Martes, 30 de Mayo de 2017
11:20 CEST.
Opinión

Aquiles Castro contra la tortuga 'World Learning'

No por ser otra de las frecuentes manifestaciones de sus cerebros enfermizos, deja de llamar la atención la pataleta que exhiben en estos días los caciques de la Isla, a propósito del programa de becas que extiende la ONG estadounidense World Learning a jóvenes cubanos con edades entre 16 y 18 años.

Los detalles son de horror y misterio. Y aun cuando la prensa ha dado buena cuenta del asunto, no huelga puntualizar que retrotrayéndose al estilo de la más feroz etapa fidelista-estalinista, los caciques y sus huestes se han empeñado con todos los hierros en esta nueva "batalla de ideas", para la cual no escatiman ni medios ni métodos.

Desde el amedrentamiento directo, persona a persona, contra los estudiantes y sus padres, hasta las puntillosas e insufribles latas propagandísticas a través de la televisión y la radio. De la coacción a la mentira manipuladora. De la advertencia a la represalia concreta. Desde las "enérgicas condenas del pueblo enardecido" (en este caso los estudiantes de secundaria básica y preuniversitario), hasta las arengas de sus "líderes" convocando a enfrentar la nueva "maniobra imperial". Por supuesto que la mayoría de los jóvenes y sus padres se ríen por lo bajito de tales ranciedades. Aunque quizás se trate del clásico reír por no llorar, pues mientras el palo va y viene, no les queda otra que plegarse.

Más de lo mismo, claro, pero no por ello habría que pasar por alto que la dictadura lleva casi 60 años dedicándose al adoctrinamiento político —mucho más que a la formación educacional y profesional— de jóvenes procedentes de las cuatro esquinas del mundo, incluidos no pocos estadounidenses. Al principio contó para ello con las subvenciones de la URSS en tanto potencia colonial. Pero una vez que ésta quedó desintegrada, los gastos recayeron íntegros sobre las espaldas del sufrido y hambreado pueblo cubano.

Hay que tener la cara de cemento para incurrir en chanchullos como el que inventan ahora contra World Learning, después de haberse gastado decenios llevando a Cuba a jóvenes de las más diversas regiones de África, América Latina o el Medio Oriente, con el fin de prepararlos ideológica y militarmente para luego lanzarles a guerras fratricidas, tanto en los países propios como en otros que cayeran, según la ocasión, entre sus objetivos de invasión geopolítica.

En Cuba, en las escuelas internacionales para el adiestramiento militar y la formación política, y además en los patéticos humos de líder mundial que siempre padeció Fidel Castro, radica sin duda una de las fuentes de propagación del terrorismo que en la actualidad sufre el mundo.

Incluso, se dio el caso de que en la Isla fueran adiestrados para la guerra pueblos enemigos entre sí, como los somalíes y etíopes, que después se enfrentarían poniendo en juego el mismo magisterio e iguales tácticas de exterminio. Y conste que no es un ejemplo único, pescado con pinzas. Ni siquiera es el peor.

"Síndrome de Hubris" le llaman los psiquiatras (un nombre extraído del teatro de la antigua Grecia) al trastorno de personalidad que sufren ciertos energúmenos convencidos, como nuestros caciques, de que no hay poder más válido que el suyo y que no existe sobre la tierra otra razón que valga sobre sus retorcidas razones. Es lo que debió pensar Aquiles cuando le daba ventaja a la tortuga, confiado en su pericia y en sus largos años de ejercicio como corredor de competencia. Pero por eso mismo la tortuga confiaba en la posibilidad de cogerlo cansado.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Cubanón Regusanón

El régimen siempre ha hecho de extender la subversión a otros países una de sus metas principales. Recuerddo que mi hermnano atendió una delegación de Europa occidental de juventudes democráticas cuando el XI Festival y tenía instrucciones directas de la inteligencia de sonsacar y captar a jovenes de aquellos. él no lo hizo, pero otros seguro que súi lo hicieron. El nivel de hipocres´ka de los Castro no tiene paarlelo.

Imagen de Anónimo

Todo cierto pero lograron y planificaron sus objetivos al cerrar toda posibilidad de debate de ideas de ejercer el terror como control social en fin de secuestrar nuestra nacion y robarsela la pandilla mas criminal de generales con estrellas manchadas de la sandre y las lagrimas y tambien del hambre de un pueblo entero.

Y ahora para afrenta aun mayor al pueblo de Cuba con la complicidad de la Comunidad I Internacional que ha puesto los negocios y sus intereses geopoliticos por encima de un pueblo agotado y protagonizando el mayor exodo de todo el continente americano