Martes, 25 de Julio de 2017
02:47 CEST.
PRENSA

CPJ: 'Lentos pasos hacia la libertad de prensa en Cuba'

Los periodistas cubanos están encontrando mayor espacio para la crítica, pero las restrictivas disposiciones legales, el temor a las represalias y el limitado y costoso acceso a internet frena el avance del país en materia de libertad de prensa, considera en un informe el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), con sede en Nueva York.

Sobre la base de entrevistas con periodistas y blogueros, el estudio del CPJ, publicado este miércoles y titulado Conectar a Cuba: Más espacio para crítica, pero restricciones frenan avance de libertad de prensa, examina cómo el panorama de los medios ha cambiado desde que Raúl Castro anunciara sus planes de reforma.

Destaca que "sitios web de noticias y medios independientes están surgiendo y los periodistas exploran oportunidades que anteriormente les estaban vedadas", sin embargo advierte que "el marco jurídico no ha cambiado y el Gobierno ejerce un control significativo sobre la difusión de la información".

Igualmente destaca que la actual normativa, desde la Constitución hasta el Código Penal, limitan la capacidad de los periodistas de informar de manera crítica e independiente.

La carta magna prohíbe la propiedad privada sobre medios de difusión y estipula que los medios masivos deben ser de propiedad social o del Estado y el Código Penal sigue contemplando penas de hasta tres años de cárcel por calumniar, difamar o injuriar a los altos funcionarios públicos, y de hasta cuatro años de prisión por difundir noticias falsas que "pongan en peligro o que desacrediten el prestigio" del Estado.

El CPJ también recuerda que continúa vigente la Ley de Dignidad Nacional de 1997 que prevé hasta diez años de prisión por colaborar con "medios del enemigo", o la Ley de Protección de la Independencia Nacional, que incluye penas de hasta ocho años por acumular, reproducir o distribuir materiales subversivos.

El informe también ofrece un panorama abarcador sobre el acceso a internet en el país.

Llama la atención de que "debido a las restricciones gubernamentales, Cuba sigue siendo uno de los países más desconectados del hemisferio occidental. Solamente una pequeña parte de sus más de 11 millones de ciudadanos pueden obtener acceso regular a la red y las conexiones son lentas y costosas".

En ese sentido, el CPJ alerta sobre "lo limitado del acceso" que "dificulta que los periodistas digitales lleguen a su público y obliga a muchos a depender de innovadoras maneras de distribuir el contenido fuera de internet", en referencia al Paquete Semanal y la divulgación mediante el correo electrónico.

"El cambio en la perspectiva de Cuba hacia una prensa más libre es un acontecimiento positivo", declaró Carlos Lauría, coordinador sénior del programa de las Américas del CPJ.

"El Gobierno necesita introducir estos cambios en la constitución nacional y en otros marcos jurídicos para que los periodistas y blogueros puedan informar libremente y sin temor a las represalias", añadió.

El informe fue producido por el programa de las Américas del CPJ y su prólogo escrito por Ernesto Londoño, miembro de la junta editorial del diario The New York Times que ha escrito sobre el tema cubano.

 

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Sí, pasito de hormiguita, de babosa, o como dice el clásico, "sin prisa, pero sin pausa": HPs.