Lunes, 18 de Diciembre de 2017
00:36 CET.
POLÍTICA

El régimen trata de silenciar críticas recibidas en Ginebra de una ONG

El Gobierno de Cuba trató el lunes de silenciar el testimonio de la organización no gubernamental UN Watch en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, después de que esta criticara la actuación de algunos regímenes y solicitara la retirada de estos del organismo internacional.

El director ejecutivo de UN Watch, Hillel Neuer, enumeró una serie de violaciones a los derechos humanos cometidos por 11 gobiernos, entre ellos Pakistán, Arabia Saudí, China, Bolivia, Emiratos Árabes Unidos, Irán, Bangladesh, Venezuela y de Cuba, según recoge la web oficial de la ONG.

"Damos la bienvenida al compromiso expresado por el secretario general de reformar las Naciones Unidas. Es por eso que hoy, de conformidad con el Artículo 8 de la Resolución 60/251, pedimos la expulsión de Arabia Saudí de este Consejo", inició Neuer su turno de intervención en Ginebra.

Criticó que en China se siguen "negando las libertades básicas a 1.300 millones de personas" y defendió que mientras los derechos humanos sean abusados por Bangladesh, Bolivia, Burundi, Congo, Egipto, Irak, Qatar y Emiratos Árabes Unidos, la ONG que representa seguirá pidiendo la expulsión de estos gobiernos del Consejo de la ONU.

Igualmente lo hará con Venezuela "mientras el Gobierno de Maduro aprisione a los líderes de la democracia como el alcalde Antonio Ledezma, de Caracas, y haga que sus millones de ciudadanos escarben en la basura por comida".

Con respecto a Cuba, manifestó que seguirá promoviendo su exclusión "mientras mantenga encarcelado al prisionero de conciencia, Eduardo Cardet".

El orador fue interrumpido por la delegación de La Habana, cuyo representante invocó una "cuestión de orden". Dijo que el representante de UN Watch no tenía facultad para realizar tales planteamientos, argumentando que la decisión de elegir a los miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, pertenecía "únicamente a los Estados miembros de Naciones Unidas, quienes los eligen libremente".

Las delegaciones diplomáticas de algunos de los países condenados por la ONG en Ginebra respaldaron el pronunciamiento del régimen aliado y cargaron contra el ejecutivo de UN Watch.

Sin embargo, Neuer agradeció a Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Alemania, Holanda y Letonia "por defender con éxito el derecho de UN Watch a hablar".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

La Tirania hace todo lo posible dentro y fuera, con malabarismos,  por evitar una condena. Realmente es muy benévola esta ONG pues solo hace mención del Dr. Cardet como condición para solicitar la retirada de Cuba de dicho organismo, ciertamente o tiene muy limitada información este representante o busca solo circunscribir el drama de los DDHH en Cuba a una persona encarcelada injustamente en Cuba cuando el problema es de todos los cubanos que viven bajo la negación de derechos en una sociedad democrática

Imagen de Anónimo

Sin embargo apreciamos tolerancia con él régimen de la Habana...si mañana liberan a Cardet.....¿que?    Aldo(CENTRO DERECHA CUBANA)

Imagen de Anónimo

Esta es la ONU que debe ser, salvaguardando los derechos de los pueblos esclavizados y denunciando las dictaduras. Las dictaduras fascistas como Cuba y Venezuela no pueden soportar la verdad y siempre buscan callar a quien la dice a toda voz. Espero que es secretario general sea honesto y expulse a todos estos regímenes y muy especialmente a Cuba y a Venezuela; de lo contrario; yo estaría apoyando 100% a Donald Trump en que la ONU son una serie de tipos hablando y pasándola bien sin hacer nada, y estaría muy de acuerdo en que la Estados Unidos le retiraran todo el billete que le dan, y con el que viven bien todos los diplomáticos; e incluso la magnífica sede que tienen en Manhattan.