Sábado, 25 de Noviembre de 2017
03:03 CET.
Agricultura

Vegueros de Holguín, entre los abusos de Cubatabaco y las plagas

Los vegueros cubanos no podemos vender tabaco a nadie dentro o fuera de la Isla que no sea la empresa estatal Cubatabaco. Tampoco se nos permite fabricar puros o cigarrillos. Incluso es sancionable.

Con semejante situación, es habitual que se cometan injusticias con los productores. Más allá de la cara visible de la familia Robaina, heredera del mediático Hombre Habano, y una docena más de "privilegiados" a lo largo del país, el resto lo tenemos difícil para ganar el sustento y no nos hemos enriquecido como se estigmatiza.

Cubatabaco se cuida de informar a los vegueros sobre los precios del tabaco cubano en el mercado mundial y su correspondencia con lo que les paga. Se ha fijado un precio tope para la máxima calidad del tabaco normal (para cigarro y tripa y capotes de puros) en 100 dólares el quintal; mientras que el de capas de exportación ultra finas promedia 350 dólares. Los productores no sabemos si es poco o mucho, si es justo o no.

La mayoría de los vegueros de Holguín producimos el tabaco normal al sol. Las vegas de capas de exportación son solo aquellas seleccionados por la empresa y llevan tapaderos, nadie puede hacerlo por cuenta propia. Los recursos, muchos importados, solo el Estado los posee y, como todo en Cuba, nunca son suficientes, ni siquiera en un renglón exportable.

Para los tapaderos el Gobierno vende todos los insumos; para el resto lo hace parcialmente. Por ejemplo, una enfermedad habitual es la "Pata prieta" (Phytophthora nicotianae), un hongo que ataca la raíz y ocasiona enormes pérdidas. Si a todos nos vendieran el producto curativo que se le facilita a los tapaderos, la producción se incrementaría hasta en un 20%.

En la actual campaña, con la crisis derivada del recorte del suministro petrolero de Venezuela, lejos de mejorar hemos empeorado. Mi pequeña cosecha, por ejemplo, que ya era insuficiente para sostener a mi familia, ha mermado en un 25%.

Y Cubatabaco es ineficiente al cumplir con los suministros a los campesinos, pero no al exigir calidad a la hora de comprar. El tabaco menos virtuoso, que no esté podrido, es excelente para fabricar cigarro y de hecho así lo emplean. En el 90% de los casos la falta de calidad se debe a falta de insumos, pero la empresa no se responsabiliza y solo quieren pagar 30 o 40 dólares por quintal (entre 750 y 1.000 pesos cubanos), para luego sacarle más de 800 dólares (más de 20.000 pesos) nada más que en cigarros de consumo nacional.

Si hay que invertir cerca de 40 dólares para producir un quintal, el de menor calidad y aprovechable, las ganancias no debería bajar de 60 dólares (1.500 pesos), máxime si los tabaqueros solo cobramos utilidades una vez al año y la tierra debe ser tratada en el otro periodo para asegurar su estado óptimo.

El pasado año casi todos los productores salieron perjudicados con los precios y no hay cómo exigir. La Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) no nos representa ni pelea por nuestros intereses, es del Estado igual que Cubatabaco, el banco, la empresa aseguradora y la cooperativa a la que estamos obligados a pertenecer. En mero complot gubernamental para cuartar libertades y derechos, la empresa monopolista no hace contratación directa con los productores, ni el Banco de Crédito y Comercio facilita créditos, ni el seguro nos cubre, si no es mediante la cooperativa, que cobra una comisión del 3% o el 4% del pago bruto de toda venta agrícola (no de las ganancias). La ONAT impone otro 5% del mismo monto.

Este año se avizora un peor resultado por una manchita llamada pintadilla de la cual no se ha descubierto la causa y está dañando la imagen de la hoja. Nunca han querido ignorarla a la hora de pagar, a pesar de que saben que en el proceso de fermentación se pierde y no afecta la calidad final. Todo lo contrario, la usan como pretexto para abusar del productor depreciando su cosecha y luego lucrar.

Hice una pequeña encuesta con 25 tabacaleros de mi cooperativa y el 100% dijo que sí a la pregunta "¿de haber otra empresa de tabaco, particular o estatal, dejaría Cubatabaco?"; también el 100% dijo estar descontento con el cumplimiento del contrato y declaró que no demanda porque es inútil; el 76% preferiría no pertenecer a la cooperativa y negociar directamente, y el 92% quisiera que fuera permitido crear cooperativas independientes de tabacaleros.

"Si este año nos quieren hacer lo mismo con la pintadilla esa tenemos que ponernos de acuerdo para no vender hasta que no tengamos un precio justo, para que no nos roben", afirmó Janner, cuyo tabaco ha mermado también por enfermedades que serían controlables si contara con los productos necesarios.

Carlos apuntó que lleva "más de cinco cosechas teniendo afectaciones severas con la pata prieta y [las autoridades] no venden productos efectivos, solo a unos pocos".

"Estoy trabajando por gusto y, pese al seguro, es demasiado el trabajo que se pasa para que paguen una miseria; si esto sigue así, no siembro más", añadió.

"Si me afectan mi ganancia con el pretexto de la pintadilla, el año que viene si acaso siembro la mitad del tabaco y cultivo otros productos para vender a los particulares, que pagan en efectivo y en seguida", dijo Alexander, un joven productor.

Los ánimos están caldeados, las asambleas de la cooperativa, que antes no tenían asistencia, se llenan para protestar y exigir la presencia de directivos de la ANAP, Cubatabaco y el Partido Comunista, pero estos brillan por su ausencia. En febrero pasado suspendimos una reunión porque nos negamos a reunirnos para hablar lo mismo sin tener a los decisores frente.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

Regimen absurdo y necrosante llamado a desaparecer por autoaniquilamiento irreversible.

Imagen de Anónimo

Las plagas al tabaco siempre han existido. Pero la GRAN PLAGA de CUBATABACO y comparsa, ésa , ¡ésa es la peor!

Imagen de Anónimo

Abri los ojos a este revuelto mundo en una vega de tabaco, mis tatarabuelos fueron traspasando sus destrezas, habilidades y disciplina campesino laboral a toda la generacion que presidio, hasta mis padres. Resulta dificil de creer como se perdio completamente algo tan digno y prospero que en otros tiempos fue la fuente sustentable de tantos campesinos. Fui testigo siendo niño como obligaron a muchos a dejar sus tierras e irse a las cooperativas donde se les robaba descaradamente, muriedo de tristeza y mutilando la continuidad de tan bella obra. Un solo ejemplo por citar, porque antes de morir pugnare por escribir un libro lleno de aquellos atropellos; Recuerdo una tarde una señora de esas extremistas educadas bajo la pandemia COMUNISTA, trajo a casa de mis abuelos una pareja de Rusos apestosos con la finalidad de obligar aquellos viejos q abandonaran sus tierras para explorar con fines mineros sus tierras; Mi gran abuela desde su decencia analfabeta los echo practicamente, el castigo no tardo mucho, les quitaron gran parte de sus ya reducidas tierras, y eso es un ejemplito, Ja,ja, Para ser exacto corrian los finales de los 80; Posteriormente destruyeron todo, hasta la naturaleza quedo diesmada, aquellos excelentes campos quedaron habitados por ladrones, rematando lo que aun quedaba..

Imagen de Anónimo

En historia de Cuba nos hablaron que en la etapa colonial existio la politica conocida como estanco del tabaco que fue la causa de la sublevación de los vegueros. Pero resulta que la revolucion tiene un estanco similar pero los vegueron actuales no se sublevan. A quien se le ocurre cultivar para un solo cliente explotador y ladron como el gobierno cubano.