Jueves, 23 de Noviembre de 2017
18:48 CET.
Electricidad

Cero apagones para no espantar el turismo

Es notable el ir y venir de turistas por La Habana. Desde que arrancó la política de deshielo entre Cuba y EEUU arriban a la isla legiones de visitantes deseosos de husmear en una ciudad semidestruida, empercudida, apestosa y detenida en el tiempo.

Ante el evidente descalabro chavista en Venezuela, las utilidades dejadas por estos "invasores deseables" se han hecho imprescindibles para la economía del país, obligando a los principales consorcios estatales y militares a levantar maratónicamente una infraestructura que garantice su desarrollo. 

La crisis política y económica suscitada en el país sudamericano ―el granero energético de Cuba― ha repercutido en la Isla de tal manera que la gasolina especial (Premium) disponible en los garajes Servi-Cupet solo se vende a turistas que arriendan automóviles en las agencias Transtur. La actividad turística se encuentra en el primer nivel de la escala de prioridades ante las restricciones, incluso desplaza en importancia al cuerpo diplomático acreditado en la Isla y al sector estatal.

Asimismo, la voluntad del ministro de Energía y Minas, Alfredo López, es la de reducir los apagones a cero, según confirma un funcionario que solicitó el anonimato y, quien puntualiza que "hoy por hoy, la generación electroenergética le está costando un culo a la nación".

¿La causa? Pues ese mismo funcionario argumenta que el peso de la generación eléctrica de la Isla recae sobre las baterías de grupos electrógenos, tecnología que consume importantes volúmenes de combustible diesel especial, cotizado a un altísimo precio en los mercados. Sin embargo, la tecnología MTU de procedencia alemana esta acuñada por los especialistas como la más eficiente de la que dispone la Unión Eléctrica (UE) en la actualidad.

Indica el funcionario que el sistema nacional sufrió una baja sensible el pasado año, tras la salida de servicio de una de las unidades de la Central Termoeléctrica (CTE) Lidio Ramón Pérez (Feltón) de Holguín, a consecuencia de un incendio en el generador. Después la CTE Carlos Manuel de Céspedes (Cienfuegos) fue desincronizada del sistema para someterse a una remodelación general durante ocho meses.

A tal vacío se suma el déficit de cogeneración a costa de apenas 54 centrales azucareros disponibles para moler en tiempo de zafra y la producción de la industria niquelífer, las cuales cubrían una parte de la demanda del sistema nacional.  Y se suma también la sequía, mermando la contribución de las más de 170 mini, micro y pequeñas hidroeléctricas diseminadas por el país.  Lo cual deja un déficit imposible de ser cubierto por los tres parques eólicos de la Isla de la Juventud, Turiguanó y Holguín y las baterías de paneles solares, representativos de una apuesta ambientalista.

El país cuenta con ocho centrales termoeléctricas con tecnologías obsoletas de la antigua URSS, Europa del Este y Francia, con eficiencias que oscilan, como máximo y conservadoramente, entre el 25 y 35%. Estas centrales tienen, sin embargo, la ventaja de consumir el crudo nacional rico en azufre, aunque esto acelera la corrosión en el sistema de quemado y acorta los ciclos de mantenimiento. 

También la empresa Energas tiene siete unidades capaces de aportar al sistema mediante turbinas de gas y ciclos combinados que son alimentados por los pozos petrolíferos de las provincias Mayabeque y Matanzas.

Otro inconveniente de la actual situación es que la casi totalidad de los grupos electrógenos emplazados hace más de diez años, durante la época de la llamada "revolución energética" ya rebasaron su vida útil y muchos se encuentran inutilizados por falta de piezas de repuesto y personal calificado para las reparaciones. Por tales causas muchos de los hoteles y áreas turísticas se encuentran desprovistos de servicio de emergencia, lo que les impone una total dependencia del sistema electroenergético nacional.  Y a esto habría que añadir que los grupos electrógenos diseñados para consumir fuel-oil (combustible más barato), como la batería del Reparto Embil (Calzada de Vento), resultaron ser un fiasco.

Instalar centrales termoeléctricas (con vida útil de hasta 30 años) conllevaría a edificar obras civiles complejas, además de la contratación de especialistas extranjeros para el montaje, supliendo así el alarmante déficit de especialistas nacionales. Por consiguiente, según indica la fuente, el montaje de grupos electrógenos sería lo más expedito y seguro para garantizar una disponibilidad generadora adecuada.

En Cienfuegos ya se acometió el movimiento de tierra y se funden las bases para instalar 40 módulos, conteniendo cada uno una máquina MTU modelo 20V4000 G43, con una potencia principal de 2.130 megawatts, que totalizará una capacidad instalada de 84 megawatts. Al plan general se suma una subestación para conectar las fuentes al sistema nacional.  El grupo se acercó a la refinería Camilo Cienfuegos para, mediante un oleoducto, suministrar los casi 30.000 litros/hora de diesel especial que consumirá a plena carga toda la batería.

Vale aclarar que los fabricantes recomiendan emplear estas máquinas como máximo durante cuatro horas de trabajo continuo y a un 80% de su potencia nominal para alargar su vida útil. Estos grupos electrógenos MTU fueron fabricados en la República Popular China y por primera vez serán puestos a prueba en la Isla. También se proyecta el montaje de otras tres baterías de MTU en la Habana, Sancti Spíritus y Santiago de Cuba, provincias que poseen refinerías de petróleo.

El funcionario consultado asevera: "El afán por reducir a cero los apagones está encaminado a satisfacer las demandas del turismo. Si bien la población se ha beneficiado, es gracias a que los arrendadores privados ofertan una capacidad sustancial de alojamiento y aportan utilidades al Estado".

Y concluye: "Si pese a las quejas de los turistas por los altos precios, malos servicios, cucaracheros y contagio de enfermedades diarreicas, agregamos los apagones, cuando salgan por el aeropuerto cantarán como Sabina: 'Allá no vuelvo más'".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 5 ]

Imagen de Anónimo

Del lobo un pelo, y aunque sea por esa supuesta prioridad de no contrariar a los turistas se beneficia la gente en general. Pero apagones sí ha habido recientemente. Otro argumento más importante que el del turismo (y el mismo argumento que sería válido en casi cualquier rincón del planeta) es que los apagones nocturnos crean condiciones propicias para actividades delictivas y de otro tipo, razón de sobra para que traten de sacar la electricidad de donde no la hay.

Imagen de Anónimo

DDC y La Vaca Mora: Si se la ......grita y si se la ..... llora!!!!!.

Imagen de Anónimo

¡TURISTAS DE TRES POR KILO! Ahora, no , el pueblo NO interesa, las necesidades múltiples de la población , no importan, ES EL TURISMO BARATO al que hay que mantener para seguir llenando las arcas de la cúpula en el poder de monedas de oro, como en los tiempos de piratas. Está bien, pueblo de la isla, 50 años más , no es nada... mientras MIAMI pague, sigan en la gozadera...

Imagen de Anónimo

Recuerden que nuestro Gibierno, esta haciendo lo posible, por resolver todos los problemas de la Poblacio, pero no olviden que somos un Pais Pequeno y Bloquedo por una Potencia!!!Calma que lo malo de esto, son los Primeros 150 anos, a partir de ahi, las cosas mejoraran, ya va faltando menos!!Saludos a los Muchachos del Minint, que monitorean estos comentarios y sin esperanza, pues ya su amigo Barac Hussein Obama, tumbo pies secos y pies mojados !!! A tomar Sopa de Ajos !!!

Imagen de Anónimo

Pues yo no veo a Cuba, tan mala  ?? Cuando Los Tainos eran los duenos, aquello estaba peor  !!!