Domingo, 4 de Diciembre de 2016
22:50 CET.
ECONOMÍA

Refinería cubano-venezolana cerrará el año con solo el 53% de su plan de producción

La refinería cubano-venezolana Camilo Cienfuegos ubicada en Cienfuegos y una de las principales de la Isla, cerrará este 2016 con solo el 53 % de cumplimiento de su plan anual de procesamiento de petróleo, reportó Xinhua.

En conversación reciente con medios internacionales de prensa, la primera secretaria del Partido Comunista en la provincia, Lidia Esther Brunet, informó que en estos momentos la planta no está a los niveles de producción pronosticados por diversos motivos.

"Realmente se ha limitado la entrada de crudo para el procesamiento aquí en la refinería nuestra. Este año no va a cumplir el plan que tenía previsto como lo había hecho todos los años anteriores desde la reactivación (en 2007), y las causas se conocen, tema contrato, tema Venezuela y otras cuestiones", precisó.

Analistas han señalado que la principal causa es la contracción de entrada de crudo proveniente de la nación suramericana, consecuencia de la actual crisis mundial de los precios del hidrocarburo debido a la sobreoferta y la falta de consenso en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para fijar un tope en la producción que estabilice el mercado.

El pasado mes de julio un funcionario de la estatal venezolana PDVSA citado por Reuters había anunciado que la planta de Cienfuegos cerraría parcialmente durante unos 120 días y operaría a la mitad de su capacidad.

De acuerdo con datos oficiales, en 2015 la refinería Camilo Cienfuegos cumplió su plan de producción anual, ascendente a 17.800.000 barriles de crudo.

Sin embargo, de mantenerse las condiciones adversas en este año, la planta sólo procesará alrededor de 9.430.000 barriles de petróleo, dejando de refinar cerca de 8.370.000 barriles.

De igual forma, la secretaria del PCC en la provincia cubana dijo a Xinhua que las obras de ampliación relacionadas con la industria petroquímica, instalaciones diseñadas para construirse en terrenos adyacentes a la planta, están detenidas por el momento, debido a la compleja coyuntura actual.

"Hasta ahora están paralizadas, puede ser que en un momento futuro siga todo el proceso inversionista que tiene que ver con el polo petroquímico", explicó la funcionaria.

La agencia china recuerda que en julio el gerente general en la Isla de Petróleos de Venezuela (PDVSA), Luis Morillo, comunicó que la refinería presentaba problemas técnicos y de ingeniería que serían resueltos en un plazo no mayor de 90 días, sin que ello afectara la vida normal de la sociedad cubana.

Morillo igualmente manifestó que la planta redujo su capacidad de producción en 15.000 barriles, para registrar en la actualidad un total de 50.000 barriles de crudo diarios, en su totalidad suministrados por Venezuela.

La refinería Camilo Cienfuegos es una empresa mixta constituida en abril de 2006 entre la estatal caribeña Cuvenpetrol S.A. y la venezolana PDVSA, fruto de los acuerdos suscritos en el marco de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Bajo el esquema "hydroskimming", la planta tiene una capacidad de procesamiento de tres millones de toneladas de petróleo al año, a razón de 65.000 barriles diarios, aunque la meta es elevar esa producción a 150.000 barriles.

El sistema de refinación de la Isla, según la estatal Cuba-Petróleo (CUPET), está integrado por cuatro instalaciones ubicadas en el occidente (Ñico López), centro (Camilo Cienfuegos y Sergio Soto), y oriente (Hermanos Díaz), las cuales tienen como objetivo maximizar el abastecimiento de la demanda nacional de derivados del petróleo.

Según el Gobierno, la mitad del crudo procesado por estas refinerías proviene de la producción nacional, y el otro 50 % es importado de varias naciones, principalmente de Venezuela.