Lunes, 18 de Diciembre de 2017
00:36 CET.
Exilio

'Volver a extrañarte Cuba'

Archivado en

Yuribert Capetillo Hardy dedica este corto a su difunta madre y 'a todo hijo que extraña a su madre'.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

No me preocupa la situación ruinosa de las casas y edificios, pues eso se resuelve en diez o quince años. Lo preocupante es el rescate de la moral, la educación formal, la decencia, la educación y amor por la familia y el progimo, volver a la Cuba que yo conocí y viví, eso es difícil, he estado en Cuba a ver a mi mama, después de un castigo de quince años sin poder entrar a mi casa, por que así lo decidieron los dueños de mi casa, y cuando volví me asuste, yo parecía un bicho raro en medio de aquella situación de necesidades y cada quien quería quitarte dinero, desde el mismo aeropuerto, hasta los taxistas como aquellos cachorros que para manejarlos es necesario valor y también para montarse. Eso fue toda una odisea, al llegar y saludar a los míos, me encerré e hice una oración pidiéndole a mi Dios, salud y larga vida para mi pueblo. Que tengan tranquilidad y por futuro mejor y para los que tienen secuestrado a mi país, que mi Dios les de la posibilidad de pensar todo el mal que están haciendo y liberen las fuerzas productivas y a ese gran pueblo, 58 años es suficiente. Que se larguen al infierno ya.

Imagen de Anónimo

Cuba esta muerta.  Viva la nueva Cuba. 

Imagen de Anónimo

Nada de comunismo en el vídeo, nada de Fidel Castro, nada de CDR, UJC, PCC, FMC, pioneros por el comunismo. Nada. Da la impresión que la causa es económica y que hay libertad en Cuba, que el hambre es el motivo de la ausencia. Por otro lado, eso pudo haber sido hecho en Haití o cualquier nación de África al Sur del Sahara. Por último, desde que salí de aquel infierno no he vuelto. Y no tengo nostalgia ninguna. No, en absoluto, no echo de menos a la represión, a la persecución, a la vigilancia, a las expulsiones universitarias, a la homofobia, a la vulgaridad. Desde que conozco el desarrollo, el trabajar y recibir por lo que haces, que vivo bien, que viajo, tengo coche, dinero en el banco, no echo menos de nada. Pero no puedo hablar por los adoctrinados, por aquellos que aún fuera de Cuba tienen miedo a decir la verdad y  aunque sea en dos minutos, luchar contra quienes han destruido nuestra nación.