Viernes, 9 de Diciembre de 2016
22:04 CET.
CRISIS MIGRATORIA

Presidentes de Panamá y Costa Rica implementarán mecanismo de control migratorio

Los presidentes de Panamá, Juan Carlos Varela, y de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, firman este viernes un acuerdo para la implementación de un mecanismo de intercambio de alertas migratorias e información de seguridad, según informó el jueves el Gobierno panameño, reportó EFE.

Ese mecanismo "permitirá conocer detalles y generar alertas sobre temas que puedan constituir una amenaza a la seguridad de Panamá y Costa Rica, identificando a viajeros de riesgo y limitando su desplazamiento a fin de prevenir la delincuencia y la actividad criminal ya sea nacional, regional o trasnacional", indicó un comunicado de la Presidencia panameña.

Solís y Varela se reúnen este viernes en Boquete, a unos 50 kilómetros de la ciudad de David, en la provincia de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica, a donde llegó este jueves el presidente costarricense y fue recibido por el vicecanciller panameño, Luis Miguel Hincapié.

En la cita, los mandatarios tratarán "la estrategia de seguridad, las capacidades institucionales, las estadísticas, los privados de libertad, las amenazas y riesgos, y las medidas adoptadas respecto al manejo de los flujos migratorios irregulares que afectan la región", añadió la Presidencia de Panamá.

Panamá y Costa Rica enfrentan desde hace meses la llegada masiva de migrantes, procedentes principalmente de Cuba, Haití y África, que buscan llegar a Estados Unidos y que, sin embargo, se quedan varados en la región por el cierre de la frontera con Nicaragua desde noviembre de 2015.

El paso de migrantes irregulares por Centroamérica y por países como Brasil, Ecuador, Guyana y Colombia es un fenómeno que ha crecido especialmente en los últimos meses y que ha generado tensiones entre las naciones de la región.

Costa Rica y Panamá tuvieron que tomar la misma decisión que Nicaragua y cerrar sus fronteras para evitar el efecto embudo, aunque ahora están dejando pasar a los migrantes en "flujos controlados".

En lo que va de año, las autoridades panameñas han brindado atención humanitaria a más 9.000 indocumentados, que entraron al país a través de la intrincada selva del Darién, frontera natural con Colombia.

Costa Rica, por su parte, atendió a unos 8.000 cubanos entre noviembre de 2015 y abril de 2016, y al menos a 11.000 haitianos desde abril pasado.

La odisea de los emigrantes cubanos por Centroamérica continúa

Cubanos varados en Tapachula, México, temen a la deportación mientras se encuentran a la espera de un salvoconducto, entre ellos hay varios niños.