Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
14:03 CET.
Economía

El Estado pelea contra los boteros

El Estado cubano, actuando como un único y poderoso patrón donde la población no ha sido más que un rebaño de asalariados sin derecho a protestar ni exigir, ha aplicado siempre el principio de "ordeno y mando". Este principio, tal vez válido cuando todo le pertenecía absolutamente, se ha vuelto obsoleto con la aparición del trabajo por cuenta propia y el surgimiento de micronegocios y microempresas particulares, los cuales ya no le pertenecen ni dependen directamente de él.

Esta nueva situación parece no haber sido comprendida por las autoridades. En las nuevas y diferentes condiciones, pretenden continuar ejerciendo el poder absoluto con disposiciones y medidas arbitrarias, burocráticas y dogmáticas, sin tener en cuenta ni respetar los intereses de los nuevos sujetos económicos. Tales intereses entran en contradicción con los estatales y hasta con algunos aspectos de los denominados "sociales" promulgados por las autoridades. Y es que en nombre de "la defensa de los derechos del pueblo y de los humildes", se han cometido bastantes arbitrariedades e irregularidades, que han afectado precisamente a quienes dicen defender.

El trabajador por cuenta propia, al igual que el pequeño negociante o empresario, debe, en el ejercicio de su actividad, pagar elevados impuestos al Estado, comprarle a precios exorbitantes los insumos que necesita, cubrir sus gastos y obtener alguna ganancia, que le permita, en primer lugar, sobrevivir y, de ser posible, invertir para su funcionamiento, mantenimiento y desarrollo. Este proceso se produce en el marco de la oferta y la demanda, la cual, para que funcione exitosamente, no puede ser sometida a "camisas de fuerza burocráticas".

La única forma de regular la oferta y la demanda es mediante el equilibrio entre ambas, o sea, que lo que se oferte cubra la demanda. De no ser así, a mayor demanda y menor oferta, precios más altos y, a la inversa, precios más bajos.

Si el Estado y las autoridades que ejecutan sus políticas quieren competir con los particulares, deben ser capaces de ofrecer mejores servicios y productos de calidad a precios más bajos que los de ellos. Acorralarlos y aplastarlos, mediante decretos y disposiciones limitantes, nunca ha sido una política inteligente.

El actual forcejeo entre el Gobierno y los taxistas particulares no se resuelve aplicando el "ordeno y mando". En definitiva, los taxistas particulares han surgido y se han desarrollado debido a la insuficiencia del transporte público y a su pésimo servicio, de lo cual son responsables el Estado y el Gobierno. Han venido a aliviar la carencia del mismo, y sus elevadas tarifas responden a los también elevados gastos en que incurren, para poder ejercer su actividad.

Si existiera un buen servicio público de transporte a bajo precio, no serían necesarios tantos taxistas ni sus tarifas serían tan altas. ¿Por qué el Gobierno, que ha sido incapaz durante años de resolver el problema del transporte público, no permite que este pase a manos de inversionistas privados, como era y funcionaba durante la República, cuando existía la Cooperativa de Ómnibus Aliados?

Este enfrentamiento actual debe constituir un alerta, tanto para el Estado como para sus autoridades, ya que situaciones similares pueden aparecer en otros sectores de la fragmentada sociedad cubana: paladares, cafeterías, cooperativas de todo tipo (las mal denominadas "no agropecuarias"), etcétera.

El surgimiento de la propiedad privada y su consolidación, tanto cubana como extranjera, aunque aún sea incipiente y lenta, exige un nuevo tipo de actuación de parte del Estado y de sus autoridades. Los tiempos del "ordeno y mando", basados en el poder absoluto sobre toda la sociedad y sus bienes, tienen los días contados.    

'Si a mí no me dan nada, como van a toparme los precios', se queja un botero en La Habana

Entre este sector de cuentapropistas hay disgusto tras las medidas de regulación de precios impuestas por el Gobierno.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 8 ]

Imagen de Anónimo

Dicen que el cagandante muerto era muy inteligente, pero en materia económica era un animalito. Nunca entendió la oferta y la demanda, nunca entendió que los bancos tenían que cobrar interés, nunca entendió nada, el resultado está ahí, Cuba hecha toda una mierda en todo. La generala tampoco es muy adelantada en esta materia.

Imagen de Anónimo

Eso es l que realmente es el Castro-Comunismo-Stalinista-Fascista:Miseria.Siempre sobre la marcha en retroceso.......Pobre Cuba, donde un par de anti-cubanos destruyó el tejido comercial-industrial existente antes del año del error:1959.

Imagen de Anónimo

Vamos a ver hasta cuando los grandes pendejos cubanos aguantan la camisa de fuerza del regimen de Raul Castro!?Lo que si debemos estar claro es que en Cuba se han perdido los pantalones y la voz cantante contra el regimen la van llevando las damas, los calzones, quien lo diria!!! 

Imagen de Anónimo

En castrolandia, el que le lleve la contraria al gobierno, desaparece, asi de simple. Los boteros estan jodi... y ni aconsejarles que transformen los almendrones en lanchas. Porque el Obama que la gran mayoria de Cubanos en la isla adoraba, les metio la pun'alada trapera jijijiji.Y ahora que van a hacer, si ya no pueden correr pa la yuma?. Imagino que seguir aguantando como siempre han hecho. Y los familiares del extranjero a mandar mas verdes que la cosa esta mala. 

Imagen de Anónimo

El Estado "Cubano" no está sólo contra los boteros sino contra TODOS los cubanos...

Imagen de Anónimo

La propiedad privada no es cuestion del gobierno. >El gobierno se tiene que ocupar de la propiedad publica. >Los boteros y el pueblo todo que gozan de los servicios privados no se deben dejar meter el pie-

Imagen de Anónimo

CUANDO LOS CUBANOS FUNDEMOS LA TERCERA REPUBLICA, TENDREMOS DE TODO Y EL CEBORUCO DE SANTA EFIGENIA LO LANCEMOS A LA FOSA DE BARTLE, O SEA A LAS PROFUNDIDADES DE ESA FOSA QUE ESTA AL SUR DE SANTIAGO DE CUBA, PARA QUE ESO LIMPIE UN POCO LA AFRENTA A NUESTRO PUEBLO, POR UN GRUPO DE SINVERGUENZAS Y MAL NACIDOS.

Imagen de Anónimo

Yo diría que quienes tienen los días contados son los boteros.