Domingo, 22 de Octubre de 2017
21:05 CEST.
Economía

Maestra por la mañana, tamalera por la tarde: ¿Cómo vivir sin remesas?

Cubanas profesionales y jubiladas que no reciben remesas de familiares en el exterior cuentan cómo se las ingenian para superar el mes.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

Mis respetos para esta profesora. Esta es la razon por la que la educacion anda tan mal en Cuba...Los profesores no tienen tiempo para superarse porque tienen que buscar el sustento de otra manera....No hay tiempo para bibliotecas, no hay tiempo para libros, no hay Internet que seria de mucha ayuda para buscar nuevos materiales,...y para rematar no tiene una lapto ni un televisor...El castrismo mata con miseros salarios...Si un profesor no enriquece sus conocimientos,... los alumnos no tendran ningun interes por estudiar...Y si el alumno llega a la escuela con una mala educacion familiar, el resultado sera un hombre "nuevo" cheo, vulgar y bruto...

Imagen de Anónimo

la gente de a pie en todas partes hace más de un trabajo, como mi amiga de Miami, que es mesera, tutora de español y estudiante. Y vive al día...

Imagen de Anónimo

Si vieron este video los del gobierno, lo menos, la regañaron...

Imagen de Anónimo

 que maestra, que mujer tan honrada, da tristeza y da orgullo, que Dios la guarde.

Imagen de Anónimo

Admirable...; pero no sólo en un país como Cuba se tienen que hacer varios trabajos para poder vivir y tampoco en Cuba desaparecieron las desigualdades sociales después de 1959, así que todo ésto no es nuevo, aunque despierta mucha compasión. No hay que olvidar que los años sesenta en Cuba fueron años de miseria, como los setenta también y se pasó mucha necesidad. Y después para qué contar...si es un alivio que El Loco esté p'a allá del todo. Todo ello nos permite llegar a la misma conclusión que todos sabemos y que una pregunta nos responde: ¿Qué resolvió la Revolución en Cuba, hizo felices a los cubanos y mejoró y mejora sus vidas? - Respondan ustedes mismos a la pregunta... a la vista de lo que hubo y hay en la Isla.

Imagen de Anónimo

Así es. Todo es verdad. Lo más triste de la desigualdad en Cuba, no es la desigualdad, es que no está nada acorde con lo que se aporta a la sociedad.