Viernes, 26 de Mayo de 2017
15:18 CEST.
TRANSPORTE

Las autoridades han retirado 92 licencias a 'boteros' de la capital en lo que va de año

El Gobierno ha retirado en lo que va de año 92 licencias a taxistas privados, los conocidos "boteros" que operan en La Habana, 30 más de las que suspendió a lo largo de todo 2016.

Según Maribel Poulot, directora de Pasaje de la Dirección General de Transporte de La Habana —citada por la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN)—, de esa cifra solo inhabilitaron de forma permanente cinco permisos para ejercer la actividad; a la mayoría de los que denomina "infractores" se les aplicó la suspensión de la autorización a trabajar por un período de uno a tres meses.

Recientemente, el Estado impuso una serie de medidas para regular los precios que se ven obligados a poner los boteros para mantener sus servicios. El resultado inmediato fue un forcejeo entre cuentapropistas y autoridades que empeoró la situación del ya deprimido transporte en la capital.

La población comenzó a quejarse de los altos precios y el fraccionamiento de los recorridos habituales de los boteros; los taxistas, por su parte, del precio del combustible en los establecimientos estatales, de la escasez de piezas de repuesto para los automóviles y de los elevados impuestos.

El MITRANS, sin embargo, coloca las medidas dentro de lo que califica como "política de reordenamiento del transporte de pasajeros en la capital".

Según la viceministra Marta Oramas, como parte de esta "reestructuración", en el último trimestre del presente año "deben comenzar a funcionar piqueras" para los taxistas con "licencias operativas".

Quienes estén en este caso —explicó Oramas— "podrán trabajar en rutas designadas y con precios establecidos, estos últimos en concordancia con el Acuerdo 185/2016 del Consejo de la Administración Provincial de La Habana, que fija tarifas referenciales máximas".

Adelantó que "próximamente se comenzarán a reparar las áreas destinadas a ese reordenamiento, con el fin de crear las condiciones para iniciarlo", sin precisar los lugares específicos.

La viceministra prometió a los boteros "un respaldo del Gobierno que incluye, entre otros aspectos, el otorgamiento de facilidades para el acceso al combustible".

Aclaró que "quienes no deseen trabajar por rutas podrán permanecer desvinculados de las estructuras que se crearán; no obstante, se adoptarán medidas para evitar infracciones".

Según datos que maneja el medio oficial, la capital recibe cada año 90 ómnibus para el transporte de pasajeros y su Gobierno está implementando otras alternativas como las cooperativas de taxis ruteros. Sin embargo, las necesidades de transportación de la población están muy lejos de ser cubiertas.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Ese es uno de los tantos ENTRETENIMIENTOS del régimen para su pueblo emprendedor y laborioso... otros entretenimientos son la fabulosa INTERNET , LOS TELÉFONOS CELULARES, las TIENDAS EXCLUSIVAS para SATISFACER A LA ALTA BURGUESÍA EN EL PODER, pero ¡claro! están abiertas PARA TODOS... ellos compran , el pueblo MIRA... y suspira. 

Imagen de Anónimo

Eso es el cagadurismo del siglo XXI. Al final su solución durará unos meses y de nuevo a darle licencias a los boteros!!! Que país!!!

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.