Lunes, 18 de Diciembre de 2017
22:49 CET.
Opinión

Despotismo y Revolución

Éxodo imparable, escasez de alimentos, decrecimiento del PIB, manifestaciones callejeras, huelgas de hambre, baja productividad, pérdida de credibilidad de los gobernantes, desesperanza, corrupción, apatía,  abusos policiales, promesas incumplidas, proliferación de alcohólicos, delatores, provocadores, asaltantes y proxenetas. 

¿En realidad alguien piensa en serio que Cuba avanza o que siquiera tiene un futuro viable? Viendo a miles de cubanos en Turbo, Colombia, me pregunto si no les dará vergüenza a los gobernantes cubanos que todos los años miles de "hombres nuevos", nacidos después de 1959, y educados por la revolución de Fidel Castro en los principios solidarios y antimperialistas, decidan largarse dejando  atrás casa, familia y propiedades en una estampida semejante a la de los animales de la selva cuando perciben el olor de un incendio. Arriesgarlo todo a cambio de escapar del infierno en que los Castro y comparsa han convertido a Cuba.

Los berlineses democráticos se atrevían a brincar el muro convertido en paredón de fusilamiento, los cubanos tienen la maldición de vivir en una isla cercada por un muro de agua, y aunque Pablo Milanés y otros muchos la amemos hasta el dolor, nada detiene el deseo de todos los que escapan o al menos lo intentan, de ofrecer una mejor vida a sus hijos. Es su derecho.

La crisis migratoria cubana no tiene nada que ver con la Ley de Ajuste Cubano o la Helms-Burton, es producto de la crisis política que vive el país. Los cubanos que se fugan son también emigrantes políticos porque huyen de un régimen que los priva de todo derecho, incluso el de quejarse. Muchos de ellos con el miedo a los fantasmas de la Seguridad del Estado en el cuerpo,  dicen que emigraron a EEUU en busca de mejoras económicas, lo cual aunque es cierto, trae a la memoria que lo que dio inicio a la guerra de independencia cubana en el año 1868 fueron razones fundamentalmente económicas provocadas por la anacrónica y estúpida política de la Corona española respecto a los derechos de los productores, empleados y comerciantes de la Colonia, no solo de los esclavos.

Los cubanos de La Florida y Nueva York que apoyaron a los independentistas habían emigrado en busca de mejoras económicas, pero no por gusto se vieron identificados con la causa de la independencia. Todas las generaciones de cubanos que han sufrido en la diáspora, tienen un denominador común; los gobiernos despóticos que hemos padecido impuestos por la fuerza, pero mantenidos un poco por ingenuidad, otro poco por desidia y mucho por la desunión que nos identifica.

Exigir a los gobiernos de Ecuador, Colombia, Panamá o Centroamérica que permitan el paso o la estancia de los cubanos en esos países por razones humanitarias es justo, aunque no sea la solución del problema. Los países de la región deben exigir al Gobierno cubano que satisfaga la necesidad de libertad que reclama la población de la Isla con los pies en polvorosa.

El Gobierno de Cuba puede ignorar a un puñado de huelguistas porque de manera cínica se desentiende del hecho y a nadie en el mundo le importa que se mueran, las mujeres pueden ser apaleadas en las calles porque en tiempos  en que la violencia contra la mujer casi no es noticia, unas cuantas mujeres  vejadas es algo que no causa escándalo en los países civilizados. Pero la situación de los migrantes cubanos en Sudamérica  afecta a terceros, y los gobiernos de esos países tratan por todos los medios de congraciarse con el régimen de La Habana en lugar de exigirle a Raúl Castro que primero se abra a su pueblo antes que al mundo.

La venta del país a pedacitos a franceses, españoles, canadienses y norteamericanos, no va a  parar el flujo migratorio ni mejorar las condiciones de vida de los cubanos. Permitir que los huelguistas terminen como Zapata Tamayo, tampoco ayuda. Solo leyes justas que permitan el enriquecimiento y la libertad de los cubanos, lograrán que se interesen por regresar a su país en lugar de obsesionarse por dejarlo.

El mundo debe abrirse a Cuba como dijo el Papa, pero sin olvidar que cuando dijo Cuba, se refería a los cubanos, no a la familia Castro, y cuando una empresa francesa paga por la compra de un aeropuerto desnacionalizado, ese dinero no beneficia en nada al pueblo, sino a las finanzas de un grupúsculo oportunista.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

Comparto al 100% el espiritu del articulo. Muy preciso. No obstante me permito corregir al autor cuando dice que "una empresa francesa paga por la compra de un aeropuerto desnacionalizado".Es una practica tan comun como antigua el que los dueños de un negocio contraten a otra empresa para su gestion. El famoso "Havana Hilton" (luego bautizado como Habana Libre) por ejemplo, era propiedad del sindicato de los trabajadores gastronomicos (Cuban Catering Workers Union) pero su administracion le fue contratada al American Hilton Hotels group.Lo mismo sucede con muchos aeropuertos en el mundo. Generalmente estos son propiedad de los gobiernos (ya sean locales o nacionales) pero su administracion es muchas veces contratada a empresas privadas. Lo criticable en este caso no es el hecho sino la falta de transparencia a la hora de seleccionar la compañia a la que se le concede el contrato de gestion. La falta de transparecia es el principal aliado de la corrupcion.Entiendo que el autor no este al tanto de como funcionan las cosas en el mundo real. Es parte de la falta de informacion con que se vive en Cuba.Mis felicitaciones al autor.

Imagen de Sayuno3

Acertado comentario.El verdadero origen de la emigración cubana es político,Irrespeto a las libertades individuales y derechos humanos elementales.Pero nuestros compatriotas ya establecidos en otras tierras se olvidan generalmente de los que no quedamos experimentando la misma opresón y represión a la que ellos fueron sometidos y que les obligó a tomar la decisión de emigrar.Con tantos cubanos fuera de nuestro pais, no se siente su presión sobre los que colaboran con este injusto y oprobioso sistema en que vivimos.Cuando los recientes sucesos de los paises que han negado las visas de transito o aumentado el precio de las visas sólo a cubanos,no se ha mostrado lo solidaridad necesaria para llamar la atención sobre la realidad cubana.No se a realizado , por ejemplo, ,un llamamiento a dejar de consumir productos de estos paises, ni utilizar sus lineas aereas,ni enviar mensajes a traves de las redes sociles denunciando lo que nos acontece.Esto nos hace ver como un pueblo egoista ,dividido y desinteresado por la suerte de sus hermanos.      

Imagen de Anónimo

No solo los berlineses democráticos se atrevían a brincar el muro convertido en paredón de fusilamiento. Lo hacian alemanes del resto de la RDA tambien. 

Imagen de Anónimo

Brillantisimo maestrototalmente de acuerdo con usted.los Castros estan vendiendo ciba a pedacitos y el billete a sus cuentas.con lo que no cuentan los que compran es que cuando el momento llegue lo perderan todo.porque el que compra articulos robados es tan ladron como el ladron.ahora mismo el legitimo heredero de ese aeropuerto esta vivo en Miami.y siempre lo digo cada cubano que escapa como sea la isla carcel es un emigrado politico aunque no lo reconozca publicamente.para mi esta claro .malos gobernantes= mala economia.por ahora habra queesperar.cuba es una bomba de tiempo.nada es para siempre.recordemos como terminaron gadafi Sadaan huseein y FAMILIAS.complices del abuso.