Miércoles, 20 de Septiembre de 2017
17:28 CEST.
ECONOMÍA

Recursos Hidráulicos lleva a la Asamblea un Proyecto de Ley de las Aguas Terrestres

Inés María Chapman, presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH),  presentó a los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular los resultados de un proceso de debate para un Proyecto de Ley de las Aguas Terrestres que, según dijo, se viene desarrollando desde 2013.

La iniciativa cuenta con 13 títulos, 29 capítulos, 15 secciones, 127 artículos (59 modificados), dos disposiciones especiales, seis finales y un glosario de términos cuyo reglamento para su implementación será presentado, en una fecha no anunciada, en el Consejo de Ministros.

Según el texto del Proyecto, que recogen medios oficiales, "la gestión de este recurso natural renovable y limitado requiere eficaz planificación para satisfacer el interés social, económico, medioambiental y de la salud, y garantizar su preservación en armonía con el desarrollo económico y social sostenible".

La norma establece "el acceso al agua potable y el saneamiento como derecho humano esencial" y que "las aguas terrestres son de dominio público”.

También determina "el uso eficiente y seguro de la infraestructura hidráulica, la unidad de la planificación y gestión del agua en función del desarrollo económico y social, su uso racional y reutilización, la articulación de su gestión con la ambiental y territorial, la prevención y reducción de su contaminación, y el fomento de la cultura de su uso racional", entre otras cuestiones, precisa el sitio oficial Cubadebate.

El Proyecto de Ley de las Aguas Terrestres también "fija lo concerniente a las cuencas hidrográficas, su delimitación y la planificación eficiente del líquido en estas, para las actividades de desarrollo económico" y establece "las redes de monitoreo del ciclo hidrológico y la de la calidad de las aguas terrestres".

Sobre el patrimonio hidráulico estatal, el documento determina que "quien posea o tenga en usufructo, arrendamiento, administración o por otro concepto un bien de este tipo, está obligado a usarlo y conservarlo de acuerdo con la legislación" y hace responsable al INRH de exigir "la seguridad operacional de la infraestructura hidráulica".

Igualmente, regula "el vertimiento de residuales líquidos y sólidos en las aguas, y se establece un pago para quien se exceda del consumo asignado de agua con fines técnico-productivos.

De acuerdo con la norma, "están obligados a presentar sus solicitudes de autorización, en el plazo de un año, quienes ya realicen actividades como prestar los servicios públicos de provisión de agua, de agua potable, alcantarillado, drenaje pluvial y limpieza de fosas y tanques sépticos; quienes administren la infraestructura hidráulica de propiedad estatal, efectúen el vertimiento de residuales líquidos o construyan pozos relacionados con las aguas terrestres, excepto los rústicos o criollos con fines domésticos o para el abastecimiento animal".

El uso del agua ya está regulado por el Acuerdo 72/2012 del Consejo de Ministros. En 2013 se comenzó a redactar lo que es hoy el Proyecto de Ley de las Aguas Terrestres. Según Cubadebate, este responde a los Lineamientos aprobados en el VI y VII congresos del Partido.

Han estado a cargo de su redacción las comisiones de Asuntos Constitucionales y Jurídicos, Industria y Construcciones de la Asamblea Nacional del Poder Popular con la participación de especialistas del estatal INRH.

Los funcionarios de Recursos Hidráulicos vienen advirtiendo que la sequía se intensifica y que el agua es cada vez más cara. Solo en La Habana, el Gobierno había impuesto en el primer trimestre del año 870 multas de hasta 1.000 pesos por "derrochar" el agua y "crear conexiones ilegales" a las redes de distribución, fundamentalmente a residentes.

Intensa sequía

Chapman habló a los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular sobre la situación hidrológica del país, caracterizada por el déficit de precipitaciones y la agudización de la sequía.

De acuerdo con la presidenta del INRH en el primer semestre del año el 43% del territorio nacional se declaraba en sequía y el centro de la Isla era el más afectado.

"Llevamos tres años afrontando esta situación, de modo que la recuperación no será tan rápida como se desea", admitió.

Los embalses para el abastecimiento general acumulan hasta la fecha 3.500 millones de metros cúbicos (m3), lo que representa el 39% de la capacidad total, pero la cifra está 1.500 millones de m3 por debajo de la media histórica para la fecha, señaló Chapman.

Existen en el país 143 embalses por debajo del 50% de su capacidad, mientras que aquellos que dan agua a la población están al 42% y los del programa arrocero, al 29%.

En lo referente a las aguas subterráneas, la funcionaria explicó que de los 100 acuíferos que se monitorean, 42 están en descenso.

En este sentido, el centro del país nuevamente es el más afectado y, en el caso de los acuíferos que abastecen a la capital, dijo que en estos momentos se encuentran en ascenso.

En total hay 286 fuentes de abasto afectadas, lo que impacta en 929.000 habitantes. Santiago de Cuba es la provincia con mayor incidencia sobre la población.

Chapman admitió que se necesitan recuperar alrededor de 1.600 millones de metros cúbicos de agua que se pierden. Esta situación responde al mal estado de las conductoras, vías pavimentadas mal asfaltadas cuyo estado terminan incidiendo en las tuberías, entre otros factores.

La situación con el abasto de agua es crítica en muchos lugares de la Isla. Recientemente una grave avería ocurrida en Cuenca Sur dejó sin servicio a unas 400.000 personas afectadas en varias localidades de la capital, 852.000 habitantes de seis municipios, según cálculos de EFE. El colapso ocurrió en mayo y a finales de junio continuaban las afectaciones.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

No importa si hay poca o mucha agua disponible en las fuentes de abastecimiento, cuando esta agua no puede hacerse llegar a quienes la necesitan. Según el propio gobierno, más de la mitad del agua que se bombea en los acueductos se pierde por salideros y roturas antes de llegar a su destino. Eso significa que más de la mitad de la energía (combustible) que se emplea en el bombeo también se pierde, al perderse el agua. Las redes de acueducto están destrozadas por el abandono y falta de mantenimiento por parte de los mismos que ahora elaboran una Ley de Aguas que, además, no resuelve el problema del acceso al preciado líquido

Imagen de Anónimo

Y esa ley afecta la piscina de mocopegao?

Imagen de Anónimo

Mucha muela, por ningún lugar veo la solicitud del presupuesto necesario para resolver ese desmadre, de que sirvió el "teque".

Imagen de Juan

Está Chapman es otra descarada. Todos los millones que Arabia Saudita dio para el arreglo de las tuberías en la Habana y Santiago de Cuba de eso no se mencionas nada y el problema sigues igual o peor. Donde fue a parar ese dinero?