Martes, 21 de Noviembre de 2017
18:00 CET.
Santiago de Cuba

Leyendo a oscuras en la biblioteca provincial Elvira Cape

La biblioteca provincial Elvira Cape, de Santiago de Cuba, la segunda del país, lleva cinco meses sin fluido eléctrico. Tampoco dispone de agua, por lo que se ha limitado el horario al público hasta las 12:00 del mediodía, y para los empleados hasta las 2:00 de la tarde. Estas anormales condiciones de trabajo se han extendido a la espera de unas anunciadas reparaciones que no terminan de concretarse.

Fundada en 1899 por iniciativa de Emilio Bacardí Moreau y su esposa, de la cual lleva el nombre, la biblioteca pasó por diversos inmuebles hasta ocupar en 1963 el edificio de la Sociedad de la Colonia española, en la calle Heredia, uno de los más modernos de la ciudad en la época, elegido por su amplitud y ventilación para dar mejor protección a los invaluables fondos.

La biblioteca llegó a la actual situación tras un cortocircuito en la sala de navegación por internet, que colapsó el sistema eléctrico interno.

"Al estar soterrado el sistema eléctrico del edificio, la reparación conlleva romper pisos y paredes. Desde enero aprobaron un presupuesto para eso", dijo una empleada.

Según informaron las autoridades a los trabajadores, el 1 de abril debían comenzar las reparaciones, por lo que se cerraron baños, se desmontaron inodoros y lámparas, entre otros movimientos. Pero ahora no hay materiales, sobre todo cemento, y el inicio de las obras está pospuesto hasta que aparezcan.

El inmueble nunca ha recibido una reparación, así que se planea hacerle un sistema eléctrico nuevo.

"No está en mal estado —aclaró la empleada sobre el edificio—, pero al no ser concebido como biblioteca el peso de los libros acumulados por años hace que los techos crujan, por lo que los libreros de la sala general, ubicada en el segundo piso, hay que estar moviéndolos constantemente, un tiempo de un lado y un tiempo para otro lado. Además, las puertas que dan al balcón de ese piso no se cierran por falta de pestillos, se abren solas y entra la lluvia y el viento", añadió.

Sin agua ni baños, las condiciones de trabajo son pésimas. La falta de luz hace que la búsqueda de ejemplares en salas como las de libros raros y valiosos, la hemeroteca o referencias sea complicada, pues los locales son cerrados o tienen ventanas pequeñas.

Las empleadas dijeron que buscan lo que les piden "hasta donde se pueda ver, y los usuarios tienen que conformarse".

Excepto en la sala general que tiene iluminación natural por sus grandes ventanales, los visitantes tratan de ubicarse en las mesas cercanas a puertas o ventanas. Las carencias del servicio han hecho que el número de visitantes de la biblioteca disminuya tan drásticamente que parece que está cerrada, sobre todo porque el transeúnte desde el exterior ve un local oscuro.

"Vengo porque los materiales que consulto están accesibles y ya me los tienen separados. Si hay que buscar algo en un lugar muy oscuro, no se puede obligar a los trabajadores porque ni siquiera les han dado una linterna", dijo un cliente.

Los empleados explicaron que antes del incidente que dejó sin electricidad la biblioteca les suministraron unas lámparas recargables para trabajar en los lugares peor iluminados. Sin embargo, la carga no les duraba "ni media hora" y en estos momentos los aparatos ya no funcionan.

Los trabajadores de la biblioteca son excépticos en cuanto al inicio de las reparaciones, que no significarán un descanso, sino más trabajo. Cuando arranquen las obras, deberán ocuparse de acomodar los fondos de la mejor manera posible para que no sufran daños.

"Lo ideal sería meterlos en huacales pero, como siempre, no hay material… Menos mal que Elvira Cape no puede ver esto", dijo una especialista.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Vamos bien Camilo, vamos directico al siglo V de nuestra era, en plena oscuridad cultural de la edad media!!! vamos bien!!!! Cuando yo lo digo, el socialismo es lo mejor -para enjendrar dictadores y ladrones-!!!

Imagen de Anónimo

Y lo peor es que no hay quien encuentre pilas para poder llevar a la biblioteca una linterna parfa poder leer.

Imagen de Anónimo

La Revolución, en su ruta triunfal e imparable hacia el siglo XVIII…!