Viernes, 22 de Septiembre de 2017
01:52 CEST.
SOCIEDAD

El escritor Pedro de Jesús denuncia la homofobia de textos científicos cubanos

El escritor Pedro de Jesús denunció la utilización de términos homófobos en la literatura científica publicada en Cuba, en específico en textos de divulgación y libros empleados en carreras médicas.

En un artículo que comparte el periodista Francisco Rodríguez Cruz en su blog personal Paquito el de Cuba, López Acosta pone el ejemplo de Medicina legal, bibliografía básica de la asignatura de mismo nombre en la carrera de Medicina, donde se habla de la homosexualidad como una "anomalía".

Al autor le "sobrecogió" que el término no se utilizara solamente "para significar un tipo de comportamiento que desde el punto de vista meramente estadístico o cuantitativo se diferenciaba de la norma".

Al vocablo se suman otros como "inversión y desviación" en un enfoque que para López Acosta "no se está describiendo el fenómeno de manera neutral y objetiva, sino que se lo presenta desde una perspectiva evaluadora, prejuiciada y negativa".

Son "términos demodé, que rezuman el tufillo del lenguaje excluyente y vejatorio empleado en una época de triste recordación en Cuba. Y esto, sorprendentemente, en un libro que se edita en 1999, nueve años después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS), bajo presupuestos validados por la ciencia, eliminara la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales…", condena.

Durante las primeras décadas del Gobierno de Fidel Castro, los homosexuales fueron enviados a campos de trabajo forzado dentro las UMAP para su "reeducación", fueron "parametrados" y expulsados de aulas, compañías teatrales y espacios donde fueran visibles, y obligados a abandonar el país.

El ensayista citó igualmente otro libro, ¿Cómo enfrentar el peligro de las drogas? (2006), donde el "afamado doctor Ricardo González Menéndez incluía el comportamiento homosexual entre las reacciones adversas provocadas por la mariguana".

"Nunca comprendí cómo desde el lenguaje de la medicina —ciencia que se ocupa de la salud humana, entendida esta como 'el completo estado de bienestar físico, mental y social' de personas y colectividades (OMS)— podía considerarse nociva para el sujeto la realización de sus deseos ocultos e insatisfechos, cuando resulta más bien todo lo contrario. Represión y frustración constituyen un profundo malestar que puede originar, a la postre, una verdadera enfermedad", señala.

Considera que "en un país de tradición machista como este, leer —en palabras de un médico, no olvidemos el detalle— que algo (yerba, raíz, bejuco o lo que sea) 'facilita […] la atracción por sujetos del propio sexo y los comportamientos consecuentes', es suficiente para hacer que se reavive en los lectores ese temor tan persistente que se llama homofobia".

Lamenta que el anterior no es el último de los ejemplos que motivan sus comentarios. Otro texto sobre el mismo tema de drogas y prácticas sexuales está recogido en los ejemplares de Enfermería familiar y social, publicado por la Editorial Ciencias Médicas en 2004; en las páginas 166-167.

"La sola existencia de tales textos contradice la política que desde hace años lidera el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) para combatir la homofobia en los diferentes ámbitos sociales del país, habida cuenta de que la homofobia —y no la orientación homosexual— resulta una enfermedad y expresa, por sí misma, la actitud anticientífica de una cultura machista basada en la ignorancia, los prejuicios y los estereotipos", critica en ensayista.

Pedro de Jesús López Acosta es máster en Estudios Lingüísticos-Editoriales Hispánicos y licenciado en Letras. Ha publicado el libro de relatos Cuentos Frígidos (Olalla, Madrid, 1998), la novela Sibilas en Mercaderes (Letras Cubanas, La Habana, 1999); el cuaderno de poesía Granos de mudez (Luminaria, Sancti Spíritus, 2009) o el ensayo Imagen y libertad vigiladas. Ejercicios de retórica sobre Severo Sarduy (Letras Cubanas, 2014), entre otras publicaciones.

Es Premio de la Academia Cubana de la Lengua (2015) y posee la Distinción por la Cultura Nacional (2015); el Premio Nacional de la Crítica Literaria (2014), el Premio Alejo Carpentier (cuento, 2006; ensayo, 2014), y el de La Gaceta de Cuba de cuento (2013).

'No queremos derechos como gays sino como seres humanos', dice activista LGBTI de la Isla

El Instituto por la Raza, Igualdad y Derechos Humanos organizó una conferencia en Miami donde participaron activistas residentes en Cuba.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Es que moco pegado no se ha enterado de esto.