Domingo, 11 de Diciembre de 2016
00:20 CET.
Economía

La guerra no sería solo contra los paladares

En el reciente anuncio del Consejo de la Administración Provincial de La Habana (CAP), que contiene una serie de disposiciones que norman el funcionamiento de los paladares (restaurantes privados), se habla del orden y la disciplina con que deben de laborar estos negocios. Sin embargo, un análisis detallado de algunas de esas directivas indica que se trata, en lo fundamental, de impedir que el progreso económico de los establecimientos se les vaya de las manos a las autoridades.

Por ejemplo, si un músico que ameniza las comidas resulta muy demandado por los usuarios, pero no pertenece a ninguna de las empresas del Instituto de la Música, no podrá ser contratado por los paladares. Por otra parte, el no permitir que los paladares adquieran "mercancías ilícitas" podría limitar sobremanera la oferta de estos restaurantes. Ante la inexistencia de un mercado mayorista, tendrían que circunscribirse a comprar en las tiendas minoristas, las cuales presentan un marcado desabastecimiento.

Otra de las disposiciones señala la prohibición de importar mercancías con fines comerciales, debido a que semejantes transacciones no están aprobadas por la Aduana General de la República. Esa medida, que también afectaría el surtido que los paladares brindan a sus clientes, está en sintonía con el deseo de los gobernantes de frustrar la aspiración del presidente Barack Obama de apoyar al emergente sector privado de la Isla.

Y por último, la negativa a que los paladares amplíen sus horizontes y, sin abandonar su misión principal, devengan en clubes o discotecas, es tal vez la más clara señal de las intenciones de las autoridades.

El accionar de los gobernantes contra los paladares no puede verse como un hecho aislado contra esta modalidad de trabajo por cuenta propia. Se enmarca en el contexto de una contraofensiva desatada últimamente contra las actividades privadas que el oficialismo considera como "más lucrativas". Entonces la represión contra los paladares ocuparía el segundo capítulo dentro de un guion que se inició con la furia contra los almendrones o taxis particulares.

A pesar de lo que exprese el discurso oficial, en el fondo el castrismo es enemigo de la actividad privada, y si la permite es solo por motivos coyunturales. Nadie debe olvidar lo sucedido hacia 1996, cuando después de utilizar ciertas palancas del mercado —entre ellas la ampliación del trabajo por cuenta propia— para mitigar el colapso económico derivado del "Periodo Especial", los gobernantes detuvieron las reformas y casi paralizaron el trabajo por cuenta propia. Todo bajo el argumento de que "en un país socialista, la mayoría de los trabajadores debían ser asalariados estatales".

Esta contraofensiva contra los cuentapropistas tampoco puede desligarse del famoso acápite 104 de la Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista, el cual estípula que "No se permite la concentración de la propiedad y la riqueza en personas naturales o jurídicas no estatales conforme a lo legislado, de modo consecuente con los principios de nuestro socialismo". Una sentencia que, tras recibir el visto bueno en el VII Congreso del Partido Comunista (PCC), ha sido apoyada en posteriores asambleas por los elementos de línea dura de la nomenclatura raulista.

Y como ya expresamos, la contención de los cuentapropistas al impedirles importar o exportar productos, intenta contrarrestar las medidas que pueda adoptar el presidente Obama para apoyar a los emprendedores cubanos. Un apoyo que el gobernante norteamericano expresó desde su llegada a la Casa Blanca, y que ratificó durante su vista a la Isla, y ahora en la directiva que norma las relaciones con Cuba.

Si nos atenemos a aquello de que "cuando veas las barbas de tu vecino arder, pon las tuyas en remojo", sería conveniente que los arrendadores de viviendas y habitaciones se pusieran en alerta. Ellos, junto a los transportistas y las paladares, forman el trío que siempre se ha mantenido en el colimador de las autoridades tributarias. Quizás los arrendadores sean las próximas víctimas.

Comentarios [ 24 ]

Imagen de Anónimo

Raúl Castro se levanta todos los días pensando cómo destruir y esclavizar mejor a Cuba. Tengo que seguirlo chingando para verlo en la misma situación como cuando llegó mi amado padre a esta putisima isla. Estos hijos de putas odian al cubano. Y para acabar de joder la cosa un general mariquita y con el nieto detrás para que no se destrampe, con sus mariconerias.

Imagen de Anónimo

Que atrevimiento, quien le hadicho a los plebellos cubanos que pueden subir un escalón en la escala social. Cuba no es soberana, pero tienen unos soberanos Fidel y Raúl.

Imagen de Anónimo

el gran HP de Fidel Castro lo que siempre ha conocido muy bien es la envidia malsana que padecemos muchos cubanos, preferimos ver en el poder a un falso guerrillero vestido de verde olivo antes que a un presidente democraticamente elegido y vistiendo trajes...

el pueblo de Cuba sufre por sus propios desmanes, la envidia es satanica como todo producto derivado de ella, a la vibora de Fidel Castro la hizo el pueblo cubano, tienen lo que se merecen, yo en ese pais endemoniado jamas vuelvo a poner las suelas de mis zapatos...

Imagen de Anónimo

Todos los miserables y proletarios sin donde caerse ni muertos , los pobres de la tierra , los humildes entre los humildes , los desfavorecidos y aquellos que envidiamos al projimo que tiene debemos , repito tenemos que apoyar al comandante a raul y a la revolucion para que chapee como mala hierba a los burgueses que tienen y viven bien . La revolucion se hizo para que todos vivieramos en la pobreza y ese descaro de que haya burgueses . Expropiacion y expulsion a Mayami y que no regresen a Cuba . Cada vez que paso por el frente de la casa de un maceta y veo el carro parqueado ahi me da un odio que no puedo . Hoy el 99 % de los cubanos somos iguales . Esta medida es contra ese 1 % que esta afuera . Y ahora me voy a buscar la luz brillante . 

Imagen de Anónimo

ABAJO FIDEL(bueno lo que queda)!!!!!ABAJO RAUL( bueno este prometió dejar las " mieles " del poder en 2018,primero dijo 1918vamos a ver que pasa)

Imagen de Anónimo

Año 16:07 CEST:

Oye,  nací en Cuba y como otra persona comenta aquí, también hace 20 años que me fuí de la isla, tengo otra ciudadanía, viajo con otro  pasaporte que no es el Cubano y lo más cerca de Cuba que visito es Miami, y si quiero comer cocina Cubano-Española, como cuando yo era niño, pues voy al " Versalles" de la calle 8, o la cocino yo mismo en mi casa.  No compro ningún producto "made in Castro", no fumo cigarros, ni bebo ron, y no pongo un pié en Cuba más nunca en mi  vida. 

Imagen de Anónimo

Ano 16:07 :

Esa será tu tarea, porque primero no estoy en Miami, segundo, yo no mando un centavo ni mantengo a la dictadura; y como dijo otro comentarista, ni he visitado, ni visitaré Cuba, ni cuando los Castro hayan desaparecido. 

Imagen de Anónimo

16: 07 cest, aunque no lo creas jamas he regresado a Cuba desde que sali y jamas voy a regresar a ese manicomio ni aun despues que se mueran los Castro, hay personas profundamente apenados por la desmoralizacion que se vive en la isla, creo que es mucho mejor viajar al Pais Vasco o al Uruguay...

Imagen de Anónimo

Bueno que los cuentapropistas le hagan una carta abierta a Obama y le related todas estas mierdurias cotidiano para nosotros pero deben resultar un gran desengaño para Obama y los partidarios del cambio de politica hacia la dictadura castrista que obraron de buena Fe que le  han hecho bastantes conseciones esperando estimular el sector privado y el consecuente cambio de mentalidad para ser caldo de cultivo del cambio politico.  Ya lo malograron los castro psicopatas con su mentalidad controladora y su miedo de perder un milimetro del poder.

Imagen de Anónimo

De verdad que hubo gente que se creyó  lo de "los cambios" ? Que risa me da!! Los Castro volvieron a hacer como cuando " los macetas', volvieron a dar cordel y cordel, para ahora encautar propiedes y confiscarles el dinero a los particulares. Los dictadores Jamás, Jamás van a permitir la acumulación de capital privado, porque esto significaría primero libertad económica y después, política.