Sábado, 23 de Septiembre de 2017
20:02 CEST.
NEGOCIOS

Empresas de EEUU, 'preocupadas' por un cambio de política hacia La Habana

La cadena hotelera Marriot expresó este miércoles "su preocupación" por las nuevas medidas que anunciará el presidente de EEUU, Donald Trump, respecto al Gobierno cubano, según informa The Washington Free Beacon.

Marriot ya gastó en el primer trimestre del año 260 millones de dólares en cabildear a favor de los viajes a Cuba, de un total previsto de 670 millones para todo 2017. Se convertiría, así, en una de las empresas que más perdería si Washington prohíbe el comercio con empresas controladas por militares cubanos.

Aunque el Departamento del Tesoro no ha revelado los detalles de esa licencia, Starwood Hotels and Resorts Worlwide, filial de Marriott, tiene permiso para convertir el hotel militar de la Quinta Avenida en La Habana en el Four Points by Sheraton.

Sin embargo, Marriot no es la única preocupada por la repercusión económica que podría tener un endurecimiento de Washington hacia La Habana.

Además de los intereses de ciertas empresas, por otra parte, el Gobierno de la Isla ha encontrado aliados para defender el mantenimiento de la apertura en las relaciones con Washington, fundamentalmente por la justificación económica.

Los amigos que tenía Cuba en Estados Unidos solían ser una mezcla de politólogos e izquierdistas que enviaban autobuses escolares y computadoras donadas a la Isla, recuerda AP.

Pero cinco meses después de la asunción del presidente Donald Trump, los cubanos cuentan con más aliados: una coalición de empresas de alta tecnología, agencias de viaje y jóvenes cubanoamericanos que se están movilizando ante el cambio de política hacia La Habana que anunciará Trump.

La embajada de Estados Unidos en La Habana permanecería abierta, pero se anticipan medidas de los departamentos de Estado, Tesoro y Seguridad Nacional que impedirían hacer negocios con toda entidad cubana vinculada con los militares. Se contempla asimismo una reducción en la cantidad de categorías que no requieren licencias del Gobierno estadounidense para ir a Cuba.

"Si este fuese un clima político tradicional, estaríamos teniendo un gran éxito", declaró Collin Laverty, director de una agencia de viajes más grande que trabaja con Cuba y consultor de firmas estadounidenses que quieren hacer negocios en la Isla.

"Sin duda, estamos ganando el debate ante la opinión pública y los círculos de política exterior, pero lamentablemente parece que todo girará en torno a un acuerdo político entre bambalinas, entre el presidente y los miembros cubanoamericanos del Congreso", opinó.

Laverty es una de las figuras más prominentes del nuevo lobby a favor de Cuba, que ha estado difundiendo numerosos tuits y escribiendo cartas a la Casa Blanca en un esfuerzo de último momento por tratar de convencer al Gobierno de Trump de los beneficios que tiene la mejoría en las relaciones impulsada por Obama a partir de 2014.

De particular interés es preservar las facilidades para viajar de Estados Unidos a Cuba, que hicieron que se elevara la cantidad de estadounidenses que visitan la Isla y que ingresaran decenas de millones de dólares a la industria turística cubana.

"Miles de estadounidenses están visitando Cuba e impulsando el crecimiento del sector privado más grande que se registra desde 1959", señaló CubaOne, un grupo de jóvenes cubanoamericanos a favor de una mejoría en las relaciones entre Washington y La Habana, en una carta enviada este lunes a Trump.

Luego de meses de silencio público, Airbnb difundió la semana pasada un informe sobre sus actividades en Cuba, que pusieron 40 millones de dólares en manos de propietarios privados de viviendas y hosterías desde que la empresa pasó a ser la primera firma estadounidense importante que incursiona en Cuba tras el deshielo iniciado por Obama.

Google, que instaló servidores en la Isla para acelerar los servicios de internet el año pasado, se pronunció el lunes por primera vez a favor de mantener las relaciones.

"Google ha desempeñado un papel de capacitación en este primer capítulo de la historia de la conectividad de Cuba, pero esto es apenas el comienzo", expresó Brett Perlmutter, director de estrategias y operaciones de Google en Cuba, en un discurso que ofreció el lunes en Miami.

"Conectar a Cuba requerirá todo un ecosistema de participantes... También requerirá que Estados Unidos mantenga una política que permita que empresas de telecomunicaciones trabajen en Cuba", agregó.

El propio Gobierno cubano está incursionando en la web, con diplomáticos de alto rango que tuitean artículos a favor del acercamiento con Estados Unidos.

"Podrían afectarse o reducirse algunas actividades económicas de interés para ambos pueblos: visitas de norteamericanos a Cuba y vínculos entre empresas norteamericanas y cubanas. Por otra parte hay intereses económicos que serán muy difíciles detener particularmente en materia de compras cubanas de productos alimenticios en lo que tiene interés el Departamento de Agricultura y los gobernadores (en muchos casos republicanos) de estados con posibilidades de exportación", opinó el exdiplomático Carlos Alzugaray en una entrevista con Cuba Posible.

El grupo Engage Cuba desde hace semanas comenzó su trabajo a favor del deshielo difundiendo datos y encuestas de posibles perjuicios económicos que traería revertir el acercamiento.

A principios de junio, la coalición afirmó que deshacer las medidas de Obama podría costar hasta 6.600 millones de dólares a la economía estadounidense hasta 2021 y afectaría a más de 12.200 trabajos. Este lunes Engage Cuba publicó un sondeo en el que señalaron que la mayoría de los votantes republicanos quiere mantener las políticas de apertura hacia La Habana del expresidente de EEUU, Barack Obama.

Mientras una parte de la discusión sobre la nueva política de Washington hacia La Habana se concentra en lo económico, activistas y otras figuras se han centrado en la arista política del tema.

Una parte de los actores políticos pide "mano dura" hacia el régimen para conseguir mejoras en derechos humanos, mientras otra parte señala que revertir esta política no tendrá ninguna repercusión en cuanto al activismo y las libertades en la Isla.


Síguenos en TwitterFacebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Deberian precisar que esos 40 millones en manos de particulares pasaran a manos de los militares q lo controlan todo cuando estos particulares compren comida.ropa cualguier insumo en las tiendas y mercados todos controlados POr los castrosaurios