Jueves, 23 de Noviembre de 2017
18:48 CET.
CRISIS HUMANITARIA

Empeora la situación de cubanos varados en puntos fronterizos de México con EEUU y Guatemala

Centenares de cubanos varados en puntos fronterizos entre México y Estados Unidos y en Tapachula, Chiapas, enfrentan un futuro incierto y temen la deportación.

Reportes de medios de prensa desde Nuevo Laredo (Tamaulipas), indicaron que el número de emigrantes cubanos concentrados allí tras el fin de la política "pies secos/ pies mojados" superaría los 350 y representa un problema para las autoridades locales.

El periódico El Mañana, reportó que más de 170 cubanos están albergados en la Casa del Migrante "Amar", que ya rebasó su capacidad, por lo que varios tienen que dormir en el patio.

"Colchonetas, cobijas, ropa y alimentos ya se nos están acabando, aunque vienen a darnos donaciones. Algunos tienen que dormir en el patio porque no hay espacio, pero nosotros los recibimos; ahorita ya son 173 migrantes y tratamos de ofrecerles a todos por igual lo que tenemos", dijo Aarón Méndez Ruiz, director del albergue.

Los emigrantes llegaron al refugio con la esperanza de que el presidente estadounidense, Donald Trump, revierta la decisión de su antecesor, Barack Obama, de eliminar la política "pies secos/ pies mojados", que permitía quedarse en Estados Unidos a los cubanos que alcanzaban las costas y fronteras del país. Sin embargo, han comenzado a desesperarse.

"Ya ellos están desistiendo porque ven que esto no avanza. Unos comienzan a moverse porque se les acaba el dinero, otros dicen que van a buscar una casa de renta o algún lugar, están reaccionando, despertando de una promesa que no llegó", afirmó Méndez Ruiz.

La mayoría se niega a volver a Cuba y está buscando arreglar su situación migratoria en México para poder establecerse por un tiempo y buscar un trabajo.

"A Cuba sí me da temor regresar, no sabemos si nos puedan castigar por haber salido de la Isla, además ya estamos a un paso de Estados Unidos, no tiene sentido regresar", dijo un cubano citado por El Mañana.

Según el diario, por ahora la mayoría de los cubanos descarta cruzar la frontera ilegalmente, como deben hacer los mexicanos.

La publicación oficial Hoy Laredo dijo que el gobierno municipal da atención, junto a organizaciones civiles, unos 350 cubanos varados en la ciudad.

"Nos interesa establecer claramente la forma en que ellos pueden proveer sus servicios, necesitamos sea en forma ordenada, con respeto a las leyes y reglamentos del municipio, para no afectar a terceros ni a la ciudadanía", dijo Rodolfo Garza Benavides, director de Gobierno.

"También solicitamos se reubiquen en un nuevo espacio, posiblemente en la plaza Juárez, para que hagan el proveimiento de los alimentos. Vemos que en la calle, cerca del Puente 1, se genera un caos vial y queremos resolver ese problema para evitar un accidente", añadió el funcionario en referencia a los cubanos que se mantienen cerca del cruce fronterizo con Estados Unidos.

"Pido a la ciudadanía su comprensión a esta situación difícil de nuestro hermanos de Cuba. La autoridad federal deberá intervenir en determinado momento y a nosotros nada más nos queda mantener el orden. Y a los ciudadanos cubanos les pedimos sean respetuosos de las leyes que rigen en nuestro país", puntualizó Garza Benavides.

La posibilidad de que el Gobierno federal intervenga, como dijo el funcionario, es una preocupación para los cubanos que temen que el asunto acabe en deportaciones masivas. México ya ha deportado a decenas de cubanos en los últimos días.

César Augusto Verástegui, secretario general de gobierno de Ciudad Victoria, capital de Tamaulipas, calificó como "muy complejo" el tema de los emigrantes.

"Vamos a buscar la manera de repatriar a cubanos y centroamericanos que son deportados por nuestra frontera norte del Estado, sobre todo por el municipio de Nuevo Laredo y Reynosa", dijo Verástegui, citado por la publicación local La Capital.

Señaló que el presupuesto para atender a los emigrantes "está agotado" y que las autoridades de Tamaulipas "buscan la manera de atender y resolver el problema, sobre todo para que cubanos y centroamericanos tengan un buen regreso a su país".

En Tapachula, Chiapas, cerca de la frontera de México con Guatemala, unos 700 cubanos temen también ser deportados.

Muchos llegaron a territorio mexicano a finales de 2016 y, ante la falta de dinero, han comenzado a mudarse a los albergues de la ciudad y a abandonar los hoteles que rentaban.

La mayoría mantiene la esperanza de llegar a los Estados Unidos. Algunos consiguen empleo para ganarse algo de dinero o un plato de comida, reportó Televisa.

El Instituto Nacional de Migración expide al día entre 40 y 50 oficios de salida que permiten a los emigrantes cubanos una estadía en el país de 21 días. Muchos ya tienen en su poder ese documento, pero la falta de recursos les impide cruzar México para llegar a la frontera norte.

Desde Chiapas han sido deportados 161 cubanos que aceptó de vuelta el Gobierno de la Isla, como parte de sus acuerdos con el de México.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.