Domingo, 24 de Junio de 2018
Última actualización: 11:23 CEST
CLIMA

El sismo del pasado martes ocasionó daños materiales en Santiago de Cuba

Vista de la ciudad de Santiago de Cuba. (VISITARCUBA.ORG)

El sismo de 5,8 en la escala Richter del pasado martes en Santiago de Cuba ha tenido hasta el momento poco más de tres réplicas, según dio a conocer la estatal ACN (Agencia Cubana de Noticias).

Se reportaron daños en paredes de viviendas y de algunas escuelas, y pérdidas parciales de techos tanto de tejas francesas como de fibrocemento, indicaron medios oficiales.

En la ciudad de Santiago de Cuba el temblor se sintió fuerte, pero dada la distancia de unos 92 kilómetros del epicentro han sido las ondas sísmicas de baja frecuencia las que han llegado con mayor amplitud.

Según expertos, se espera que en las próximas horas ocurran varios de magnitud cuatro, que irían disminuyendo durante semanas o dos meses.

Bladimir Moreno Toirán, director del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (CENAIS), advirtió que la zona en la que ocurrió el fenómeno es de baja sismicidad, comparada con el resto del sur del oriente cubano.

El sismo de este 17 de enero se sintió en los poblados santiagueros costeros de Chivirico, Uvero y La Plata, además, en Bartolomé Massó, Caney de las Mercedes y otros sitios de la provincia de Granma.

Moreno Toirán destacó que el Servicio Sismológico Nacional cuenta con una red que agrupa 18 estaciones sismológicas, operando actualmente en el país con equipos de alta tecnología y muy confiables, que pueden registrar hasta eventos locales muy pequeños, o los que con magnitud superior a seis ocurran en cualquier parte del mundo.

De acuerdo con el periódico local Sierra Maestra, el sismo del 17 de enero tuvo lugar "justamente a un año" de haberse iniciado una temporada sísmica anómala "que mantuvo en vilo a la población".

El 17 de enero de 2016 fueron en total ocho los temblores que sintieron los santiagueros.

Científicos del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (CENAIS) caracterizaron el 2016 como un año de elevada actividad sísmica con un total de 5.756 temblores en Cuba, de los cuales solo 61 fueron perceptibles con magnitud superior a tres en la escala de Richter, todos con epicentro en la región sur oriental de la Isla.

Archivado en