Martes, 27 de Junio de 2017
01:49 CEST.
Periodismo

Los jóvenes periodistas y los tentáculos de la censura

Para nadie es un secreto la escasa credibilidad de la prensa oficialista. Ocultamientos, parcialidad e informaciones incompletas son el pan de cada día de unos medios que responden únicamente a los intereses del grupo que detenta el poder.

Debido a esa situación es comprensible que cualquier acontecimiento, por insignificante que parezca, que pueda poner en tela de juicio semejantes anomalías, cree ciertas expectativas.

De esa manera la opinión pública recibió la celebración del II Encuentro de Jóvenes Periodistas, que sesionó en La Habana en días pasados, convocado por la oficialista Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).

En efecto, no faltaron las sugerencias que despertaran la suspicacia de los elementos de línea dura de la nomenclatura raulista. En su edición del pasado domingo, el periódico Juventud Rebelde publicó 18 propuestas que los jóvenes periodistas realizaron a las altas esferas del poder. Como muestra, comentaremos tan solo tres de ellas.

"Facilitar que la UPEC organice encuentros territoriales de capacitación a los funcionarios ideológicos que tienen relación de trabajo con la prensa.". O sea, se pide que los censores que el Departamento Ideológico del Partido mantiene en cada órgano de prensa sean capaces de aceptar la frescura o la audacia que los jóvenes le impriman al periodismo.

"Aumentar espacios de reflexión y debate sobre temas de la agenda pública." Evidentemente, los jóvenes periodistas consideran que es insuficiente el tratamiento que reciben los temas más candentes de la realidad cubana en los distintos medios de prensa.

"Abordar la aplicación de los Lineamientos desde los espacios en los que se están viviendo, con diversidad de opiniones de académicos y ciudadanos." Aquí destaca que las nuevas generaciones de periodistas exigen pluralidad de puntos de vista, y que se ponga fin a esa monótona y perjudicial unanimidad informativa.

Por supuesto que los jóvenes periodistas no estuvieron solos en la cita. No faltó la presencia de altos dirigentes del Gobierno y la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC). Por el primero estuvo el primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel, mientras que la organización juvenil se vio representada por Joan Cabo Mijares, miembro del Buró Nacional de la UJC. Y tanto uno como el otro, en vez de corresponder a los reclamos juveniles, se limitaron a señalar lo que espera el Poder de los bisoños trabajadores de la prensa.

Díaz-Canel expresó que "vivimos en tiempos de una guerra ideológica y cultural, y solo saldremos victoriosos mediante plataformas de comunicación emancipadoras, que promuevan un pensamiento crítico frente a las pretensiones colonizadoras". Es decir, que el primer vicepresidente concibe únicamente la crítica contra el "enemigo", y no como un medio de transformar la sociedad cubana.

Por su parte, Cabo Mijares apuntó que "un periodista joven y bien preparado nos puede ayudar a desmontar cualquier matriz de opinión errada que se extienda". Todo muy claro: se quiere que los jóvenes periodistas sean una tropa de choque, al estilo de las brigadas de respuesta rápida, para salirle al paso a las opiniones que se aparten de las directivas gubernamentales.

Días antes de iniciarse este II Encuentro, en un foro-debate que varios internautas sostuvieron con miembros del comité organizador de este cónclave, se inquirió acerca de la posibilidad de que los jóvenes periodistas contribuyan a que se llegue a la autogestión de los medios de prensa. Una autogestión que incluiría, entre otros aspectos, decidir lo que se publica o no, y los temas que se abordan. La respuesta fue que el asunto estaba en "estudio" por la UPEC. No dudamos de que de ese estudio emerja la recomendación de que los jóvenes periodistas —y también el resto del gremio— aprendan más a autocensurarse. Tal vez esa sea la única manera de acceder a la autogestión de los medios de prensa.    

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Las maravillas del comunismo se logran cerrando el cerebro, la boca y el estómago. Los horrores del capitalismo funcionaron en Cuba con el pensamiento, la expresión y el alimento.www.gate.net/~joachim/

Imagen de Anónimo

DONDE ESTA LA PRENSA EXTRANJERA?

Imagen de Anónimo

Si Cuba fuera un país en que los funcionarios cobraran estipendio por las estupideces y boberías que dicen, el PIB per cápita superaría al de los Emiratos Arabes.

Una vez más, Díaz - Canel "sobrecumplió" las metas fijadas por el PCC.