Martes, 6 de Diciembre de 2016
05:57 CET.
Clima

El huracán Matthew dañó un sitio histórico que recuerda el arribo de Martí

El huracán Matthew, que atravesó el oriente de Cuba la semana pasada, provocó importantes daños en el lugar histórico en el que se recuerda el desembarco del héroe nacional, José Martí, cuando arribó a la Isla en 1895 para comenzar la segunda guerra independentista, informan este martes medios locales, reporta EFE.

Las zonas dañadas se encuentran en la población de Cajobabo, muy cerca del punto de entrada del huracán en la Isla, y son un museo y la reproducción de la barca en la que Martí y Máximo Gómez llegaron a la mayor de las Antillas el 11 de abril de 1895, según publica el diario estatal Granma

En ese lugar, más del 90% de las viviendas resultó destruido por el paso de Matthew, que causó graves daños en la provincia de Guantánamo, y en especial en la ciudad de Baracoa y las localidades de Maisí e Imías. 

El museo estaba construido en el mismo lugar en el que se encontraba en 1895 la casa de la familia de Salustiano Leiva, un niño “que conoció a Martí”, y allí había también una réplica del bote en el que arribó el prócer cubano, que quedó sepultada al derrumbarse el techo de la edificación, refiere el diario. 

El huracán Matthew, el más poderoso que ha azotado el Caribe en los últimos nueve años, entró en Cuba con categoría cuatro el pasado 4 de octubre, tras devastar zonas de República Dominicana y Haití, donde en este último dejó centenares de muertos. 

Tras su paso por Cuba el fenómeno enfiló hacia Bahamas y varios estados de la costa este de Estados Unidos, donde también causó importantes daños hasta disiparse en aguas del océano Atlántico.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

El bote se hastió de tanta paja revolucionaria por techo  y finalmente  logro’ que lo  desecharan en el mar…Como aquello era bien triste, a alguien se le ocurrió hacerle una despedida...A  un bigotudo vecino muy disidente, se le ocurrió bañarlo con una tina de brea… Lo acicaló  y lo relleno' como hacen con los muertos...Le puso una vela...Y en vez de hundirse,  flotó...Alabao sea Dios!  Con el bote se fue Martí de vuelta…