido encontrar es el de cambiador de menudo. Ancianos que se apostan en las paradas de los ómnibus y cambian a los pasajeros de las colas 80 centavos por un peso.

Pudiera pensarse que los pasajeros pierden 20 centavos en el trueque pero, al contrario, ganan 40. Porque en una economía inflacionaria como la cubana, donde es muy difícil encontrar monedas, hay que echar obligatoriamente un peso en la alcancía de la guagua. Y con estos cambiadores de menudo, aún le quedan a los viajantes 40 centavos para el viaje de regreso.

Los policías reconocen que estos ancianos están prestando un servicio a la población y no los molestan.

Consulté sobre el tema al viejo Crispín, filósofo popular de Jaimanitas. Él establece como el oficio de naturaleza más embrollada de todos los conocidos en la Isla, el de presidente de la República. Y lo demuestra con esta pregunta: "¿Pudieran decirme cuántas personas del pueblo votaron por su nominación para gobernar? ¿Y por cuánto tiempo?"

13 comentarios

Imagen de Anónimo

Pluvio...¿Pluvio?...!Pluvio!...BUAJABUAJABUAJABUAJABUAJA GAJAAJAJAJAJAGAJAGAJAGAJA TUAJATUAJATUAJATUAJATUAJA BOOOAAAJJAAAAAAAAAAAAA

Imagen de Anónimo

Y ahora que lo mencionan, en donde habran metido al Tamayo Mendez? Porque de la SEPMI esa creo que ya nadie se acuerda.

Imagen de Anónimo

Y que me dicen del "oficio" de: "presidente de la SEPMI"? Nuestro flamante cosmonauta Arnaldo Tamayo Mendez cobro muchos annos por ese oficio que se encargaba de, perate de....umm no era un casucha de metal con un viejito y dos escopetas de pellets para tirarle a una dianita del tamanno de una hojita de papel, en cada parada de guagua? subrealismo puro :P

Imagen de Anónimo

A/16,39 En Cuba existen otros oficios como asesinos de opositores,integrantes de brigadas de respuesta rápida, desaparecedores de comandante incómodos,chivatos voluntarios (CDR),maestros esbirros que obligan a niños de seis años decir cada mañana "pioneros por el comunismo seremos(asesinos) como el che",militar en la secta politica del PCC (esbirros) para tener carta blanca para robar y otras muchas especies de ratas y culebras venenosas capaces de destruir a cualquier cubano que quiera prosperar////el bobo alipio*+

Imagen de Anónimo

Los de Ayotzinapa fueron bandidos juveniles eliminados por criminales profesionales, respaldados por la izquierda del Maduro mexicano, Lopez Obrador. Ilustrate.

Imagen de Anónimo

Al denominado padre Ignacio: Siéntase libre de interpretar mi comentario como mejor le plazca o le permita su cerebro (en caso de que tenga). También le agradezco su consejo relacionado con lo del atraco, se percibe que habla Ud. desde su experiencia personal con el tema y eso se valora mucho. Gracias 

Imagen de padre Ignacio

anonimo 16:39 entonces los cubanos debemos conformarnos con nuestra suerte porque e4n Mexico hay posoleros y niños mulas, ese es tu mensaje, usted habla como si en Cuba no hubiera violencia, alcoholismo y prostitucion entre la juventud. No se atraque tanto.

Imagen de Anónimo

Todavía podrían aparecer algunos oficios qué ya existen en países libres y democráticos, como sicarios de ocasión, o niños mulas de droga, o el más insólito qué he oído, oriundo de México, posolero, cuyo contenido de trabajo es convertir en posole (una especie de sopa) a las personas que les llevan muertas, como forma de desaparecerlas. Este oficio es muy ético pues si le llevan una persona viva, le exigen al cliente que la mate primero. Este oficio ha tenido su mayor reconocimiento público a partir de los 42 de Ayotzinapla. The best is yet to come.

Imagen de Anónimo

Falto un oficio bastante común en la isla para incluir en esa bolsa de empleo...el de "chivatiente".

Imagen de Anónimo

Anónimo 15,49,jajaja,bueno pues mira a mí me lo propusieron hace 40 años,al salir del smo,me eché a reír y le dije a la muchacha del ministerio de trabajo que si ella se iba con migo si lo aceptaba,parece que los cubanos se arriesgan a tirarse al agua en una balsa y exponerse a los tiburones,pero el asunto de enfrentarse a los cucodrilo no se les da bien, lo de sepulturero yo le tengo miedo a los muerto/////el bobo alipio*+

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.