Miércoles, 26 de Julio de 2017
08:33 CEST.
Aviación

¿Cielos despejados?

Lo que parecía imposible hace pocos años está a punto de hacerse realidad: la aerolínea JetBlue inicia hoy la ruta Fort Lauderdale-Santa Clara esta semana. De ese modo, los vuelos regulares entre varias ciudades estadounidenses  y cubanas —exceptuando La Habana por el momento— quedaran abiertos. Según también ha comunicado la empresa de bajo costo y con sede en Nueva York,  tendrán rutas diarias  a Camagüey y Holguín desde el mismo aeropuerto floridano.  

American Airlines, ahora probablemente la mayor compañía área del mundo, se prepara para competir en rutas desde Miami a Cienfuegos, Holguín y Varadero, este último destino, en septiembre.  Se sabe que hay otras empresas norteamericanas en la puja por los "cielos de Cuba" pero nada oficial se ha anunciado aún.  El olfato de los directivos del transporte por aire huele el pastel a a solo unas millas, y este miércoles serán los primeros en romper el cerco económico que por más de medio siglo se le ha dispensado a la Isla.  

La noticia de los vuelos directos, en Miami y en La Habana, ha encontrado, como ya es habitual, opiniones favorables, menos y nada favorables. Si hiciéramos abstracción de los factores políticos que rodean el restablecimiento de los vuelos comerciales entre los dos países, nada mejor para ambos. La Habana, llamada Llave del Golfo, es el sitio de escala natural de Las Américas. Lo fue cuando la navegación por mar era el único medio de transporte, y lo siguió siendo cuando la aviación comenzó a sustituir el transporte comercial marítimo. 

Miami es el primer aeropuerto de carga de EEUU. Uno de los primeros en pasajeros. La Habana, Varadero, Santa Clara y Santiago de Cuba tienen condiciones climatológicas excelentes todo el año y, a pesar de su muy golpeada infraestructura, todavía hay mucho terreno para construir. Por otra parte, el personal de tierra, cuando ha sido debidamente entrenado y bien remunerado, ha demostrado profesionalismo. A pesar de no pocos accidentes graves en los últimos tiempos, no olvidemos que Cubana de Aviación, fundada hace casi 90 años, fue la primera línea latinoamericana en enlazarse con Norteamérica y Europa.

Los vuelos directos sin duda benefician al pasajero ordinario. Las compañías chárter y las compañías cubanas que operan los aeródromos han explotado al máximo durante cinco décadas el bolsillo de los viajeros. Se podrá argüir que muchos cubanos regresan a Cuba porque quieren, pero hay una buena cantidad que lo hace y lo hará porque allá quedaron hijos, padres y hermanos, y como dice una amiga, hay que bajar la cabeza porque el amor filial está por encima de cualquier consideración.  Se podrá decir que las empresas de viajes a Cuba "lucran" con estos viajes, y están "confabuladas" con el régimen de La Habana. Pero habría que exigirle también a las leyes estadounidenses flexibilidad en los impuestos y los riesgos por permitir tales compañías. 

De tal modo, el dilema de los vuelos regulares no es siquiera económico. Se beneficia el viajero cubano que va y viene de la Isla; ingresa más dinero la empresa estadounidense al aumentar los vuelos diarios —se calculan casi 30 diarios a más de una docena de ciudades cubanas—, y lógicamente, el Gobierno de la Isla, que recibiría no solo cubanos sino turistas en tránsito, y tendría que reparar y modernizar todas sus terminales aéreas para cumplir con los requisitos —muy exigentes— de la  aviación civil norteña y las "nueve libertades del aire".  

Sin embargo, como sucedió con los famosos cruceros a Cuba, el ámbito de la polémica sigue siendo político-legal y ético. Y va en las dos direcciones. Para comenzar valdría la pregunta al Gobierno de EEUU: ¿Puede JetBlue, American o Delta negarle un pasaje a un cubano por razones políticas, o sea, que no es bienvenido en Santa Clara o La Habana?  ¿Estaría la compañía dispuesta a reembolsar el dinero, como sucede con relativa frecuencia, cuando un pasajero es imposibilitado de bajarse del avión u obligado regresar en el mismo vuelo porque su nombre "aparece en la computadora"? ¿Qué hará la empresa estadounidense al percatarse de que en la Cuba actual nada funciona, hay desánimo en los trabajadores, y no se respetan reglas y horarios? ¿Y cómo queda la Ley Helms-Burton, y los viajeros estadounidenses que no caben en las 12 categorías de viajeros autorizados?

También habría preguntas para el Gobierno cubano. ¿Podríamos viajar a nuestra patria con solo sacar un pasaje en JetBlue, American o Delta y con el pasaporte estadounidense?  ¿En caso de estar nuestros nombres en una "lista negra" del Gobierno cubano este enviaría ese listado a dichas compañías para que no pierdan el dinero? ¿O bastaría que no tuviéramos la "habilitación",  especie de marca al ganado que aún pertenece al redil, para negarnos un pasaje? Antes de ir por el pasaje, ¿"habilitarían" algún buro para saber a quiénes y por cuáles delitos, como escribir en esta publicación, nos impiden viajar a Cuba?       

Puede que no haya dudas de que el presidente Obama ha tenido toda la buena intención del mundo para dirimir el conflicto. Pero se ha equivocado de actores. El problema no es con EEUU ni con sus presidentes. El problema es con los propios cubanos. Y tal vez Obama ha hecho bien en echarse a un lado, como poder ejecutivo. Pero desde el punto de vista ético y legal ha dejado muchos nubarrones en el aire. Los cielos de Cuba y de EEUU no están despejados. Increíble. A menos de 30 minutos de distancia en vuelo directo.   

Vuelos regulares autorizados por ahora entre EEUU y Cuba

Las aerolíneas y la cantidad de vuelos a La Habana serán decididos por las autoridades norteamericanas presumiblemente en el verano.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 14 ]

Imagen de Anónimo

Lo primero que tienen que hacer en Cuba  es modernizar y ampliar todas las obras civiles de las terminales aereas, añadir parqueos techados, adiestrar a todo el personal de servicios, desde el aduanero hasta el limpiapisos, instalar WiFi, crear las webpages de las terminales con info en tiempo real de los vuelos,  etc, etc...entonces y solo entonces estaran listos para recibir vuelos regulares desde EEUU!

Imagen de Anónimo

Por que tanta discusion estupida? La entrada a Cuba hay que restringirla porque es uno de los paises mas democraticos y beneficiosos del mundo y todo el planeta va a intentar irse a vivir alli si no se ponen limitaciones. En Cuba no se paga la salud ni la educacion, no hay prostitucion, racismo, terrorismo, corrupcion, ilegalidades ni injusticias sociales y todas las personas son iguales, hay empleos bien remunerados y gobierna el pueblo libremente electo. Decia un poeta cubano (Nicolas Guillen): " - Cuando me veo, me miro y toco, yo Juan sin Nada no mas ayer y hoy Juan con Todo y me pregunto Como ha podido ser....?" Esta claro que la sociedad cubana al igual que otras dentro del Socialismo del Siglo XXI como Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, etc, tienen que limitar sus entradas de turismo, porque la oligarquia y el imperialismo fuerzan un exodo inevitable de gente hacia esas naciones. Todo lo otro que se diga es pura propaganda enemiga!!El flautista de Hamelin.

Imagen de Anónimo

Pues, yo estoy en desacuerdo con esos vuelos! Porque le da un espaldarazo a Fidel y le deja mucho dinero, pero bueno, qué hacer si Lavaca Bobemba le da el culo a los asesinos!!!!

Imagen de Anónimo

Por supuesto que no hay dilema legal ni político ninguno, compañer@ anónimo14:27, el problema es ético, moral, humano... etc. etc. etc...

Imagen de Anónimo

Igual, lo mismo con lo mismo. Antes explotaban unos, ahora explotan esos unos más los otros. Los precios siguen siendo abusivos. Maria Maria

Imagen de padre Ignacio

Todo lo que ha terminado ocurriendo es que el negrito oreja e'mulos de la Casa White, el presidente Obemba ha dejado colgado de la brocha a los mulatos que soñaban que algun dia podrian dejar de ser ciudadanos de segunda categoria, nuestro egregio presidente, a fin de garantizar un legado, se ha cagado en las ancias de libertad y justicia de 11 millones de mulatos bembones, haciendo negocios, reestableciendo relaciones y autenticando una dictadura bujarronica. A los Estados Juntos cada dia los respetan menos en el mundo, si una dictadura caribeña le mete preso a un gringo (Alan Gross) por sus timbales, no podemos esperar que las aerolineas respeten a los cubanos ni cabeza de un guanajo. A la familia Castro y a la banda terrorista del MININT les importa un bledo los asuntos de costos, ganancias, plusvalias y vainas, la idea que ellos tienen del mundo de los negocios es feudal y al que no le cuadre la caja lo mandan a freir esparragos, en el caso feliz de que no lo puedan fusilar.

Imagen de Anónimo

No hay dilema legal ni político ninguno. Las líneas regulares vuelan a Cuba y ya. Lo demás es invento, que no tiene que ver con los vuelos, sino con las leyes migratorias. Ningún dilema: quien no tiene pasaporte aceptable en Cuba no puede volar. La aerolínea no tiene nada que ver con eso.

Imagen de Anónimo

Anónimo de las10:11El que escribio este articulo parece que no ha viajado mas alla de Haileah.Parece que el que nunca ha viajado ni siquiera a HIALEAH ha sido Ud, Para su información SON MUY POCOS LOS PAISES que le piden visa a un americana para visitarlo, y Brasil no es uno de ellos......Por qué antes de escribir no se informa de lo que pasa en el mundo , en el UNICO pais que le piden VISA a sus propios ciudadanos es en la FINCA DE LA CHINA, pero claro como Uds tienen el Síndrome de Estocolmo tatuado en el cerebro lo encuentran muy normal......No se si sabrá a qué síndrome me refiero????????? Creo que no....

Imagen de Anónimo

Anonimo 10;11, estas mas perdio q una vaca en un cine...

Imagen de Anónimo

Será hp el anónimo de 1011? Señor pero que desfachatez la suya de exigirle a los cubanos que para entrar a su propio país de origen necesiten un permiso de entrada. Porque los cubanos no pueden tener los mismos derechos que el resto de ciudadanos? Basta con que sea cubano y nadie, nadie tiene el derecho a impedirle que entre a su país. Esa ha sido la mayor tragedia producida por el castrismo, creerse dueño de la isla. Poner y quitar la condición de ciudadano cubano a quien le venga en gana a ellos. Con qué derecho?? Todo Cubano, piense como piense, sea un asesino o un alma de dios tiene el derecho de vivir, entrar y salir de su propio país cuando le de la gana según la declaración universal de la ONU. Pero no, el castrismo dice NO. Y personas sin dignidad como ud anonimo 1011, lo ven normal y justo. Qué horror!!! Pobre cuba.