Domingo, 17 de Diciembre de 2017
05:39 CET.
DERECHOS HUMANOS

La FDHC busca generar riqueza desde la creatividad con el concurso 'Ideas para Cuba'

La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FDHC) presentó este jueves en Miami el primer concurso "Ideas para Cuba", con el que quiere recopilar y premiar con 1.000 dólares, al menos dos veces al año, las mejores ideas para buscar soluciones a distintos desafíos nacionales.

El primero de estos certámenes se centra en la actual crisis migratoria y el derecho de los cubanos a no tener que abandonar la Isla y poder prosperar en ella, como defendió el presidente de la FDHC, Juan Antonio Blanco.

Por ello, los impulsores de esta iniciativa (profesionales de la diáspora cubana) han lanzado la convocatoria para conocer cómo se podría liberar el talento, la creatividad, la innovación y la iniciativa para generar riqueza y prosperidad para todos en Cuba.

En la presentación del primer concurso, los empresarios cubanoamericanos Jorge Sanguinetty (DEVTECH), Marlene Moleón (Eriginal Books) y Salvi Pascual (plataforma digital Apretaste) explicaron las bases del concurso.

Los participantes deberán elaborar y proponer una o hasta tres soluciones factibles que puedan ser aplicadas en caso de existir la voluntad y adoptarse las decisiones que ellas requieren. El autor principal deberá ser un cubano residente en la Isla, quien podrá ser auxiliado (o compartir la autoría del trabajo) con otros cubanos también residentes en la Isla o fuera de ella.

Las inscripciones para el concurso se deberán realizar a través de la dirección electrónica ideasparacuba@gmail.com.

Los galardones estarán repartidos en un primer lugar, con dotación de 1.000 dólares y la publicación del proyecto en el libro digital Mejores Ideas para Cuba; un segundo lugar, con 500 dólares, también con publicación en el mismo volumen, y un tercer lugar con premio de 300 dólares e igual inclusión en el texto.

De acuerdo con los promotores del certamen, el jueves 17 de noviembre será la fecha límite para la recepción de los trabajos, el martes 12 de diciembre se anunciarán los ganadores y el sábado 17 de diciembre se entregarán los premios de forma personal en la Isla.

Durante la presentación, Juan Antonio Blanco expuso la situación de la Cuba de hoy y argumentó que "hablar de crisis migratoria es una falacia, pues la crisis ha sido permanente".

"Lo que hay ahora es un agravamiento de la crisis. Otra falacia es decir que la crisis se debe a la Ley de Ajuste Cubano, que sería como decir que los españoles que emigraron desde España, a raíz de la más reciente crisis económica, a otros países europeos, lo hicieron por la existencia de la visa Schengen [que permitir a cualquier ciudadano europeo residir en cualquier país de la Unión] y no por la propia crisis existente en España", dijo el presidente de la FDHC.

"Si hubiera condiciones para alcanzar un sueño cubano en Cuba, los cubanos no buscarían el sueño americano. Si los cubanos pudieran prosperar en Cuba los flujos migratorios decrecerían de inmediato, pero los profesionales en la Isla no pueden trabajar en el sector privado, ni los cuentapropistas pueden registrar sus negocios, pues no tienen personalidad jurídica", añadió.

Blanco criticó que "el Gobierno cubano utiliza mecanismos de ignorancia regional para dar a entender que el problema migratorio es entre Cuba y Estados Unidos cuando en realidad es un problema interno cubano".

Aclaró que "los cubanos tienen un privilegio en el punto de llegada a Estados Unidos, pero tienen condiciones increíblemente desventajosas en el punto de partida (desde Cuba)".

Blanco lamentó que "los cubanos dejan de existir al marcharse, deben volver solo con permiso, no pueden invertir, no pueden hacer negocios ni con sus parientes, no pueden comprar casas, y quienes lo hacen, lo hacen violando las legislaciones estúpidas e ignorantes de (el Gobierno de) Cuba".

"Si el Gobierno cubano tuviera la menor dignidad, se hubiera presentado en Turbo" y en el resto de locaciones donde se hallan varados centenares de nacionales, añadió.

En tal sentido, la FDHC pretende "dar expectativas de esperanzas y sueños a los cubanos, ayudarlos a ejercer el derecho a no emigrar", dijo.

Para ello, la organización tiene su propio paquete que se distribuye mano a mano con recursos para cubanos, como por ejemplo información de plataformas para trabajar a distancia con empresas extranjeras. El paquete impulsa además iniciativas que, pese a los límites que impone el régimen, permitan a los ciudadanos desarrollar, en alianza con otras instituciones, programas de microcréditos para proyectos privados.

Igualmente impulsa estudios a distancia, diseminando los cursos gratuitos que ofrecen universidades españolas que otorgan certificados y permiten superarse en habilidades necesarias para prosperar sin necesidad de emigrar.

Dentro de la creación de un banco de ideas para el presente y futuro de Cuba figura el concurso recién abierto a toda la población cubana, con el objetivo de ayudar a liberar las fuerzas creativas y que contará con al menos dos convocatorias al año, financiado con fondos privados del exilio.

En otra intervención el economista y colaborador de DIARIO DE CUBA, Jorge Sanguinetty, recordó que "el Gobierno cubano ha monopolizado la producción de ideas sobre el futuro del país".

"Nosotros, el exilio, hemos dejado que el discurso de Cuba esté dominado por el castrismo. Tenemos que aprovechar las grietas que se abren para ayudar a los cubanos a pensar en sus propios intereses", señaló.

También habló de lo que llamó "las ruinas invisibles". "Se habla mucho de las ruinas de las ciudades pero las ruinas invisibles son la destrucción del capital social. Sin capital social no se puede aspirar a una sociedad civil que lleve a la democracia. El capital social es el cemento que une los ladrillos de la sociedad civil", explicó.

Por su parte, Marlene Moleón dijo que el mayor recurso en Cuba "no es el tabaco, ni el café ni el turismo, sino la creatividad y el talento, hasta ahora reprimidos por el régimen".

El emprendedor Salvi Pascual, desarrollador de la plataforma digital Apretaste, defendió que con el concurso "se trata de crear algo productivo que traiga beneficios para el pueblo bajo las leyes actuales", ya que existe "capital humano que transmitir a Cuba". Dijo además que se deben "aprovechar los escasos grados de libertad que el Gobierno se ha visto forzado a aceptar".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 13 ]

Imagen de Anónimo

Atracadera intelectual, estamos mejorando.

Imagen de Anónimo

La FDHC debe agradecer mucho a los trolls disfrazados y a los castristas abiertos que escriben comentarios - a veces firman mas de uno y otros los ponen anonimos- sus deseperados esfuerzos por desacreditar esta creativa iniciativa. Valga aqui aquello de "Ladran, Sancho". Sus ladridos son muy buen indicador de que les molesta y preocupa. Si hubiesen permanecido en silencio habria sido preocupante. ¡No hay que hacerles caso! ¡Adelante amigos de la libertad y la prosperidad! 

Imagen de Anónimo

Yo emigre, tu no! Entretente en Cuba, que yo desde Miami voy a tumbar a Castro.Eso dicen ellos. jejejejejeje

Imagen de Anónimo

Brillante este muchacho.la crisis existe desde el 59 cuando los esquizofrenicos tomaron rlmpoder.la culpa de la emigracion no es de la ley de ajuste como la dictadura se la pasa diciendo.la culpa es de los castros.el cubano es talentozo.que cuba se libere de esos viejos locos paranoicos y tenga democracia y ya veran como con salarios justos nadie emigra.lo que nos ha tocado vivir es una pesadilla.

Imagen de Anónimo

De buenas intenciones está hecho el camino hacia el infierno (dice un viejo proverbio). No es una crítica esto, pero la verdad es que no entiendo ni papa. Le han querido dar una interpretación antojadiza a un fenómeno objetivo: la inexistencia d condiciones para prosperar en Cuba bajo el totalitarismo castrista. Esta iniciativa está condenada a quedarse en la intención y d ahí no pasa.Señores (as) d la FDHC, el empoderamiento d los ciudadanos es una acción vedada en Cuba (empoderamiento es prosperidad). Con avances d ese tema en el terreno privado se ve amenazado el poder político y por ende los operadores del sistema (testaferros del poder) socavan y descarrilan cualquier iniciativa en esa dirección.La solución es una sola: ¡¡Abajo la tiranía castrista!!

Imagen de Anónimo

Mandenle jama o mandenle dinero para lis opositores para criar puercos y regalar pan con lechon y veran como los cubanos no se piran de Cuba.

Imagen de Anónimo

Que graciosos, eh??!!!!!Asi que detener la imigracion!!!! Y lo dicen ellos, que salieron con el rabo entre las patas,inclisive hay, quienes eran funcionariosy al pizarle cayo, ......plast, .......salieron huyendo.jejejejeje

Imagen de Anónimo

Felicidades a estos exiliados cubanos por esta iniciativa que promueve e incentiva la creatividad empresarial en la isla, cosa que ningún millonario cubano de la diáspora hizo nunca por el pais en estos casi 60 años de dictadura. 

Imagen de Anónimo

Quien logre buscar una idea de como eliminar a los Castro le doy un 1000 000 de premio.

Imagen de Anónimo

// Dicho de otra forma //Si ya el tiempo ha probado que las soluciones sencillas del problema cubano (como provocar una invación de EEUU, lograr que la "caldera de vapor" explote o dar lástima quejándose de las violaciones a los DDHH) no funcionan, parece que tratan al menos de *darse a conocer en Cuba* y si el régimen da "un filito" podrían formar parte de algo allí. Ningún concursito va a detener la emigración desesperada.>>>>>>>> Ricardo E. Trelles