Domingo, 24 de Septiembre de 2017
22:00 CEST.
RELACIONES CUBA-EEUU

Militares retirados de EEUU piden a Trump que continúe la apertura en las relaciones con La Habana

Militares retirados de Estados Unidos instaron este jueves al asesor de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump, H.R. McMaster, a continuar el camino hacia la normalización de las relaciones con el Gobierno cubano, según dieron a conocer en una misiva dirigida a dicho consejero.

Varios generales, almirantes, generales de brigada y contraalmirantes consideraron que los nexos con la Isla permitirán fortalecer los intereses de seguridad nacional y estabilidad en la región.

Los 16 militares firmantes de la carta pidieron aumentar el comercio y el flujo de información, para "empoderar al pueblo cubano y permitirle decidir y elegir mejor su propio futuro".

"Nosotros reconocemos que el régimen actual debe hacer más para abrir su sistema político y por el diálogo con el pueblo cubano. Pero, si no nos involucramos económica y políticamente, es cierto que China, Rusia y otras entidades cuyos intereses son contrarios a los Estados Unidos podrían hacerlo. Nosotros ahora tenemos la oportunidad de dar forma y llenar un vacío estratégico", precisaron.

Asimismo se refirieron a la proximidad geográfica que ayuda a la cualidad de "socio estratégicamente valioso sobre cuestiones de interés inmediato, como el terrorismo, control fronterizo, interdicción de drogas, protecciones ambientales y preparación para emergencias".

También destacaron lo que catalogaron como progresos sustanciales realizados en los últimos dos años en estas y otras áreas gracias a los acuerdos de cooperación firmados entre La Habana y Washington.

"Debemos continuar y ampliar esos esfuerzos", instaron.

Además, pidieron a la Administración Trump "asegurar la estabilidad económica de Cuba".

"Protegeremos así nuestra 'tercera frontera'. Se reformarán nuestras relaciones a través de América, aislando a nuestros adversarios. Como cuestión de seguridad nacional, instamos a nuestros líderes electos a continuar el proceso de normalización con Cuba y no dejar que el impulso se desvanezca", concluyeron.

De acuerdo con El Nuevo Herald, seis de los militares que firmaron la misiva visitaron la Isla entre el 14 y el 17 marzo y se reunieron con representantes del Gobierno, entre ellos 12 oficiales del Ministerio del Interior, y visitaron el puerto del Mariel.

En dicho viaje, los estadounidenses no se reunieron con la oposición.

"Algunos cuestionaron por qué no nos reunimos con disidentes, pero este no era el propósito del viaje sino escuchar a la gente del Gobierno, tener una idea de cómo funciona y cuáles son sus intereses", señaló Stephen A. Cheney, uno de los militares.

La carta fue firmada por los generales James T. Hill y Merrill "Tony" McPeak; el almirante Robert Inman; los brigadieres generales Stephen A. Cheney, Stephen Xenakis y David McGinnis; los contraalmirantes Michael Smith USN y Jamie Barnett; los tenientes generales John G. Castellaw, Daniel Christman, Dirk Jameson, Donald Kerrick y Norman R. Seip; los generales de división Paul Eaton y Alan B. Salisbury; y el vicealmirante Lee Gunn.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 14 ]

Imagen de Anónimo

Todos estos militares estan viviendo ahora en estos estados donde esta permitida la marihuana recreacional. Tienen que habserse hechado unos cuantos porros pa pensar que las negiciaciones con los hijos de P... van a ser buenas.

Imagen de Anónimo

cuba esta en venta Kamaradas

Imagen de Anónimo

Pongamos a un lado por un momento los PRINCIPIOS: el mejor NEGOCIO para los Estados Unidos es que Cuba vuelva a ser libre y democrática. Y para Cuba también.

Imagen de Anónimo

Pura excusa retórica para dejar las cosas como están en relación a Cuba. 

Imagen de Anónimo

Estoy seguro que Trump no escuchará a estos malos militares estadounidenses y si en algún momento les diera el beneficio de la duda seria a cambio de algo que el gobierno rehusará conceder. Es que analizando en contexto lo que pudiera dar a cambio de relaciones mas abiertas con EEUU,el gobierno cubano no puede conceder nada pues si "pesta pierde ñea" .Eso es claro.Aunque como van las cosas ,debería pensarse en abrirle un expediente a estos militares por  "cooperación con el probable enemigo". El fantasma de Venezuela se agiganta y al parecer a Maduro le quedan dias en el poder y Cuba ,indefectiblemente va detrás.

Imagen de Anónimo

Excelente operación de la inteligencia cubana con estos militares!

Imagen de Anónimo

Qué los investigue la CIA... y que estudien su relación con Ana Belén Montes de paso y miembros de la Red Avispa, sin obviar el apso de esos militares y sus contactos por Rusia (como ha pasado con otros), China, Irán o Corea del Norte.

Imagen de Anónimo

¿Qué van a recibir de Raúl Castro y a cambio de esta componenda cochina con la dictadura cubana, los militares que escriben la carta, porque ésto no es gratis? ¿Están de acuerdo estos militares americanos con los militares cubanos que explotan al pueblo de Cuba y le roban sus recursos y para llegar aquí, les ofrecieron acaso un trozo del pastel en sus negocios de GAESA a cambio de esta carta? Qué les den por culo, los cubanos decentes no se venden. Estos sí que son colonialistas, no me extraña que los americanos no votaran por los demócratas y este tipo de política apañada por Obama de carácter demagógico. Ya ven con el acuerdo con respecto a los acuerdos nucleares con Iran, a punto de anularse, porque no cumple nada ¿y qué dicen de las líneas rojas con Siria? o ¿de las conversaciones por las buenas con Corea del Sur? ¿qué pasa con Rusia y Ucrania? ¿cómo le va a China con los intercambios económicos y dejar fuera la polítca? Así les va y ya verán lo que les espera de seguir comiendo mierda e ir por las buenas con comunistas y dictadores.

Imagen de Anónimo

Yo no soy ningún militar retirado ni en servicio, pero pido lo mismo que esos militares. Es lo más inteligente. Cuba pertenece a los cubanos y es asunto de los cubanos si ellos quieren cambios, de qué tipo, cuando y cómo. Cuba no es ninguna amenaza para Estados Unidos y coopera en muchas áreas con este país.  Es un país pacífico, pobre, pero no miserable, muy seguro, sin tráfico de drogas, sin sicarios ni pandillas. Es, sobre todo, por primera vez en mucho tiempo, un país soberano, bajo el dominio de ninguna potencia o nación extranjera. Podría y debería de tener una mejor situación económica, una mejor administración política y más participación ciudadana. Sí, podría, pero Trump no debe meterse ni exigir nada. Lo eligieron para gobernar este país y no para ser dictador del mundo ni para complacer a un grupo de irresponsables, cobardes y traidores cubiches que no tienen ni tuvieron ni madre ni autoestima ni patria ni identidad. Solo los guia su egoismo y fantasías.  Si tanto quieren el bien de Cuba, es hora de mudarse para allá. Ya Trump tiene bastante con el pleito con Corea, con apoyar la destrucción de Siria, algo a lo que antes se oponía, y el cambio de régimen no tan encubierto en Venezuela. Algunos quisieran que se volviera loco y bombardeara Cuba. Eso los alegraría, pero, aparte de que sería un crimen, sería también la mayor estupidez del mundo.

Imagen de Anónimo

Los militares que firman la carta están negando al pueblo de Cuba los principios que rigen la Constitución norteamericana de hace más de doscientos años y que han guiado la política exterior e interior de los Estados Unidos también desde 1918 y 1948. Esos principios contemplan el respeto a la dignidad humana, que lesionan abiertamente estos militares con esa carta al pueblo de Cuba, buscando relacionar a Trump con los Castro e igualando a una familia de dictadores con un mandatario elegido democráticamente y negándole a los cubanos los derechos más elementales, entre ellos la libertad. ¿Con qué moral si los Estados Unidos hacen algo así (amigarse con los Castro) van a exigir respeto a la libertad y los derechos humanos en el mundo, como hasta ahora han hecho? Por esta regla de tres, los espías cubanos al servicio de los Castro en las universidades americanas o hasta en el Pentágono pueden robar todos los secretos que les dé la gana a partir de ahora, vendérselos a Iran, Rusia o China, como siempre han hecho, y Estados Unidos será un país sin moral para hablar de nada en el mundo porque condena a un pueblo a la esclavitud, del modo que vivía el sur de los Estados Unidos en el siglo XIX.