Domingo, 19 de Noviembre de 2017
15:54 CET.
Sociedad

Dos José que son Vanguardias Nacionales

Un dependiente de una tienda en divisas llamado José lleva cuatro años consecutivos resultando Vanguardia Nacional y dice que lo único que ha conseguido es "más  trabajo".

"Desde que comencé en un Fotoservice hace 15 años", comenta, "hasta hoy que soy jefe de turno de una tienda grande, siempre me he esmerado por destacarme en la pincha y cumplir con lo establecido en el reglamento laboral. En poner mucho ahínco en brindarle el mejor trato al público, no caer en irregularidades  y trabajar en equipo. Así  han venido los reconocimientos…  y los aplausos.  Entonces cuando alguien no viene a trabajar, ahí está José el Vanguardia para tapar el hueco…  Si hace falta que se quede un cuadro el domingo para apoyar en el inventario del almacén, ese soy yo, el Vanguardia".

Y continúa: "¿Estímulos? Sí, muchos, pero todos morales. ¿Beneficios? Seguro, ya no tengo que pintar la pared de mi casa: está llena de diplomas y certificados. En el último Primero de Mayo me eligieron junto a otros trabajadores vanguardias para llevar la bandera del Ministerio de Comercio en el desfile. El mes pasado, ¡al fin!, me dieron un estímulo material, una cena en un restaurante de lujo con todos los gastos pagos… excepto las bebidas alcohólicas, que debían correr por mi cuenta. Un día antes de la cena fui al cajero a sacar mi salario del mes, porque no festejaría mi condición de Vanguardia con agua, ¿verdad? ¡Y el cajero invalidó mi tarjeta!  ¡Por error…! Corrí  al banco a quejarme y me explicaron que los cajeros automáticos últimamente estaban cometiendo ese tipo de error y había muchas quejas. Pero no debía preocuparme, en siete días el banco me daría una tarjeta nueva... Me disgusté tanto que no fui a  la cena".

Otro trabajador Vanguardia Nacional que también se llama José, es dependiente de la tienda Caracol, de Santa Fe, y lleva el día entero atendiendo una cola larguísima que llega a la calle. Ese día  habían sacado varios equipos electrodomésticos de alta demanda  y parecía que media Habana había corrido allí a comprar  ventiladores de mesa, de pared y de pie, microwaves, batidoras y cajitas descodificadoras de televisor.

La cantidad de personas dentro de la tienda era asfixiante para las di mensiones del local y, para colmo, el aire acondicionado estaba roto. José tenía el ventilador de muestra encendido a todo dar, pero no refrescaba.  Desde las 9:00 am estaba atendiendo gente y eran las 2:00 pm y aún no había probado bocado.  Le dio dinero a uno de la cola para que saliera y le comprara un refresco, pues ya casi no tenía fuerzas  para desembalar los equipos, probarlos y explicarle al cliente el modo de funcionamiento, además de llenarle las planillas del certificado de propiedad y la garantía.

"La gerencia aún nos debe la merienda del mes pasado", dice José mientras arma un ventilador de pared para probarlo en la corriente. "A cada empleado de la tienda le corresponde diariamente una lata de refresco y un paquete de galleticas dulce, pero el mes pasado y en lo que va de este mes, hemos tenido que comprar nuestras meriendas con el dinero de nuestros bolsillos. Argumentan  que hay atraso. El pago en divisas también está atrasado. La gerencia  y el sindicato nos tienen dormidos con que nos van a entregar una prima por sobrecumplimiento, pero ni siquiera una cuñada se ha aparecido… Yo no puedo protestar, soy Vanguardia Nacional y debo dar el ejemplo, pero tampoco protestan los trabajadores simples, prefieren  el invento para resolver… ¡Pero yo no puedo caer en eso!".

Muchos trabajadores como estos dos José llegaron a sus títulos y a sus reconocimientos laborales tras una preparación ética y revolucionaria que los condujo a un sometimiento de los que ya no pueden zafarse. La emulación socialista fue el puntal en el que varias generaciones de cubanos se afirmaron, para cargar sobre sus hombros durante un largo camino un barco, que salió una noche de Tuxpan tras un ideal, pero como dice el primero de estos dos José, "ahora parece navegar a la deriva".   

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 13 ]

Imagen de Anónimo

A un pais le hacen falta gente como los dos Don Jose, gente trabajadora y sacrificada, gente que hace lo que se debe hacer, lo malo que no los reconocen y los explotan al maximo en el biranato. Por lo mismo el pais esta lleno de mulatos sin camisa y sin ningun tipo de modales buscando a ver donde se puede robar, con cero talento ni capacidad de sacrificio. Con ese material humano y los Jose en desaparicion esa islita esta condenada. Yo tambien fui un poco asi y trabajaba en lo que me gustaba por una mierda de salario y con la luz larga puesta en pirarme, hace unos años me pire y hoy me explota un capitalista que me paga mil veces mas de lo que me pagaban los comunistas y puedo vivir muy bien. 

Imagen de Anónimo

Gracias a estos "Dos José" la dictadura ha perdurado y mientras existan personajes cómo estos nos convertiremos en Dinastía alcanzando al final la meta impuesta: el Reino Castro Campos Ruz por los siglos de los siglos, bendecido por su santidad el papa Francisco........pobre pueblo bruto, miserable y sin futuro.....Inmundo García.

Imagen de Anónimo

Trabaja negro trabaja y vive de tu sudolpara que tenga su alhajala prole de tu senhol

Imagen de Anónimo

Pero todos esos esclavos vanguardias volverán a desfilar este 1ro de Mayo en la Plaza, felices (o fingiendo serlo), gritando vivas al régimen que los oprime. Son viles y miserables, así que se merecen lo que tienen. Por eso estuve muchos años sin participar en ninguna marcha chivatiente, hasta que me largué de la finca castrista.

Imagen de Anónimo

Es que la gente como los José tienen que mantener a los personajes como los Castro. Para ponerle gasolina al yate, Tony necesita que se vendan 348 ventiladores Inpud y 437 televisores Caribe.

Imagen de Anónimo

Este par de guacarnacos ni lloraron cuando le deron un par de nalgadas a la hora de nacer, lo que salió de sus bocas fue: -¡Comandante en en jefe ordene! Que traten de pagar con estímulos morales en las diplotiendas o en un simple transporte para que vean la patá por qlo que les van a dar..

Imagen de Anónimo

Tony Castro es vanguardia nacional ,recibio un paseo en yate por el Mediterraneo y habitaciones pagadas a mas de1000 Euros

Imagen de Anónimo

Dice un Jose que no puede protestar por que es Esclavo Nacional,pero los otros esclavos si lo pueden hacer,es que no se puede ser mas tonto,si es mas tonto nace guanajo.

Imagen de Juan

Los primero que tienen que protestar son los Joses. Ellos son el ejemplo de la porquería de los Castro. Se han sacrificado toda una vida para que lo traten como mendigos. Los cubanos están ciegos o se hacen los ciegos, con tantas visitas de los cubanos americanos a esa isla y todavía hay esclavos en la isla. Esos cubanos americanos le han contado el modo de vivir afuera y todavía hay ingenuo en ese país. LOL!

Imagen de Anónimo

Pobrecitos los Jose's..."inventar"...la palabra mágica de los cubanos, la que se adivina por contenido y repercusión desde el vientre materno, tan manida la palabrita que ya esta incorporada al genoma...Si viesen, supiesen, imaginasen...¿que seria de ellos...?, ¿...del letargo enfermizo y criminal luto para millones de cubanos...?? El mayimbeo vive feliz de que la frente de algunos se haya achicado con el paso de los años, los afectados son los peones del déspota, los lujosos especimenes "tierra adentro" que el genocidio de la nación consiguió para sus campañas y palpitante demagogia. No robar, no traficar, no "hacerse el sueco" son los valores que en la honradez precian toda actividad humana que genere un sustento digno...Los Jose's son las otras víctimas, no ciegas ni sordas pero sin contacto con la realidad. En los Despachos: Bruno's, Ramiro's, Marielas, Raules...todos sicarios vulgares depredadores de los Jose's,. Traficantes de sentimientos manipulados, estrujados, aterrillados...los Jose's...al igual que los Elian's, todos tristes lavados de cerebro.¿Donde esta y quien es un cubano "real"...? De momento el Guiñol necesita de torpes marionetas, infelices, inocentes pero marionetas, son oxígeno y alimento calórico para la maquinaria que liquidó cualquier indicio o autenticidad en las instituciones donde todo ciudadano sienta orgullo y distingo por sentirse plenos. Las Marionetas solo son Atrezzo.