Viernes, 15 de Diciembre de 2017
22:48 CET.
Sociedad

El incremento de perros callejeros alarma a los guantanameros

Habitantes de la ciudad de Guantánamo se quejan de un notable aumento del número de perros callejeros, muchos de ellos enfermos, que deambulan por los alrededores de establecimientos de venta de comida.

"Fui a comprar un pan con picadillo allí enfrente y casi tropiezo con un perro con la piel enferma y un mal olor que me quitó el hambre. No sé cómo es que a nadie le preocupa que ese animal se mezcle con las personas que pasan por ahí", se quejó José Ángel Rodríguez, un joven que frecuenta el punto WiFi ubicado frente al mercado Caribe ll.

Un trabajador de gastronomía que se negó a identificarse comentó que varios consumidores han criticado la situación y expresado temores sobre las eventuales consecuencias para la salud.

"Hay personas que pasan y cuando ven a los perros que siempre están aquí en busca de alguien que les dé de comer comienzan a decir que estos animales traerán consigo la propagación de epidemias", afirmó el empleado.

Mientras, en otras zonas de la ciudad también preocupa el aumento en la cifra de perros callejeros.

"Donde quiera es lo mismo. Si te sientas en el parque Martí, en el centro de la ciudad, te percatas de que hay perros por todas partes, especialmente cerca de los centros gastronómicos", dijo Lucía Herrera.

Datos publicados por medios oficiales al cierre de 2015 indicaban que había en Guantánamo más de 15.400 perros callejeros de 51.000 canes que existían en total, lo que a juicio de una doctora del Policlínico Norte de la ciudad significa ya un riesgo importante de propagación de epidemias.

"Los perros, entre otras enfermedades, pueden transmitir leptospirosis, rabia y sarna sarcóptica", refirió la profesional de Salud Pública que pidió que no fuese revelada su identidad por temor a represalias.

En Cuba no existe una ley de protección de los animales. "Hay una tendencia al maltrato a los perros desde el mismo instante en que nacen", dijo la doctora y criticó además la falta de control sobre el incremento en la población de animales sin hogar.

"Ya me da asco comprar algo de comer en cualquier establecimiento de gastronomía", dijo una abuela que sale a pasear con su nieta de cuatro años de edad cuando los padres de la niña están trabajando. "Cuando llego a los lugares me topo con esa cantidad de perros que no te sacan los ojos de encima hasta que les das algo de comer y se pegan a la niña de tal modo que tengo que cargarla".

"Lo molesto no es que se te acerquen buscando comida, sino que muchos tienen un aspecto horrible y la piel enferma. Alguien debe concientizarse y darle solución al problema", concluyó la abuela.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 5 ]

Imagen de Anónimo

Hay aquí perros más miserables que esos animales 

Imagen de Anónimo

Que triste. Y todavia se habla de humanidad en el hombre nuevo cubano. Yo perdi a mi perro de 11 años y aun lo estoy llorando

Imagen de Anónimo

Pobres animales nunca ha existido ley ni nada que los proteja y a las mismas personas que les da asco verlos son los que lo botan a la calle y no los alimentan. que triste pais

Imagen de Anónimo

COÑOO¡¡ LOS GUANTANAMEROS TIENEN LA CARNE POR LA LIBRE SUELTA EN LA CALLE Y NO SON CAPACES DE MATAR EL ANIMAL Y DESCUARTIZARLO ¡¡QUE VAGO SON!!PARECE QUE ESTÁN ESPERANDO QUE SE LA LLEVEN POR LA LIBRETA A LA CARNICERIA,PARA DESPUES ENTRETENERSE HACIENDO COLA.el bobo alipio*+

Imagen de Anónimo

Que se los coman, como en Korea del Norte.