Sábado, 3 de Diciembre de 2016
12:22 CET.
Sociedad

Gentrificación: otro rostro de la equidad socialista cubana

Si una cuestión no ha superado el Gobierno cubano en más de 50 años es sin dudas la referente al espacio habitacional. Los "problemas de vivienda", como le llaman los funcionarios gubernamentales, atraviesan todos los estratos socioculturales.

El hacinamiento, como apunta la psicóloga Yanet Cruz Hoyos, "además de ser un factor asociado a la violencia intrafamiliar, es identificado por la mayoría de las familias cubanas como uno de los principales problemas que afectan su vida cotidiana", resultado de que "muchas personas se vean forzadas a compartir un espacio físico reducido".

La retórica de la equidad social, patrocinada por el Partido único y distribuida por sus filiales ideológicas, ha estado siempre reñida con la realidad socioeconómica del cubano "de a pie". Y a través de los "problemas de vivienda" se manifiesta con mayor claridad que las reformas de leyes que permiten la compraventa de casas y apartamentos no significan iguales oportunidades para la adquisición de un espacio habitacional digno.

Según datos recogidos en el Anuario Estadístico de 2014, en su capítulo sobre construcción e inversiones, las viviendas terminadas en La Habana en ese período ascendieron a un total de 4.090, de las cuales 3.096 fueron construidas por el sector estatal. Pero los datos no puntualizan para quiénes, con cuáles fines y dónde están distribuidas estas "viviendas terminadas".

El escritor Arsenio Castillo Martiatu observa que La Habana se ha convertido en "la capital de la gentrificación" (proceso transformación de un barrio que implica la implantación de nuevos usos sociales y económicos y el desplazamiento de la población tradicional, incapaz de hacer frente a la subida de costes de la vivienda. Las zonas se vuelven homogéneas en cuanto a su composición social, con habitantes de mayor poder adquisitivo).

No es un secreto que, para la mayoría de los cubanos, "si antes era imposible vender legalmente su casa ahora es improbable comprar legalmente una propiedad. Con los precios actuales —decenas de miles de CUC por un apartamento o casa— la posibilidad es igual a cero. No existen mecanismo de ahorro, no existen préstamos de tal magnitud ni salarios que los sustenten. Los barrios que sufren el proceso de gentrificación suelen estar situados cerca del centro de la ciudad, como el codiciado Vedado, donde una buena casa o apartamento implica la oportunidad para regentar negocios como alquileres, restaurantes y bares", dice Castillo Martiatu.

El ensayo de "nuevo modelo económico", dirigido más a priorizar el poder político que a favorecer el espíritu emprendedor de los ciudadanos, ha sido un fracaso en cuanto al empoderamiento de la sociedad civil. Tanto los cubanos de la Isla como los de la diáspora contemplan bajos índices de títulos de propiedades y utilidades.

"El florecimiento de construcciones de viviendas por esfuerzo propio es proporcional al crecimiento de la desigualdad social", opina Eurípides Barrientos, arquitecto y fundador del Contingente Blas Roca. Lo mismo ocurre con la compraventa de inmuebles.

¿Gentrificación o recolonización?

"Nosotros no vendemos ideas, las hacemos realidad". Con este eslogan se promueve una brigada de servicios constructivos del sector privado, a cargo de la remodelación, entre otros, del local Bar 911 (en 27 esquina 4) y del Piano Bar de H y 23, ambos en el Vedado.

Uno de sus albañiles restauradores, Leonel G. Rodríguez, explica que la brigada incluye en sus servicios el diseño de interiores. "Nos enfocamos en llevar las actuales tendencias del minimalismo y del brutalismo a los espacios habitacionales", dice.

"Es casi imposible que un cubano de a pie pueda contratar nuestros servicios, por el alto costo de inversión en materiales de calidad y la obra. Tanto las casas como locales de negocios que hemos diseñado o remodelado son de personas con familiares solventes que viven en el exterior, o de extranjeros que vienen a invertir a Cuba y adquieren estas propiedades a través de titulares cubanos".

Aunque el Gobierno aún no ha implementado una ley que permita a los extranjeros comprar directamente una propiedad, tanto residencial como de negocios, sí hay inversión de capital extranjero a través de titulares cubanos residentes en la Isla.

"La gentrificación en Cuba comenzó mucho antes de las actuales reformas a los institutos nacionales de Planificación Física y Vivienda", dice Iznaga, económico y exgerente de la cadena Caracol.

"Estas reformas también sirvieron para justificar lo evidente: un país que se estaba vendiendo y comprando a pedazos por inversores privados extranjeros y por la élite militar del Gobierno", señala.

"Un ejemplo de quiénes tendrán la oportunidad de empoderarse es el 'golpe de Estado' de GAESA contra la Oficina del Historiador de La Habana. Los cubanos que gracias a su esfuerzo propio consiguen levantar lujosas propiedades o negocios son pocos, y lo importante es preguntarse de qué modo consiguen el capital, porque la gentrificación en Cuba incluye a un tercer jugador: la corrupción interna".

Comentarios [ 9 ]

Imagen de Anónimo

Father Ignatius: Por estar todo el tiempo viendo el programa de la doctora Polo y Don Francisco no sabes lo que es gentrification, el termino existe en ingles, frances y español. Asi que no presumas de tu ignorancia.

Imagen de Anónimo

Gentrification:  the process of renewal and rebuilding accompanying the influx of middle-class or affluent people into deteriorating areas that often displaces poorer residents

Imagen de El Mongo

Y cuando ponen las fotos de las mansiones y yates de Antonio Castro?

Imagen de Anónimo

Por dios, como puede ser que hay guiris que pueden escribir mejor que vosotros.

Imagen de padre Ignacio

La gentrificacion, engendro sementico que desconocia, por cierto, empezo cuando el cartel de los Castro y la banda terrorista del MININT, terminaron cogiendose los mejores repartos de La Habana, Miramar, El Vedado etc. En fin que fue un quitate tu para ponerme yo.

Por cierto que me comentaba un amigo arquitecto de UM que suele viajar a la isla, que en los barrios los cubanos de a pie, han comenzado a amurallar sus casas ante el crecimiento rampante de la delincuencia, se trata del mismo fenomeno que en Mexico, las gentes construyen cercas de 12 pies de alto, en lo que el regimen ha pegado el grito en el cielo, porque las cercas impiden la vigilancia y la consecuente chivateria, amen de que se trata de verdaderos adefesios armonicos.

Imagen de Anónimo

El Vedado cambio mucho, los portales y jardines ahora son cafeterias, en su mayoria de mala muerte. Con la excepcion de algunos negocios, por supuesto. Algunas casas han sido restauradas, pero son las minimas. Los vecinos se envidian unos a los otros, porque en su mayoria no tienen dinero, ni como generarlo.

Imagen de Anónimo

No estoi entediendo bien este articulo, pero aun que sea como una critica al sistema, si la gentrificación esa es que ay mucha gente o poblasion con capasidad para montar negocios en Cuba eso abra que verlo como un adelanto y no como un atrazo.

Imagen de Anónimo

No hay control, pueden comprar el apartamento de los bajos de un edificio y montar una dulcería, o la casa de al lado un restaurante. A este paso las casas serán de organismos del gobierno o restaurantes.

Imagen de Anónimo

What a joke. Cuba is a big joke until they get rid of the Castros and their military mafia.