Sábado, 16 de Diciembre de 2017
11:55 CET.
Corrupción

Aduana, del abuso al chantaje

Para los cubanos que regresan al país después de un viaje al exterior o los que llegan a la Isla desde EEUU, pasar por la Aduana puede ser un verdadero dolor de cabeza. Es difícil salir del aeropuerto con el equipaje completo.

Durante el primer semestre del año, la Aduana General de la República de Cuba detectó 4.878 casos de "infracciones de carácter comercial". De ellas, 5.587 por viajeros y 1.291 en equipaje no acompañado, según un informe presentado por esa entidad al parlamento cubano y que uno de los diputados compartió con DIARIO DE CUBA.

De acuerdo con las autoridades, incurren en las "infracciones de carácter comercial" todas aquellas personas que sobrepasen los irrisorios límites para las importaciones impuestos por la Aduana en el 2014, intentando restringir "la entrada de mercancía de alta demanda en el mercado informal".

Como resultado de la aplicación de estas leyes se decomisaron en los primeros seis meses de 2016, 548.636 unidades, equivalentes a más de 244.000 kilogramos.

La Aduana persigue fundamentalmente a los cubanos que viajan a países que no solicitan visa, como Rusia, y anteriormente Ecuador, y que son escogidos para adquirir mercancía para su venta en Cuba.

"No es fácil. Nos acusan de hacer algo ilegal, de violar la ley, pero no se dan cuenta que la ley no sirve, intentan negar la realidad, porque lo que se trae de afuera es lo que el cubano compra", denuncia Joel, que trae mercancía rusa.

"Yo siempre trato de variar la mercancía para cumplir con las cantidades de la ley, pero eso es imposible. Hay dos opciones, que te decomisen, y otra gente termine disfrutando lo que compraste, o que, con tanta corrupción que hay en la Aduana, te encuentres uno que pida dinero y te deje pasar", aclara Joel.

"O pagas o decomiso"

Antes de atravesar las puertas de salida, resulta casi obligatorio sufrir los abusos de los aduaneros, que más que hacer respetar las leyes cubanas, de por sí arbitrarias, intentan sacar tajada. "O pagas o decomiso", dicen los uniformados sin ningún tapujo.

Alina llegó a Cuba desde Miami a finales de julio. Por primera vez en una década la acompañaban sus dos hijos y el esposo para reunir a la familia de las dos orillas. Pero antes del encuentro tuvo que pasar su mal rato.

"Ellos lo tienen todo pensado. Te retienen el equipaje, aunque saben que todo está bien; se demoran revisando los documentos. Saben que uno está desesperado por llegar y ver a la familia. Cuando te tienen bien estresado, te chantajean: 'No te preocupes, que si me das algo te ayudo'. Puede ser lo mismo dinero que algo de lo que traes", explica Alina.

Aunque la mayoría prefiere pagar para evitar problemas, algunos no lo hacen. Ese es el caso de Chucha. Con décadas viviendo en EEUU, ya conoce bien las andadas de los aduaneros.

"Mira, yo me sé bien el libro ese de la Aduana para que esos abusadores no quieran hacerme un cuento. Pero claro, lo que no pierdo de dinero lo pierdo en tiempo, hasta que desisten. Ah, esto es con los cubanoamericanos, porque con los que vienen de turistas no se atreven", agrega.

Cerrar fronteras a la libertad de expresión

Pero el trabajo de la Aduana va mucho más allá de garantizar la seguridad aeroportuaria, evitar el tráfico de drogas o las "infracciones comerciales". Su "misión" tiene también un marcado carácter político.

Según dijo a DIARIO DE CUBA un diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular que pidió mantener el anonimato, al presentar el informe las autoridades aduaneras dijeron que durante el 2016 se ha producido "un incremento significativo de la literatura con contenido subversivo y de carácter contrarrevolucionario".

"Según nos explicaron, intensificar el trabajo en esa línea de enfrentamiento es una de las principales misiones de la Aduana en estos momentos", explicó el diputado.

Entre los materiales decomisados se encuentran folletos y revistas. Al parecer, "la misión" es mantener las fronteras cerradas a las ideas y la libertad de expresión.

Recientemente el rapero cubano Soandry del Río denunciaba en la red social Facebook cómo las autoridades intentaron revisar el contenido de su computadora personal al arribar a Cuba, a lo que él se negó.

"Y detrás de mi valor no hay más soporte que el autorrespeto y los deseos de libertad para Cuba, aunque muchos no merezcan ni un ápice de la misma", escribió el artista en su perfil de Facebook, recibiendo muchos comentarios de apoyo de personas que han pasado la misma situación.

Su caso no es el primero, ni será el último. Artistas y periodistas independientes, activistas, así como las personas conocidas por su oposición al sistema, han sufrido amenazas y registros en Aduana. Y, aunque lo han hecho, denunciar ese tipo de acciones no sirve de nada.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 26 ]

Imagen de Anónimo

Anonimo 21:06 CEST, Aceptar las concecuencias no significa quedarse callados y no protestar o dejar de luchar por algo mejor!

Imagen de Anónimo

Repito, para que regresar de donde nos fuimos porque nos odiában, donde sufrimos como esclavos y de donde no veiamos la hora de poder salir? Nuestras familias, si, situaciones personales, también; pero al dejar Cuba sabiamos que eso no era gratis, que había que pagar un precio con nuestras vidas, por tanto irse de Cuba no es un juego, y al menos, los que se fueron como yo, aceptamos las consecuencias. 

Imagen de Anónimo

me da igual si a cuba van toodos los meses como mulas, lo que me da rabia es que vayan bajo esas condiciones y leyes miserables. Ya el hecho de tener que  pedir permiso para entrar a ru pais es de arrastrados. En fin.

Imagen de Anónimo

Son faciles de sobornar, como a todos en Cuba. Un pais con altisima corrupcion.

Imagen de Anónimo

Pero a ver queridos camaradas y compañeros del exiguo , digo...exilio . Que os cuesta sobornar y corromper al funcionario cubano que es un esclavo del regimen ? Pensais que no pagando la mordida vuestro orgullo y dignidad no se veran corroidos .Que estupidez . Van a Cuba y piensan que van a Luxemburgo . Luego se quejan . Normal que luego vengan los lamentos . Prefieren que les decomisen y les hagan la vida un yogurt por no pagar 20 o 50 miseros euros . Por que ese empecinamiento ? Yo cada vez que voy a Cuba me ponen la alfombra roja . Nunca fui con sobrepeso porque mi familia es pequeña pero me gustaba pagar por salir antes . Era mi accion de buen samaritano . Eso si , yo era discreto . le metia el billete dentro del pasaporte y le decia : ahi adentro hay un aginaldo por Navidad , aunque fuera Marzo . Y luego ...era llegar y preguntar por fulana o mengana , hacer el disparo y pasar ...eso de ver a los extranjeros sudando como pollos y yo pasando el chequeo de inmigracion aduana en 5 minutps es orgasmico .

Imagen de Anónimo

La unica vez que ido a Cuba fui solo con mi cosas personales, no me pudieron quitar mas que la fosforera que tenia encima los HP.

Imagen de Anónimo

Comprendo y me solidarizo con aquellos que han sufrido en las Aduanas cubanas, pero como esto se trata de compartir experiencias pues les diré que yo llevo 3 años fuera de Cuba y he ido de visita 2 veces, pero mi hija y mi esposa han ido 3 veces en este tiempo y jamás hemos tenido el más mínimo problema en Aduana, pero eso sí, nosotros nos apegamos estrictamente a la ley, a las mercancías que podemos entrar y al peso de las misceláneas y artículos personales y hasta ahora no hemos sufrido el más mínimo percance a excepción de las demoras en el equipaje que ya eso es algo endémico del aeropuerto de La Habana. Por otra parte a los equivocados que recomiendan simplemente dejar de visitar nuestro país para evitar "sufrir" en la aduana, les digo que su propuesta o sugerencia es estúpida e inaceptable por razones tan obvias que no voy a dignarme explicar por qué.

Imagen de Anónimo

La última y única vez que fui me presenté ante tan hijeputas personajes de la aduana con una mochilita con lo necesario. Sabía de toda esta jodedera, así que se las apliqué. Cuando me toca pasar la mochilita por el scaner una mengana aduanera me pide abrir la mochilita y ve 3 barras de chocolate, me pide una, "son de mi madre y abuela", respondí. Ni corta ni peresosa me dice que le regale una de los chocolates: "Dale chico qué te cuesta?" NO, no y no... puso una cara de PINGA, inmediatamente tiró seña a uno que andaba con un perro pudel y saliendo del scaner, el comemierda me tira el perrito encima. "Si me muerde lo mato" le dije. No pasa ná... Son todos unos pendejos corruptos que no tienen ni cojones ni ovarios pera enfrentar ni a su propia realidad. MISERABLES. No sólo los aduaneros, también los que aceptan tales abusos. En fin...

Imagen de Anónimo

El que quiera es dueño de regresar a Cuba; yo, Dios me perdone, no pongo un pie allí más nunca.

Imagen de Anónimo

esto es de p queridos amiguitos, papaitos y abuelitos, hasta cuando????