Sábado, 19 de Agosto de 2017
23:45 CEST.
'Elecciones' 2018

Cuba en 'elecciones': preguntando a la gente

Ya fue anunciada el pasado 14 de junio la convocatoria a elecciones generales por parte del Consejo de Estado. En esta primera etapa (septiembre 2017), solo se realizarán las elecciones parciales, donde se elige al delegado de circunscripción.

Es palpable que las llamadas "elecciones" no suelen ser un fenómeno decisorio en la vida de los cubanos. El pueblo no se anima, ni cambia nada en el ritmo monótono que existe en el país, por causa de este evento que debería ser trascendental.

"¿Elecciones? Bueno sí, creo que sí. He oído hablar de eso. Me parece que este año toca elegir a los delegados", comenta un cochero que cubre la ruta del Cocal, en la ciudad de Mayarí.

"Me da igual quién esté, al final ninguno puede hacer nada por nadie. Siempre es la misma muela y nada se resuelve. Las pocas veces que voy a las reuniones es cuando me cogen a sombrerazos", intervino un pasajero.

Una enfermera del hospital opinó resueltamente: "Uno va a las reuniones y vota para no marcarse, pues no conviene por muchas razones. ¿Quién le ve importancia a eso? ¡Nadie! Incluso sacar a los candidatos es difícil porque se propone a la gente y casi todos lo rechazan, con 20 pretextos. Hasta los militantes del Partido se rehúsan. Es una candela y lo único que pueden hacer luego es decirle a la gente: 'No se puede'. Ni siquiera cobran por ese trabajo tan complicado, que ocupa tanto tiempo atendiendo al pueblo y en miles de reuniones. Fui vecina de un delegado, y eso es candela".

En una pequeña encuesta, de 25 personas de diferentes grupos etarios y sociales, predominó esta posición, con sus diversos matices. Solo dos (8%) manifestaron verle importancia a las elecciones cubanas: "Es un momento clave para nosotros los cubanos y para la Revolución. Más ahora con las locuras de ese nuevo presidente, Trump, que insiste en volver a la agresividad contra Cuba. Volveremos a participar masivamente, como ningún otro país del mundo", fueron las palabras de uno de ellos.

Como dato significativo resultó que 17 encuestados (68%) no sabían siquiera que las elecciones ya fueron convocadas. Tampoco que son parte de un proceso eleccionario general que renovará hasta el Gobierno nacional.

Solamente uno de ellos (el 4%) conocía que en esta ocasión se presentarán a las elecciones candidatos independientes en algunas circunscripciones del país.

"Sí, la oposición quiere cambiar de estrategia y en vez de no participar como antes, tratará ahora de ir ganando terreno dentro del sistema. Tal vez funcione. Yo soy opositor al régimen de corazón, aunque llevo muchos años sin activismo político", dijo.

"Aquí en Mayarí se desarticuló el movimiento y me estaba muriendo de hambre. Pero tengo muchas relaciones todavía y supe lo de las elecciones. Me gustaría hasta postularme porque le veo sentido a esta estrategia, pero me da mucha pena ir a la reunión. ¡Hace como 20 años que no participo en nada!", argumentó el encuestado.

La mayoría, sin embargo, respondía con expresiones de asombro: "¡Primera noticia!"; "¿Los opositores como delegados, tú crees?"; "¿Eso es posible? ¡Deben estar locos!".

Fue interesante que de manera general tampoco hubo reacciones de rechazo o despectivas contra los opositores, algo significativo en un país donde el oficialismo tilda a la oposición pacífica de mercenaria, apátrida y terrorista. Tampoco existe un marco legal para la pluralidad y el Estado-Partido controla monopólicamente todos los medios de comunicación. Les niega el acceso a los opositores y desprestigia su imagen frente al pueblo. Sus proyectos son poco conocidos por esta misma causa.

En la encuesta se refleja la apatía hacia el proceso eleccionario. Aunque en los noticieros y la prensa se anunció el inicio de dicho proceso, a la gente no le entusiasma, ni le importa. Por ello, la mayoría ni siquiera recuerda haberlo escuchado. En las calles no se respira un ambiente electoral: todo sigue igual. Evidentemente, falta cultura cívica y fe en el voto como mecanismo de cambio y movilidad social democrática.

No obstante, aunque en gran medida el pueblo no lo conozca o no lo racionalice, este año las llamadas "elecciones" tienen una connotación diferente por dos razones: una, porque se prevé que Raúl Castro abandonará el Gobierno y, por vez primera bajo esta Constitución, el presidente de Cuba puede ser alguien sin apellido Castro. Y dos porque, también por vez primera, la oposición participará activamente y pondrá a prueba las leyes electorales cubanas, que afirman no ser partidistas.

Sin dudas un verdadero reto para la Cuba de hoy.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

No seamos ingenuos el Lider Mínimo hasta ahora parece que seguira de Primer Secretario del PCC y ese es el manda en Cuba lo demás son ilusiones. Mientras la  gerontocracia iracunda, intolerante, demagógica, corrupta cuya insensibilidad y desprecio al pueblo y sus penurias aferrada a un poder absoluto continue nada cambiara