Lunes, 29 de Mayo de 2017
21:16 CEST.
Relaciones Cuba-EEUU

Expertos: La explosión del turismo estadounidense a Cuba demorará

Una explosión del turismo de estadounidenses a Cuba demorará años en materializarse, aun cuando las aerolíneas de Estados Unidos reanuden esta semana los vuelos comerciales a la Isla luego de más de cinco décadas de suspensión, estimaron funcionarios de la industria, informa Reuters.

La aerolínea JetBlue Airways Corp. enviará el miércoles su histórico vuelo desde Fort Lauderdale, en Florida, hasta Santa Clara.

Los aviones podrían llenarse algún día de estadounidenses amantes de las playas que busquen un descanso en los centros turísticos caribeños preferidos por canadienses y europeos en los cayos al norte de Santa Clara.

Pero por ahora, la legislación estadounidense y las limitaciones de la infraestructura turística de Cuba actuarán como un freno a la creciente demanda, según los expertos.

El Congreso estadounidense aún tiene que levantar el embargo comercial que prohíbe a los ciudadanos estadounidenses visitar Cuba como turistas, pero el Gobierno de Obama ha aprobado 12 categorías de excepciones a la restricción que van desde viajes culturales, deportivos, religiosos y educativos hasta los de negocios, periodismo y visitas familiares.

Esto significa que los primeros vuelos de JetBlue trasladarán principalmente a cubanoestadounidenses para visitas familiares u otros interesados en visitas culturales.

Con el tiempo, hasta 25 vuelos al día de varias aerolíneas conectarán a Estados Unidos con las provincias de Cuba, con otros 20 diarios a La Habana, bajo un acuerdo alcanzado por funcionarios de ambos países.

La aprobación de la mayoría de los vuelos está pendiente. Los servicios en Silver Airways y American Airlines Group Inc. desde el área de Miami a otras provincias periféricas serán los próximos en iniciarse, en septiembre.

Aunque los vuelos comerciales directos podrían trasladar a más de un millón de residentes de Estados Unidos a Cuba anualmente, según John Kavulich, jefe del Consejo Económico Estados Unidos-Cuba, que tiene su sede en Nueva York, él y otros expertos creen que no se alcanzará esa cifra en varios años.

Alrededor de 17 vuelos chárter aterrizan diariamente como promedio desde Estados Unidos, una cifra que podría disminuir gradualmente debido al reinicio del servicio comercial regular, según el Gobierno cubano.

"Las tarifas que han salido hasta ahora han sido muy competitivas", dijo Bob Guild, vicepresidente de Marazul Charters Inc. "No tengo duda de que se van a reducir", dijo.

Unos 300.000 cubanos que residen en Estados Unidos viajan a la Isla cada año, según cifras oficiales. En 2015, el Gobierno cubano reportó que 161.233 estadounidenses visitaron la Isla, en comparación con los 91.254 de 2014, y las llegadas hasta junio casi se duplicaron en el mismo período del año precedente, una tendencia que podría crecer con los vuelos.

Otra barrera para el incremento del turismo estadounidense a Cuba es que los hoteles, habitaciones y desayunos, servicios de transporte y las instalaciones están ya al límite de su capacidad, con un récord de 3,5 millones de visitantes extranjeros el último año.

Los precios de los hoteles más elevados, vinculados al dólar estadounidense, podrían alejar a algunos viajeros procedentes de Europa y Canadá, creando más espacio para los estadounidenses, dijo Emilio Morales, director general del Havana Consulting Group, con sede en Miami.

Con el tiempo, las aerolíneas están apostando a un relajamiento de las restricciones a los viajes y quieren conseguirlo antes de que Obama deje el cargo el próximo año.

"Aunque todos los vuelos probablemente no operen a plena capacidad, las aerolíneas quieren plantar sus respectivas banderas", dijo Kavulich.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Ummmmm!, ya estan abriendo los ojos.

Imagen de Anónimo

Pues, Fidel si se entera de esto te mata, autor de este texto. Ya sabemos que Fidel se afila los dientes para comprarse un culo nuevo con ese dinero!!!

Imagen de Amadeus

Jajajajaja. Querían comerse el lechón hoy y matarlo mañana.