Miércoles, 18 de Enero de 2017
21:06 CET.
Crisis Migratoria

Migración Panamá detiene y amenaza con deportar a cubanos albergados por Cáritas

Cáritas Panamá denunció que ha sido víctima de un engaño del capitán Luis Peñaloza, del Servicio Nacional de Migración de Panamá (SNM), quien el jueves visitó las oficinas de la entidad católica para solicitar el listado de los cubanos allí refugiados.

Según publicó Cáritas Panamá en su página en Facebook, el funcionario prometió colaboración de las autoridades para aliviar la situación de los emigrantes, "pero al día siguiente (viernes) se llevó a la fuerza a cuatro cubanos".

La entidad de la Iglesia Católica anunció que el próximo lunes sostendrá una reunión con el ministro de Interior panameño. "Cáritas va luchar contra esta injusticia y violación de los derechos humanos", aseguró.

DIARIO DE CUBA se comunicó con el director ejecutivo de Cáritas Panamá, el diácono Víctor Berrío, quien confirmó la detención de los cuatro emigrantes.

Yunieski Milián Belén, cubano varado en la capital panameña, relató por su parte que agentes de Migración Panamá lo persiguieron e intentaron detenerlo junto a otros emigrantes.

"El viernes salíamos cuatro cubanos de cobrar un giro en las oficinas de la Western Union, de repente fuimos interceptados por un carro con vidrios oscuros del cual se bajaron dos individuos que se identificaron como agentes migratorios", contó Milián.

"Nos pidieron identificación, nos amenazaron con deportarnos a Cuba y a la fuerza querían subirnos al vehículo. Nosotros reaccionamos y logramos ponernos a salvo en las oficinas de Cáritas que estaban a escasos 10 metros", aseguró. "Estamos muy asustados, la tranquilidad que nos generó el anuncio de la no deportación por parte presidente Juan Carlos Varela se esfumó".

Cáritas, desbordada

El diácono Berrío informó además que las oficinas de Cáritas ya no dan abasto en la atención de los cubanos. Por tal motivo, han tenido que acondicionar varias parroquias para acoger a los cientos que han llegado a solicitar auxilio.

"Estábamos preparado para recibir 50 o 60 emigrantes, pero esto se nos desbordó. Nuestra mayor preocupación es la lucha del día a día para conseguir los alimentos para más de 500 hermanos", dijo el diácono. "A quien llegue lo recibiremos, nunca los abandonaremos, ese es nuestro deber, Dios proveerá", añadió.

Cáritas Panamá acepta donativos a su nombre en la cuenta corriente 03-01-01-002073-8, del Banco General.

Lesky Hernández Conde, cubana atendida en el albergue de Cáritas Panamá, describió ese lugar como "un oasis" en medio de tanto sufrimiento desde que inició su odisea.

Hernández dijo que en los albergues de la pastoral social se ha brindado un techo digno, atención médica, alimento y vestido a todo aquel que ha tocado las puertas en búsca de ayuda. "Los cubanos no tendremos cómo agradecerle al diácono y su gente, la bondad de ellos es inagotable".

Entrentanto, 95 cubanos están a punto de cumplir una semana en Puerto Obaldía. No pueden moverse de allí porque no cuentan con recursos para continuar el viaje.

Uno de los emigrantes, que solicitó permanecer en el anonimato, describió como "precaria" la situación. Dijo a DIARIO DE CUBA que ya no pueden alimentar a los 11 niños que forman parte del grupo, y que sufren constantes amenazas de deportación por parte de las autoridades locales.

"El ejército nos está obligando a coger la selva con niños y mujeres embarazadas", alertó.

Decenas de cubanos siguen llegando a los albergues de Cáritas Panamá

Entre ellos hay niños. Según la entidad católica, el mayor problema es conseguir alimentos para todos.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Es criminal, sencillamente monstruoso abandonar a ese niño.

Imagen de Anónimo

Muy bien por Caritas... supongo que prestan iguales auxilios a todos los migrantes de cualquier nacionalidad que pasan por panamá... hace falta divulgar eso