Lunes, 5 de Diciembre de 2016
21:27 CET.
Opinión

¿Seremos otra vez hijos bobos de Rusia?

¿Es real el peligro de que Cuba vuelva a convertirse en un satélite de Moscú? ¿Estará anidando ciertamente esa posibilidad en las locas cabecitas de Vladimir Putin y de Raúl Castro? "Solo cuchillo sabe lo que oculta el corazón del ñame", afirma un viejo dicho. Pero en caso de que fuesen positivas las respuestas a estas dos interrogantes, nunca antes, desde finales de los años 80 del siglo XX, estarían mejor dadas las circunstancias para alimentar la perspectiva, si bien no como hecho fácilmente realizable, sí como ilusión, con toda la carga nefasta que suelen traer las ilusiones de personajes como los de marras.   

Por un lado, está el recrudecimiento del embargo estadounidense y el retroceso en su acercamiento diplomático y comercial a la dictadura cubana, dos eventualidades que ya se ven venir. Por otro, el evidente atractivo que ejerce la Isla sobre la cúpula gobernante en Rusia, algo que no es nuevo pero que hemos ido visualizando con mayor claridad en la medida en que crecen las ínfulas imperiales de Putin. Puede que incluso a partir de próximo enero, Cuba le interese aún más al Gobierno ruso que al estadounidense, al menos como socio sufragáneo.

Por encima de otros detalles menores, como la cordial avenencia entre Trump y Putin, que no es más que un relativo entendimiento entre pícaros, está el hecho cierto de que el nuevo presidente estadounidense no podría impedir que Rusia saque provecho de la nueva coyuntura. En buena ley, no tendrá a su alcance, formalmente, una manera de impedirlo. Tampoco podrá impedir que los Castro sigan siendo los dueños de la Isla, con o sin embargo, pero aún más con embargo, por lo cual les resultaría viable abrir el país al nuevo zar ruso.

Es de suponer que ganas no será los que les falte a los nostálgicos del Kremlin. "Hay nostalgia no solo en Rusia sino también en Cuba y Vietnam por lo que hubo antes en ambos países", declaró recientemente Víctor Ozerov, quien preside el comité del Senado para la defensa y la seguridad, en Rusia. Y si vamos a ser francos, habría que agregar que no únicamente los mandarines añoran aquella vieja relación. No son pocos los cubanos de a pie que igual la extrañan.

En su rol de madre colonial, la URSS mimó a los cubanos más que España, llamándonos camaradas e incluyéndonos bajo la aparente condición de iguales en el coro de La Internacional, a la vez que nos llenaba las despensas con latas de pollo a la jardinera, y las pantallas de los televisores con muñequitos de palo, y los bosques con radares y cohetes, y los sueños con anhelos de conquistadores geopolíticos, y los pechos con medallas por la participación en guerras y guerrillas de medio mundo. En fin, nos dio en la vena del gusto, estimulando nuestra arraigada vocación de hijos bobos. Entonces, ¿alguien puede estar seguro de que tal como los fuimos de España, y luego de Estados Unidos, y luego de la URSS, y luego de Venezuela, no nos convertiríamos gustosos en los nuevos hijos bobos de Rusia?

Comentarios [ 15 ]

Imagen de Cubanón Regusanón

El artículo está flojo. La situación actual no es igual a cuando la URSS nos matenía. A la rusia de Putin le podrá interesar en algún sentido trabajar cierta relación con los Castro, pero no van a mantener al régimen igual que antes. El comentarista que dice que siempre hemos sido hijos bobos no sabe lo que habla. Cuba era un país que, sin dádivas ni concesiones, tuvo una moneda más fuerte que el dólaar. Acá se producían y exportaban diversos renglones, la alfabetizqación era superior a lade muchos otros países de la región. En muchos aspecto estab al nivel de Argentina, Urugyay y Méjico. If´Infórmese antes de opinar.

Imagen de Anónimo

Los bobos son los que creen que con el embargo tumbaran a los comunistas del poder.

Imagen de Anónimo

Quien es el autor de este arti-culo.? Por favor si no sabe mejor no haga oir su voz, que queda ud en ridiculo delante de todos. Le propongo que mientras estudia concreta, objetiva  seriamente el caso de Rusia, conformese con hacer algun comentario desacertado en facebook en contra de Vladimir Putin, a lo mejor asi se le pasa su enconamiento . No le haga perder el tiempo a la gente con su bola de sandeces.

Imagen de Anónimo

Rusia tiene una economia emergente. No es un pais rico y no tiene cash suficiente para ser el Tio rico que era la URSS.

Imagen de Anónimo

miren bien la foto,,,ahi hay amor.,,La china y la matriuzca.

Imagen de Anónimo

Cuba ya no tiene ningun atractivo estrategico para Rusia,,,estos tiempos son de espionaje satelital y cibernrtico, su arsenal de largo alcance estaria en minutos en territorio continental USA desde cualquier punto de rusia o del mar, para q hecharse ese muerto de nuevo,,,les saldria demasiado caro.

Imagen de Anónimo

Hijos bobos de Rusia con Putin, y me imagino que de los EEUU con Trump, no? Ya que ellos son panas.

Imagen de Anónimo

Se apresuro Kerry en enterrar la Doctrina Monroe. Las estupideces de esta administracion han sido colosales de ahi nacen los Trumps.

Imagen de Anónimo

"Y esta idiotes de diario??.. La propaganda antirusa blah blah.." no lo leas y punto!

Imagen de PAPA GOFIO

Cuba siempre fue un hijo bobo, desde su nacimiento, primero de España después de Estados Unidos, después de la URSS, después de Venezuela y si dios nos ayuda seremos los hijos bobos de Estados Unidos de nuevo, espero que para siempre ya que el cubano solo sabe bailar y joder. 

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.