Domingo, 19 de Noviembre de 2017
21:53 CET.
ECONOMÍA

La estatal CUPET pone sus esperanzas en los pozos en tierra para extraer petróleo

Una imponente perforadora china rompe con apremio el lecho marino en la costa norte de Cuba en busca de petróleo. El Gobierno de la Isla está precisado a aumentar la producción de sus pozos en declive y encontrar alternativas ante la contracción en los envíos de crudo del aliado venezolano.

Casi asfixiada por la larga y profunda crisis económica en que cayó a comienzos de los años 1990 tras el colapso del protector soviético, Cuba recibió por más de una década oxígeno de Venezuela en barriles de petróleo, unos 100.000 diarios en condiciones preferentes, recuerda la AFP.

Pero la crisis política y económica venezolana, que se agrava por día, contrajo esas entregas hasta en un 40% a partir de 2014, según expertos, forzando al monopolio estatal Cuba Petróleo (CUPET) a buscar nueva vías para aumentar su producción y diversificar sus mercados.

El director adjunto de CUPET, Roberto Suárez, admitió que la crisis en Venezuela, principal aliado político y económico de Cuba, provocó "inestabilidad" en los envíos de petróleo, lo que llevó a las autoridades cubanas a aplicar en 2016 fuertes restricciones en el consumo energético en el sector empresarial.

¿Salvavidas ruso?

La situación es urgente. Cuba consume unos 130.000 barriles por día (bdp) y produce aproximadamente 50.000 bdp, señala el experto Jorge Piñón, de la Universidad de Texas, Austin, Estados Unidos.

El crudo cubano es pesado y solo puede usarse en la generación eléctrica y la producción de derivados.

Además de sustentar la reforma de Raúl Castro, el crudo venezolano permitió al Gobierno de la Isla exportar derivados, pero las exportaciones de la refinería de Cienfuegos, gestionada por una empresa mixta entre CUPET y la venezolana PDVSA, cayeron de 500 millones de dólares en 2013 a 15,4 millones el año pasado, según el sistema estadístico de la ONU (Uncomtrade).

Si Caracas dejara de servir petróleo, Cuba tendría que desembolsar unos "1.500 millones de dólares al año", destaca Piñón, exdirector de Amoco América Latina.

Una factura astronómica que impactaría la balanza de pagos de un país con una economía que entró en números rojos en 2016 (el PIB se contrajo 0,9%).

A mediados de mayo el gigante petrolero ruso Rosneft envió 249.000 barriles de crudo a la Isla, en el marco de un acuerdo firmado en marzo por 1,8 millones de barriles, con la importadora estatal Cubametales, cuyos términos se desconocen, señala la AFP.

Para Piñón, el petróleo ruso es "un salvavidas", pero no supone que Moscú vuelva a echarse a la Isla al hombro como antaño.

"No sé de otro país que tenga la fuerza financiera, el nivel de producción de petróleo o lineamiento político con Cuba que pudiera reemplazar a Venezuela (…) sin impacto en la economía cubana. Brasil, Angola, Argelia, China o Rusia, lo dudo", advierte el experto.

Megapozos horizontales

En el pueblo costero de Boca de Camarioca, 140 km al este de La Habana, Geisel Escalona dirige los trabajos de la torre de perforación que prevé terminar en "300 días" el pozo Varadero 1.008, la nueva promesa de Cupet.

Esta mole de hierro de 58 metros de altura y 3.000 caballos de fuerza, arrendada a la empresa china Gran Muralla, domina el paisaje del apacible Boca de Camarioca, epicentro en 1965 del primer éxodo masivo de cubanos hacia Estados Unidos.

Ante el declive de los campos en tierra y el fracaso de varias campañas en el Golfo de México, CUPET apostó por cavar pozos horizontales de alcance extendido, una tecnología que permite explotar desde tierra el crudo que yace bajo el mar, pero cerca de la costa, y que abarata los costos de inversión.

"Vamos por 1.350 metros (…) y esperamos llegar a 8.200", lo que marcaría "un récord nacional", declara a la AFP Escalona, un ingeniero nuclear de 37 años, convertido en experto en perforación petrolera.

La meta es llegar a una zona que "debe ser un buen reservorio", añade bajo su casco protector y enfundado en un overol naranja.

El 1.008 es el décimo pozo que perfora desde 2009 en el yacimiento Varadero, el más importante de la Isla, con reservas estimadas en 11.000 millones de barriles de petróleo.

Estos pozos aportan "más del 98%" del petróleo que produce Cuba, explica Suárez, subrayando que "todos los esfuerzos" están destinados a "explorar para identificar zonas que pudieran producir petróleo".

Al pie del 1.008, el gerente de perforaciones de CUPET, Julio Antonio Jiménez, de 64 años, asegura que hay "99,9%" de probabilidades de hallar petróleo y que el pozo "ya tiene cifras en los planes de producción" de la empresa.

Esta semana, la australiana Melbana Energy anunció que tenía identificados otros dos pozos con unos 200 millones de barriles de petróleo. Denominados Alameda y Zapato, se encuentran en el Bloque 9 comprendido entre Cárdenas y Sagua La Grande y están priorizados en la campaña de prospección 2018. 

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Genial por el Bobo, pero no podría cambiar la yuca por una malanguita? Aquí en México cómo se le extraña!

Imagen de EL BOBO DE LA YUCA

Si Cuba consume  130.000 barriles por día (poco más de 6 millones de toneladas por año), los 249.000 barriles que el gigante petrolero ruso Rosneft envió  no cubren ni dos dias. Y el acuerdo total por 1,8 millones de barriles no da ni para dos semanas. No sé como el tal Piñõn considera eso "un salvavidas"!