Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
14:03 CET.
Opinión

La batalla silenciosa contra el Estado explotador y la lección de los 'boteros'

La batalla silenciosa que libran el pueblo y los trabajadores cubanos contra el Estado explotador se ha tornado abierta con la crisis del transporte de alquiler privado en La Habana, creada artificialmente por políticas burocráticas y voluntaristas que amenazan con paralizar la capital, con todas sus imprevisibles consecuencias.

Sin ponerse de acuerdo, sin organizarse ni utilizar internet, los llamados "boteros" habaneros se han visto obligados a reaccionar contra las absurdas decisiones del Gobierno provincial de topar los precios de los viajes. 

Ya más de una vez se ha tratado el tema. La causa de la crisis del transporte público, de la alimentación, de la vivienda, de todo el desastre social que tenemos en Cuba, es la misma de esta crisis que ahora enfrentan los habaneros con los boteros: la forma centralizada de tomar las decisiones y controlar la economía.

El modelo estatalista está agotado y los que toman estas decisiones lo hacen en medio de insolubles contradicciones y es así como resulta la misma burocracia, con sus inconsecuencias, la que agudiza las contradicciones y terminará causando la explosión del sistema.

Los que han tomado la decisión de topar los precios del transporte privado, no entienden las consecuencias: los transportistas privados simplemente no pueden trabajar con los precios topados del Estado, porque el precio del petróleo y demás insumos, necesarios para el funcionamiento de los "almendrones", junto a los altos impuestos, vuelven irrentable esa actividad económica.

La batalla silenciosa

Al "Estado socialista" de los fidelistas nunca les interesó ni preocupo la rentabilidad. Las consignas de "hacer más con menos, no importan los costos" y otras, voluntaristas por el estilo, predominaban en la política oficial.

Desde 1991, cuando el IV Congreso del PCC, muchos venimos advirtiendo que el modelo dirigista estatalista no funcionaba, se estaba agotando y había que cambiarlo, democratizarlo y admitir sin prejuicio el trabajo privado y cooperativo. Lo menos que hicieron fue acusarnos de "perestroikos" y tratar de neutralizarnos políticamente. 

Desde que llegó Raúl Castro al Gobierno empezó a hablarse de oferta y demanda, de mercado y cosas por el estilo, de trabajo por cuenta propia, cooperativismo y apertura a la inversión externa; pero las reformas aprobadas por el mismísimo Congreso del PCC no se realizan integralmente, no se concretan, se aplican sesgadamente. El miedo a compartir el poder con los trabajadores y el pueblo aterra a la burocracia.

Aquí tenemos ahora mismo una muestra más de cómo ellos y sus políticas son los responsables de que no avancen las fuerzas productivas, la economía se estanque y las soluciones a los problemas concretos que enfrenta la población se dilatan o se impiden.

Los transportistas no son responsables de que el Estado siga pagando salarios de miseria a sus trabajadores, de que el petróleo esté costando un CUC (25 pesos cubanos) el litro, que las piezas de repuesto cuesten caras porque hay que traerlas de a poquito de EEUU, República Dominicana o de dónde aparezca, porque no hay un mercado mayorista que compre barato fuera, comprando mucho, para vender menos caro dentro.

Y para eso no hay que ser economista, ni haber estudiado en Harvard, ni ser "procapitalista", como enseguida acusa la jauría fidelista extremistas e intolerante a quiénes proponemos soluciones.

El Gobierno central debe tomar cartas rápidamente en este asunto si no quiere que se complique más, liberar el precio del transporte, dar facilidades a los transportistas de acceso a petróleo más barato, crear un mercado de piezas al por mayor para ellos, estimularlos a que formen cooperativas que reciban beneficios, bajar los impuestos y en vez de entorpecer, ayudar a agilizar ese servicio que tanto se necesita.

Además, hasta cuándo La Habana va a seguir con un transporte público tan deficiente, y hasta cuándo va a seguir el Estado pagando salarios de miseria a sus trabajadores. Si no puede mantener el transporte público, ni pagar a los trabajadores de las industrias y los servicios, acabe de entregarlos a cooperativas y a los privados y dedíquese simplemente a cobrar impuestos.

Pero no quieren que la gente "se haga rica", que se acumule capital, que se "viva mejor", que se resuelvan necesidades básicas, porque el día que eso ocurra, se va a pensar en política y esto es lo que no quiere la burocracia.

El pueblo cubano hace año viene librando una batalla silenciosa contra el Estado explotador, "desviando" recursos del Estado, apropiándose en cada centro de trabajo de lo que puedan para poder sobrevivir, haciendo declaraciones de impuestos muy por debajo de lo que indica la ley, cobrando servicios "por la izquierda", etc.

Algunos no han entendido que, ante la represión total, ésa ha sido la forma en que la gente ha podido enfrentar el monstruo estatalista represor y le hacen el juego al Estado llamando ladrones a los trabajadores que lo expropian. Ya el agotamiento del modelo, el abuso, la opresión y la represión están obligando al pueblo a manifestar su descontento abiertamente.

El tiempo para las reformas se agota. La vida demuestra que el "socialismo de Estado" no es reformable: debe ser cambiado de raíz y con él toda estructura burocrática. La burocracia misma está cavando su tumba, pero su entierro es obra de todos. Los boteros nos están dando una lección de cómo hacerlo pacíficamente.

'La cuenta no da', responden 'boteros' a las nuevas regulaciones del Gobierno

'Haremos lo mismo que hace el Estado: lo que nos dé la gana', dice tras la imposición de precios máximos para las rutas que cubren. (CUBANET)

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 24 ]

Imagen de Anónimo

Oiga Amadeus, eso es lo que hubiera querido el recien empedrado, -no enterrado-, para justifica ante la historia que fue el "enemigo imperialista" el que liquidó su obra y no sus propias contradicciones y el pueblo. Por suerte en EEUU hay personas sabias que han tenido poder, que al parecer así lo entendieron también y han actuado en consecuencia. La gran derrota del Fidelismo está en las propias reformas del hermano si fuera capaz de llevarlas consecuentemente. Y gracias por su comentario. Pedro Campos.

Imagen de Amadeus

Don Pedro, me ha gustado esta vez su artículo, pero le digo algo: El sistema jamás explotará a no ser con "the little help from my friends". Es decir, desde Cabo Cañaveral un accidente desvía un cohete y cae sobre el MINFAR o sobre el Comité Central en medio de un congreso. O la opción más diverida, el equipo de softball de la 82th Airborne USMC entra por Jaimanitas.

Imagen de Anónimo

A ver, si tu escuchas a una mujer quejarse de que la viola y la golpea diariamente su marido, y esta sigue con él, y no toma ninguna medida tajante, cualquiera sea la naturaleza de lo que decida, con mas o menos inteligencia, tal, menos o mas violenta que la de su marido, tiene lo que se merece. El pueblo en el mundo que mas se ha quejado, pero continua aceptando a su gobierno proxeneta, ese pueblo tiene lo que se merece.....Cada cual tiene que tomar su medida, pero lo unico que no se puede es permitir que el chulo siga golpeando...La gente se ha acostumbrado a "luchar" que significa subsistir, en vez de "luchar" para eliminar al holgazan mayor que es el gobierno establecido.

Imagen de Cubanón Regusanón

La realidades que el taxi en cualquier país normal es para la persona que quiere o necesita iajar más rápido o más cómodo. Los ómnibus, metros, trenes o tranvias son os que mueen al mayor prociento de la población en áreas urbanas. SEn elcaso de Cuba, donde el régimenexpropio a las empresas de omnibus urbanos, el la Habana la COA y la OMSA, debió asumir la resposbilidad de garantizar el trnasporte de pasajeros con eficiencia, cosa qe no hizo. Más bien, con cada año que pasa el ransporte se vuele peor y la tente en maor grado tiene ue recurrir a esos taxis colectivos. Eld régimen no se ocupa de garantizar e transport de pasajeros uranos e interurbanos inclusive, le trspasa todeso a los boteros y leugo los quiere exporimir. Una actitud bien cómoda y desconisderda de su parte porque esos bteros son los qu ele están dando el salve para que la gente nose bote un día pra la calle.

Imagen de Cubanón Regusanón

Sí, lo qu tiene quehacer los del régime es quitarle  todos los boteos la licencia. Que vayan y se las quiten, es más que les decomisen los carros y cuando no haya transporte y la gente empeice a llegar tarde oa no ir y se bote para la clle, se acaba con aquella dictadura.

Imagen de Anónimo

Cito: “los que toman estas decisiones lo hacen en medio de insolubles contradicciones y es así como resulta la misma burocracia, con sus inconsecuencias, la que agudiza las contradicciones y terminará causando la explosión del sistema”. Nosotros los de la izquierda democrática hace bastante tiempo venimos pronosticando que el castrismo será pasto de sus propias contradicciones internas, por eso, sin Fidel y con Trump, sigo y seguiré abogando por: Cuatros Pasos Programáticos para una Transición Ordenada a la Democracia de Cuba que a continuación relaciono: 1) Legalización de los Partidos Políticos de Oposición, 2) Convocatoria a una Asamblea Constituyente Multipartidista, 3) Instauración de un Estado de Derecho con sus poderes independientes (ejecutivo, legislativo y judicial), 4) Elecciones Multipartidistas Municipales, Provinciales y Nacionales, COMENTARIO de Esopo\Moustafa Hamze Guilart, São Paulo, Brasil.

Imagen de Anónimo

Huelga general en toda Cuba y se acabó la tiranía castrista 

Imagen de Kurt_Turing

Una lección de economia política...mas claro ni el agua...la pelota está en el campo de Pamela

Imagen de Anónimo

E L articulo esta muy bueno, excelente , pero senores recordemos que Pedro Campos esta en Cuba.Como he escrito en otro comentario , la dictadura ,tirania ,como se le llame ,quiere ignorar le ley de oferta y demanda, esto es imposible.En realidad a la tirania castrista poco le importa lo que el pueblo este sufriendo , todo lo que le interesa es mantener el poder y punto.RENE LIBERTARIO.

Imagen de Anónimo

ANO 18.55Bueno eso lo dirá Ud. que ha dado una explicación clara y concisa de por qué mi análisis, que no es tal, sino simple opinión, es errado.Por cierto donde pone duele debía de decir su, es lo que tienen los teléfonos con predicción de texto, lo siento.