Lunes, 5 de Diciembre de 2016
21:27 CET.
ECONOMÍA

El Gobierno dice que quería 'orden y disciplina' antes de otorgar nuevas licencias a paladares

La reciente suspensión de licencias decretada por La Habana se enmarcó dentro de lo que llama "ejecución de un grupo de medidas para el funcionamiento exitoso, estable y seguro, pero con orden y disciplina de las 522 paladares existentes en La Habana" y defendió que "ha permitido no solo avanzar en esa dirección sino otorgar 22 nuevas licencias".

En declaraciones a la estatal Agencia Cubana de Noticias, Isabel Hamze, vicepresidenta en funciones del Consejo de la Administración Provincial (CAP), calificó de fructíferos los recientes encuentros realizados por municipios con la mayoría de los titulares de esos establecimientos gastronómicos del sector no estatal en La Habana.

Dijo que tales reuniones tuvieron un objetivo "profiláctico, preventivo, para alertarlos sobre algunas irregularidades que se manifestaban de manera aislada" y defendió que como Gobierno "están obligados a llamarles la atención en aras de que sus negocios marchen bien".

Según la funcionaria, tuvieron con los titulares de las paladares "una conversación transparente y franca respecto a violaciones como la obtención de materias primas de manera ilegal, la evasión fiscal y el exceso de ruido en algunas paladares" y añadió que en tal sentido hubo receptividad.

El lunes la emisora oficial Radio Reloj informó que desde el 24 de octubre se reinició el otorgamiento de los permisos para la apertura de restaurantes privados en La Habana.

La suspensión de las licencias durante más de un mes, del 15 de septiembre al 23 de octubre, fue "temporal", según declaró la propia Isabel Hamze al medio.

La directiva admitió la ausencia de un comercio mayorista en el que los negocios particulares puedan adquirir sus materias primas e insistió en que "en estos momentos se hace difícil crearlo", además de reconocer que "el mercado minorista está deprimido".

Sin embargo manifestó que tales elementos no justifican que se obtengan "mercancías y medios de una fuente ilícita".

Según la funcionaria, en un control especial realizado a 32 unidades de diversos municipios durante 10 días tras las reuniones con los dueños de paladares, "no se detectaron mayores problemas o dificultades, y solo a un establecimiento se propuso retirarle la licencia correspondiente".

En tal sentido Hamze justificó que "no se otorgaron nuevos permisos hasta lograr orden y disciplina", por lo que, luego de esa medida temporal, en los últimos días el Gobierno en La Habana aprobó 22 licencias, a cuyos titulares se les "explicará también lo orientado".

Acotó que los dueños de las paladares tienen una licencia de elaborador-vendedor de alimentos con bebidas alcohólicas, con servicios gastronómicos, es decir, son restaurantes que no tienen prohibido disponer de un bar, pero algunos habían distorsionado ese alcance al convertirse en discotecas o cabarets.

Recordó que desde el año pasado el Consejo de la Administración Provincial fijó las tres de la madrugada como horario de cierre de dichos establecimientos.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Law and Order, están igual qiue Trump.

Imagen de Anónimo

Esto pinta a que echaron marcha atras y se haran de la vista gorda antes la perpectivas de que aumente el descontento. Incomprensible que justifiquen la imposibilidad momentanea de almacenes mayoristas, las cosas no salen del aire porque se consiguen en la marginalidad roba-venta, no es mejor compra-venta y asi se beneficia el "estado proletario" y la gente puede correr sus negocios sin sozobras, victimas de la especulaciones y bajo el temor de las fiscalizaciones del gobierno. La inexistencia de un mercado mayorista es mas falta de voluntad politica que material.

Imagen de Anónimo

Si porque Cuba es un ejemplo de orden limpieza .disciplina y civismo.le ronca con los castrosaurios.lo de ellos es dirigirle la vida hasta el mono.

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.