Sábado, 10 de Diciembre de 2016
11:43 CET.
CLIMA

La agricultura de Maisí está arrasada: El café y el cacao sufren los daños más graves

Los vientos y las lluvias del huracán Matthew destruyeron prácticamente en su totalidad la agricultura de Maisí, sobre todo cultivos como el café y el cacao, pero también los cocoteros, cítricos y otros frutales.

Según recoge el diario oficial Granma, de café fueron afectadas las 4.940 hectáreas existentes, de ellas 1.197 renovadas en los últimos cuatro años; se perdieron las 86.000 latas que existían en las plantaciones y 150.000 posturas en viveros.

El fenómeno climático también dañó decenas de toneladas del grano ya beneficiado, destruyó el techo de las siete despulpadoras existentes y de los centros de beneficio seco ubicados en Punta de Maisí y Punta Caleta, según datos proporcionados por Danny Matos Bravet, director general de la Empresa Agroforestal en el municipio de Maisí.

Asimismo, quedaron perjudicadas las 570 hectáreas de cacao, perdida toda la producción prevista para la zafra chica (unas 20 toneladas) y mojadas otras 25 toneladas al desaparecer el techo en los almacenes donde se protegían.

El daño del huracán a la floresta también fue colosal, por el derribo de miles de árboles, incluyendo cocoteros, cítricos y otros frutales. Según el funcionario, es "bien difícil es percibir hoy en Maisí un árbol con hojas".

En tal sentido, admitió que en toda la geografía del municipio guantanamero es casi imposible ver un tallo de plátano en pie.

En los casos del café y el cacao, dijo que han decidido iniciar la recuperación por las áreas con plantaciones en desarrollo: por las que tienen entre un año y cuatro de plantadas. Las posturas que sobrevivieron a los embates del meteoro se destinarán a la resiembra de esas áreas.

Afectaciones en el sector de la Educación

Más de un centenar de instituciones de Educación y una docena en el sector deportivo resultaron afectadas de manera parcial o total en Guantánamo como resultado del azote del huracán Matthew, según informaron directivos del sector citados por el periódico provincial Venceremos tras una evaluación preliminar de los daños.

En Baracoa, sin cifras definitivas, 102 centros escolares de todos los niveles de enseñanza fueron dañados. El medio informa que adicionalmente cinco trabajadores del sector sufrieron pérdidas materiales considerables.

En Imías, por su parte, sufrieron daños 36 instituciones y más de 40 trabajadores fueron perjudicados materialmente.

Maisí, junto a Baracoa, el municipio más impactado, solo cuentan con cinco escuelas en condiciones de continuar el curso, mientras en Yateras el saldo de daños es cinco primarias, dos secundarias, tres politécnicos, un centro mixto y la dirección municipal de educación.

En el sector deportivo se contabilizan problemas en el estadio y la cancha de la Punta, ambos en Baracoa; el comedor de Palenque y el albergue de atletas, de Yateras, y la dirección municipal del Salvador. También fueron afectados el gimnasio de boxeo y el estadio de Glorieta en Caimanera; en Imías, el albergue y combinado deportivo de San Ignacio, el combinado de Cajobabo y el estadio, así como el gimnasio de pugilistas en San Antonio del Sur.

Viales y alimentación

El medio estatal local da cuenta igualmente de los estragos causados en las carreteras y de que se han iniciado las labores para su restauración paulatina, pero hasta el momento no reporta cifras de las afectaciones al fondo habitacional.

Según recoge Venceremos varias toneladas de fideos, galletas, refresco instantáneo y conservas, entre otros productos para el consumo poblacional, fueron enviados por la Empresa de la Industria Alimentaria en Guantánamo a los municipios más afectados por el huracán Matthew.

El director de la entidad dijo que para Imías y hasta Rio Seco, en Maisí, se enviaron unos 18.000 panes, junto a siete toneladas de fideos y diez de conservas de guayaba, mango y tomate, y el mismo monto de estos últimos alimentos para San Antonio del Sur.

Para Baracoa, en cambio, se trasladaron 37 toneladas de conservas, dos de refresco instantáneo, una y media de palitroques, ocho de galletas y tres más de mezcla de chocolate. Estos envíos, dijo, se mantendrán llegando con los mismos volúmenes hasta que se logre reanimar la producción interna de cada lugar afectado.

Justificó que la incomunicación con Maisí había impedido llegar con los bienes de consumo y aseguró que desde que se abrió la vía de acceso a ese territorio desde Guantánamo se comenzaron a trasladar los recursos destinados a los pobladores.

Según el directivo, la tarea fundamental de la Industria Alimentaria hoy en Guantánamo es la producción de víveres para los damnificados dada la casi total devastación existente en sus unidades de San Antonio, Imías, Baracoa y Maisí.

La distribución equitativa y justa de estos suministros será responsabilidad de las dependencias municipales, quienes conocen las particularidades de cada sitio. El medio local no precisa si estos suministros se repartirán de forma gratuita o si se procederá a su venta en los comercios o de forma racionada en las bodegas.

Familia en Baracoa graba la entrada del mar a su casa durante el huracán Matthew

Damnificados se bañan, lavan y cocinan en la calle mientras esperan ayuda gubernamental. Raúl Castro visitó la región y prometió que el régimen los ayudará 'como siempre'.